¿Bailando en el Titanic o justa alegría?

Por lo menos una decena de oyentes de Mañana es Tarde, el programa que hacemos en Radio Del Plata, se manifestó alegre por la crisis financiera que viven los Estados Unidos.

Las razones son diversas, es la coronación de ocho años de soberbia y avasallamiento norteamericano en el mundo; es el final de un discurso blindado que exportaron a los países subdesarrollados (la no intervención del Estado) y es el crack del capitalismo tal cómo lo vimos hasta ahora. Pero más allá de estas cuestiones, que comparto, lo cierto es que la crisis impactará en la Argentina, aunque está claro que no de una manera virulenta.

Por suerte nuestro aislamiento financiero y la fortaleza de la economía, mitigarán el impacto. Pero habrá impacto. Como me dijo alquien: “no nos caeremos de un piso 25 pero nos caeremos del primer o segundo piso”. El presidente de Brasil, Luis Inácio Lula De Silva dijo: “Los países pobres no pueden ser víctimas del casino montado en el sistema financiero estadounidense”. Algo similar opinó Cristina Kirchner en su reciente visita a Nueva York. Pero nadie garantiza que no será así.

¿Hay algo para festejar?

Anuncios
¿Bailando en el Titanic o justa alegría?