Al maestro con cariño

Están invitados, la idea es honrar la memoria de uno de los mayores poetas argentinos. Cómo anticipo de la charla, un poema.

EL COÑO ES UNA HERIDA ABSURDA

Reir todos

al mismo tiempo

alrededor de la cuna.

Aullar todos

al mismo tiempo

alrededor de la mesa.

Llorar todos

al mismo tiempo

alrededor del féretro.

 

(De El uso de la palabra, ed. Lumen y en diversas antologías)

 

Al maestro con cariño

Adiós al campeón de la noche

Murió Mario Trejo. Maestro y amigo. Enorme escritor y brillante intelectual. Una especie de Muhamad Alí de la literatura, como lo definió un periodista. Sentiremos la falta de su palabra luminosa y su pensamiento crítico todos sus queridos y todos sus lectores. Alguna vez me pregunté ¿Por qué uno de los mejores poetas argentinos era casi invisible para los medios de comunicación? ¿Por qué una obra poética que por calidad, profundidad y compromiso, sólo era comparable con la de Juan Gelman, no logra la atención de las grandes editoriales? ¿Por qué los suplementos literarios, ocupados en los libritos de los amigos, no desplegaban los poemas de Trejo? Es posible que ahora lo hagan. Esto está entre las grandes paradojas de la Argentina más ingrata.
El hombre que filmó con Bernardo Bertolucci (fue convocado por el director italiano hace un par de años para participar en el homenaje que le hicieron en el Festival de Venecia), que compuso tangos memorables con Piazzolla (Los pájaros perdidos tiene una veintena de versiones), se apagó esta noche, pero como las estrella la luz de su poesía seguirá brillando. “Me doy por vencido./ La religión la mafia/ la política y el fútbol/ el ejército y la moda/ mueven más gente que yo./ Son millones o pocos/ pero totalmente decididos/ al todo por el todo./ Yo sólo tengo que ver/ con las pequeñas multitudes/ de un cine de trasnoche/ con la soledad de los jugadores/ que ofician una partida de ajedrez/ con la tibieza de algunas mujeres…” (“De puño y letra”).  Alguna vez nos enseñó que “la palabra es un bisturí en el cuerpo amado” y que ser escritor de verdad suele implicar un proceso doloroso. Versos suyos se citan de memoria sin saber de su autor: “De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo/ de la derecha cuando es diestra/ de la izquierda cuando es siniestra” o “La mejor manera de esperar es ir al encuentro” o “El coño es una herida absurda” o “La vida es un pasaje de ida solamente/ sálvese quien quiera”. Deja un libro imprescindible: El uso de la palabra, y un inédito deslumbrante: Ley debida y deja su voz resonando en nuestras cabezas y corazones. Isidoro Blaistein se preguntó en una de sus anticonferencias: “¿Por qué los poetas son los espías de Dios y no el poeta es el espía de Dios? Simplemente porque Dios es el más grande de los poetas”. Si es así, estará discutiendo ahora mismo con Mario Trejo sobre poesía. Tendrá que acostumbrarse, Mario no pierde fácilmente una discusión.

 

Nota: En nombre de Fernanda, la mujer de Mario, y de sus amigos. Gracias a los médicos y enfermeros del Guemes. Gracias a Diego Rodríguez de Bienestar en Casa y, en especial, a Carlos Belastegui y a Yeni, a Sujei. Al doctor Rojo del PAMI.

Adiós al campeón de la noche

La boda de un campeón de la noche

Mario Trejo se casa mañana con su joven y bella pareja, María Fernanda. Está feliz. Anoche con otros amigos poetas le hicimos una suerte de despedida de soltero, hubo empanadas, abrazos, poesía, vino y música. Fue una misa pagana de celebreción de la amistad.

El jueves a las 14,15, en el Registro Civil de la calle Uruguay, en el centro porteño, se cumplirá con un acontecimiento social pero a la vez un ademan de vida, un canto al amor. A los 85 años, uno de los mayores poetas argentinos se casa.

El actor de Bertolucci, el amigo de Urondo, el músico de Jazz sin instrumento, el quinto de la mesa, el coautor de tangos con Piazzolla, el creativo irreverente del Di Tella, el errante, el gran maestro, está feliz y vale la pena celebrarlo.

Les dejo un video que publicó hace muy poco la revista digital Lamas Médula. El que lee es Trejo, las imágenes pertenecen al documental La Vía del Petróleo de B. Bertolucci dónde un Trejo joven se interpreta a sí mismo.

La boda de un campeón de la noche

El uso de la palabra (broli de la semana)


“Me doy por vencido/ La religión la mafia/ la política y el fútbol/ el ejército y la moda/ mueven más gente que yo./ Son millones o pocos/ pero totalmente decididos/ al todo por el todo/ Son millones o pocos/ pero totalmente decididos/ al todo por el todo./ Yo sólo tengo que ver/ con las pequeñas multitudes/ de un cine de trasnoche/ con la soledad de los jugadores de ajedrez/ con la tibieza de algunas mujeres./ Leo/ vuelvo a ver una película/ hago noche en Coltrane/ y estiro el brazo y acaricio a mi bella/ que fuma y ahora me convida.”  (De puño y letra)

Este poema es de Mario Trejo. Un escritor tan extraordinario como invisible. Hace poco escribí una nota para el diario Crítica sobre la aparición de una Antología de sus poemas, editada por el Fondo Nacional de las Artes, bajo el título Un nobel para Mario Trejo.

Sugiero para los amantes de la buena poesía acercarse a ese libro o a su celebrado El Uso de la palabra (edición de Colihue, 27 pesos)  Los recomiendo amorosamente. Para mí es un maestro imprescindible.:

El uso de la palabra (broli de la semana)