Los profetas del odio

Estoy entre triste e indignado. Leí el comentario de Aquiles M que, le pedí a DET que borrara, y mi primer impulso fue impedirle el ingreso al blog. Por ahora me limitaré a esta advertencia. Pensé este espacio como un lugar de intercambio de ideas. No siempre lo logro. Muchas veces las chicanas se imponen a la discusión seria e inteligente. Otras se hacen apologías de criminales o torturadores. He tenido un espíritu abierto, privilegiando la libertad de expresión a los límites para opinar. Pero lo de Aquiles es una provocación que me cuesta calificar. Como pudieron leer en mis post anterior, estoy en desacuerdo con los dichos de Fito Páez. Por ser una simplificación y por prejuiciosos. Creo que fueron escritos en caliente y sin pensar demasiado. Ahora bien, no dejé de observar que muchos de los intolerantes de siempre -que abundan en los medios y en la política- fueron los primeros en calificarlo de intolerante. Los que aplaudieron a Vargas Llosa cuando comparó sin ambages al peronismo con la corrupción, o los que relacionan militancia con militar, o dicen que todos los que se movilizan lo hacen por un choripán, o los que dijeron que había que tirar a su adversario político por la ventana, y otras barbaridades. Pero Aquiles utilizó un infame informe de Seprin (organismo formado por ex servicios de inteligencia) dedicado a todo tipo de operaciones de prensa destinadas a difamar, donde se responsabilizaba a Fito del asesinato de su tía y su abuela. Conozco a Fito y conozco la historia. Seprin no  menciona el origen de la información , como siempre. No podría porque es una patraña. Lo importante es ofender y enlodar. Citar una fuente como esta es una bajeza. Me encantaría que Aquiles, y otros cuantos de su mismo nivel moral, visiten otro blog y no el mío. Por ahora mantendremos el libre ingreso a éste. Pero todo tiene un límite. No sé por qué hay tantos fachos en la red.

Anuncios
Los profetas del odio