Vientos de libertad

Ganó el pueblo egipcio. Después de 30 años, Hosni Mubarak, dejó el poder. Ya lo dijimos en un post anterior: en el mundo árabe nada será como era. Los pueblos salen a buscar democracia. Basta recorrer la realidad de algunos países de la región para comprender hasta que punto la representación popular es burlada hace años. En Argelia gobierna el presidente Buteflika desde 1999; en Marruecos está el rey Mohamed VI también desde 1999; en Libia Muamar el Gadafi se mantiene en el poder desde 1969; en Siria gobierna Bachar El Asad es presidente desde el 2000, sucedió a su padre; en Jordania desde 1999 está en el poder el rey Abdalá II sucedió a su padre; en Arabia Saudita gobierna el rey Abdalá bin Abdelaziz desde 2005, sucedió a su hermanastro, la familia gobierna el país desde 1932. Hay que sumar Túnez que se sacudió vía rebelión popular el gobierno autocrático de Ben Ali. Y yo incorporaría, no por árabe si no por proximidad por la región, a Irán cuyo gobierno celebra la rebelión egipcia pero prohibió las manifestaciones opositoras. Allí hay una dictadura teocrática desde 1979, cuando la revolución terminó con la monarquía del Sha. Todos los líderes de la región deberán poner las barbas en remojo, el reclamo de justicia y libertad llegó para quedarse.

Vientos de libertad