Amigos son los amigos

El martes por la noche tuve una agenda placentera y cargada:  mientras trataba de sintonizar bien mi pequeña radio para no perderme la exposición de la presidenta Cristina Fernández sobre Papel Prensa apuraba el paso para llegar a la charla que en Eterna Cadencia, esa hermosa librería de Palermo, brindó el escritor argentino, radicado en Francia, Alberto Manguel. De allí me fuí a un exposición de espumantes (los deliciosos Alma 4) organizada por la bodega Zuccardi. Cerca de la medianoche varios colegas me llamaron alarmados porque habían visto en el programa DDT que conduce  Jorge Lanata en Canal 26, como el diputado y dueño de América TV, Francisco De Narváez decía, ante la consulta sobre el levantamiento de 3 Poderes y Lado Salvaje, algo así -yo no lo ví- como que “yo era su amigo y que nos habíamos reunido y que estaba todo bien”. Me veo obligado -también se lo pediré a Lanata- a hacer algunas aclaraciones:

1. No soy amigo de Francisco De Narváez. Como la mayoría de la gente elijo a mis amigos. Son los mismos desde hace años. Siempre me relacioné con DN como dueño del Canal dónde trabajé tres años o como un actor de la política.

2. Es verdad que mantuvimos una reunión después de mi paso por el Senado de la Nación. Fue a su pedido. Fue una reunión que estuvo muy lejos de la cordialidad. Comenzó con esta pregunta lanzada por el diputado: “Sos conciente de cómo me estás perjudicando?”.  Lo que me causó gracia. El dueño de casi todo, me decía a mí, el periodista al que le habían levantado dos programas y una columna de radio que él era la víctima. Le dije que en todo caso él se perjudicaba a sí mismo por decidir los levantamientos o, a lo sumo -ya que negaba su participación en la decisión del canal- lo perjudicaban sus socios Daniel Vila y José Luis Manzano.

3. No nos pusimos de acuerdo en NADA. Es más me hizo una advertencia: “saldremos a decir que vos mentís, porque lo que pasó fue que terminaron los contratos de tus programas y como no coincidías con la línea editorial del canal, fuero levantados”. A lo que yo respondí: “ustedes tienen muchos medios y yo me tengo a mí mismo: cada vez que digan que miento yo contaré lo que pasó, vamos a ver a quién le cree la gente”.

4. Los levantamientos de 3 Poderes y Lado Salvaje, junto a la suspensión de mi columna en LT8 de Rosario constituyeron actos de censura y persecusión periodística. Acaba de señalarlo de esa manera hasta ADEPA la organización que reúne a los dueños de los diarios. Algo así como los pares de Francisco De Narváez.

5. Francisco De Narváez se lamentó en aquella reunión: “me dicen censurador y eso es injusto”. No, no lo es. Y me alegro que algunos colegas, aunque pocos, por lo menos se lo pregunten o se lo recuerden. Como lo hizo recientemente Roberto Sepúlveda en una nota que le hizo en radio Nihuil y como hacen los estudiantes cada vez que pisa una universidad. Aunque el diputado brinde su graciosa versión. La gente dirá a quién le cree. Por lo pronto, espero que esas preguntan lo acompañen durante mucho tiempo.

Anuncios
Amigos son los amigos

El cinismo de Francisco

El 7 de junio de 2009 cayó en domingo. En el programa 3 Poderes del canal América se nos pidió una entrevista a Francisco De Narváez, uno de los dueños del canal, y principal candidato de la oposición en la pcia de Buenos Aires. Entonces le planteamos a las autoridades América que la única manera de entrevistarlo -dada su condición de socio de socio de Daniel Vila y José Luis Manzano en el canal- era hacer una entrevista rigurosa. Era la mejor manera de despajar dudas: no habría un trato especial por su condición. Caso contrario era mejor no hacerla. El canal tenía otros programas dónde podrían hacer la nota. Nos dieron el ok.

Tal vez en ese momento pensaron que sería bueno para el candidato someterse a una entrevista así.  Finalmente la nota se hizo. Esto determinó que el programa fuese cambiado de día y horario, como primer castigo.

Luego vino una historia que ya conté varias veces: no nos sumamos a la guerra lanzada por el canal contra la ley de Medios. También lo avisamos: “debemos preservar la credibilidad del programa, como sabemos que la norma afecta al canal, sólo haremos debates sobre la ley, sin emitir opinión personal”. Pero a las autoridades de América no les alcanzó.

Eran los días en que Vila decía que la ley equiparaba al gobierno de CFK con la dictadura de Videla.  Aunque en ningún momento vulneramos la línea editorial del medio, América decidió el levantamiento de 3 Poderes, un mes antes de terminar el contrato, también cesaron las emisiones de Lado Salvaje (América 24) y levantaron mi columna radial en LT8 que llevaba doce años en el aire (la radio es del grupo desde hace unos diez).

De Narváez quiere ser presidente -si lo deja la Corte Suprema- o gobernador. Seguramente para defender la libertad de prensa. Y si lo dudan los invito a leer las declaraciones de don Francisco a cadena 3, publicadas por Clarín.

“El kirchnerismo trata de callar al periodismo”

El diputado por el Peronismo Federal, Francisco de Narváez, salió ayer a cuestionar duramente al Gobierno por su embestida contra los medios. “El kirchnerismo avanzará sobre los medios de comunicación con o sin ley”, disparó.

“Lo que intentan hacer es silenciar la libertad de expresión, que no se pueda decir la verdad que uno tiene. Este periodismo no es light, sino silenciado, en base al poder que mal ejerce el kirchnerismo, tratando de callar al periodista que hacen el verdadero periodismo, el periodismo que debe ser incómodo para la clase política. Le tengo mucho cuidado a esta norma, es una ley que está judicializada”, puntualizó De Narváez.

En diálogo con Cadena 3, también cuestionó las iniciativas de Cristina Fernández de Kirchner contra los medios y las asoció con su “ambición de poder”. Ante eso, sostuvo, “lo que hay que hacer el año que viene es redoblar el esfuerzo, con una condición: la construcción, y abandonar las peleas que no le suman nada a la gente, no sólo a los políticos sino a todos los arcos sociales”.

Por otra parte, se refirió a los anuncios que el Gobierno realizó sobre el otorgamiento de un millón de decodificadores en sectores bajos para que puedan ver la Copa del Mundo. De Narváez afirmó: “La gente los va a vender. Camino permanentemente la provincia de Buenos Aires. Estuve en Lomas de Zamora y preguntaba si habían recibido el decodificador y qué harían con él, y me decían que los venderían. Esa gente no quiere un codificador, quiere trabajar. Los argentinos saben que este Gobierno ha utilizado el poder para humillarlos. Confío más en los más necesitados que en los menos. La dignidad de la familia humilde argentina es mayor”.

De Narváez dijo que, para ganarle al kirchnerismo, la oposición tiene que consensuar proyectos. “Podemos ir juntos pero no revueltos —indicó—. No nos podemos unir para ganarle sólo a los Kirchner, tiene que salir de un proyecto y debemos ponernos en claro qué vamos a hacer con la inseguridad y con el empleo”.

El cinismo de Francisco