Qué te pasó José?

José es una metáfora dolorosa de  una manera argentina de entender el sindicalismo. José Pedraza es hijo de ferroviario. Como muchos, en la época de gloria del ferrocarril, siguió los pasos de su padre. Su hogar en Córdoba era humilde. Alguna vez confesó que llegó a pasar hambre. En 1960, cuando todavía era un pibe ingresó al ferrocarril Belgrano como obrero. Se acercó al marxismo pero al poco tiempo su ideología viró de la izquierda ortodoxa al peronismo.Se hizo dirigente sindical e ingresó a la CGT de los Argentinos. Fue encarcelado por su militancia. Durante la dictadura participó de los paros contra el gobierno ilegítimo. En los ochenta se sumó al grupo de los 25 que enfrentó a la ortodoxia peronista encarnada en Lorenzo Miguel y Herminio Iglesias. En 1985 ganó las elecciones y se convirtió en secretario gral de su gremio. En los noventa fue seducido por Carlos Menem y apoyó el proceso de privatizaciones que destruyó el ferrocarril. En pocos años se perdieron unos 30 mil km de vías y fueron eliminados cien mil puestos de trabajo. Muchos pueblos fueron condenados a la desaparición. Nunca rindió cuenta por su complicidad en la destrucción de los ferrocarriles. En 1996, asumió la secretaría gral de la Unión Ferroviaria. (es curioso, siempre contó con el apoyo de los trabajadores. Ayer hubo un paro en el Roca en defensa “de su líder”) En el 2006 fue procesado y embargado por el desvío de fondos en su sindicato. Ayer fue detenido en su lujoso departamento de Puerto Madero. Esa es su casa alternativa. La justicia sospecha de su participación en la organización de la patota que reprimió una protesta del PO y trabajadores tercerizados que terminó con el asesinato de Mariano Ferreyra. Según una fuente judicial, los ferroviarios actuaron “en defensa de sus negocios”. La empresas tercerizadas están manejadas por miembros de la Unión Ferroviaria y fliares de Pedraza. De un hogar humilde de Córdoba a un departamento de Puerto Madero; de peón ferroviario a empresario de los ferrocarriles; de defender a los trenes a destruirlos; del marxismo al menemismo; de la lucha a los negocios. Qué te pasó José?

Anuncios
Qué te pasó José?

Preguntas sobre la sangre

Mariano Ferreyra tenía 23 años y desde su militancia política –equivocado o no– pretendía un país más justo. Una bala detuvo su sueño. Y mientras los asesinos gozan de amparo y los miserables de uno y otro lado tratan de sacar algún provecho político de esa muerte, vale la pena hacernos algunas preguntas:

-¿Por qué la democratización del modelo sindical argentino, a todas luces autoritario y violento, no está en la agenda de la política?

-¿Por qué nadie hace nada para detener la violencia intersindical? (Desde el 2006 murieron cinco personas y medio centenar resultó con heridas en enfrentamientos gremiales).

-¿Por qué José Pedraza, que participó activamente de la destrucción del Ferrocarril, sigue siendo el Secretario General de la Unión Ferroviaria? (Cabe recordar que fue menemista, duhaldista y hasta se dijo kirchnerista).

-¿Por qué sigue haciendo negocios con el Estado?

-¿Por qué, como muchos otros capitostes gremiales, es millonario?

-¿Por qué una dsiputa gremial, por salarios y reicorporaciones, se dirime en la calle y  no en el Ministerio de Trabajo?

-¿Por qué la Policía no logró realizar ninguna detención si estaba cerca del foco de la pelea?

-¿Por qué los barras bravas nutren a las fuerzas de choque sindicales?

-¿Por qué los dirigentes del Partido Obrero, el MRT, Quebracho y otras organizaciones  impulsan a los jóvenes militantes y estudiantes a concurrir a los conflictos gremiales aun cuando saben que habrá violencia?

-¿Por qué los alientan a la acción directa?

-¿Por qué los dirigentes troskistas argentinos siguen apostando a que “cuanto peor mejor”?

-¿Existe alguna relación entre el acto multitudinario y pacífico del viernes pasado en River con la violencia inusitada que terminó con la vida de Mariano Ferreyra?

-¿Por qué los Gordos de la CGT siguen dispuestos a defender sus privilegios a sangre y fuego?

-¿Por qué es tan fácil golpear o asesinar cuando se cuenta con amparo político o sindical?

Se podrían elaborar muchas preguntas más. Cada quien puede agregar las suyas.

El problema de Argentina no es la violencia, ni siquiera el delito o la corrupción que atraviesan a la sociedad. El problema de la Argentina es la impunidad. La impunidad es el karma nacional. La lacra a remover. El lastre que nos impide avanzar hacia un modelo pleno de justicia y libertad.

Es imprescindible que los asesinos de Mariano reciban el castigo que se merecen. Es necesario saber quienes y por qué volvieron a teñir de sangre las calles.

Preguntas sobre la sangre