El boludo

El 28 de agosto se cumplió una nuevo aniversario de la muerte de Isidoro Blaisten (murió en 2004). Un enorme cuentista (además librero de profesión), en mi opinión, un tanto olvidado.

Sus libros Dublin al Sur y, en especial, Cerrado por Melancolía, me impactaron en mi juventud y me marcaron un camino amable hacia la literatura. Sus brillantes Anticonferencias todavía acuden a mi vida cada vez que las evoco. Para qué sirve un poeta, es una declaración de principios que comparto y adoro.

Esta mañana abrí el programa leyendo un texto suyo. No un cuento sino un poema. “Qué boludo, ¿si es un gran cuentista por qué leyó un poema?”, se preguntarán uds. Será por eso, por boludo, que elegí El poema del Boludo.

Espero lo disfruten, se reproduce por gentileza de Vorterix y no es ninguna boludez.

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/08/Poema_del_boludo.mp3%5D
Anuncios
El boludo

El equipo del Gordo (el broli de la semana)

Es la tercera vez en pocos meses que compro un ejemplar de Arqueros, goleadores e ilusionistas (Seix Barral, 36 mangos) para regalar a un amigo.

La obra de Osvaldo Soriano es deliciosa en casi toda su extensión. Sus novelas son divertidas e inteligentes, mis dos preferidas: A sus plantas rendido un león y la primera, Triste, solitario y final. Pero sus relatos de infancia y adolescencia en el sur; sus increíbles partidos de fútbol, las crónicas sobre Obdulio Varela  o la fundación de San Lorenzo y los últimos capítulos sobre las peripecias del Míster Peregrino Fernández alegran el corazón.

He vuelto a leerlas junto a mi hijo Luciano, al ritmo de un relato cada uno, y fue una fiesta de emoción y carcajadas. Para los futboleros, junto a Puro Fútbol de Fontanarrosa, es de lectura obligatoria.

Así son las novelas del fútbol: risas y llantos, penas y sobresaltos. González corrió con los brazos en alto a saludar la memoria de su padre. Llevaba lágrimas en los ojos y sus compañeros lloraban con él. De esa pasta están hechos los goleadores. Fantasmas que salen de ninguna parte. OSVALDO SORIANO

El equipo del Gordo (el broli de la semana)