Postales inglesas

Como prometí les acerco algunas curiosidades más de mi viaje por Inglaterra. Mientras yo doy vueltas por aquí, otra vez se habla  de las Islas Malvinas, algo impensado porque  los medios de comunicación ingleses, europeos en general, se ocupan poco y nada de los que pasa en sudamérica. En general lo hace cuando ocurre alguna catástrofe o un sacudón político o social, por fortuna cada vez menos inhabitual. Pero habló el Primer Ministro y algo cambió, acá y allá.

Para muchos la insólita afirmación de David Cameron, sobre que Argentina tiene una actitud colonialista, es una nueva movida  para distraer a la opinión pública local de los ajustes severos y la crisis económica que vive el país. Hace tres años cuando estuve por aquí recuerdo que subí un post sobre mi recorrida por el Museo Imperial de Guerra. Allí les mostré una sala dedicada a la guerra de Malvinas. Hay una de cada contienda en la que participó el ejército de Su Majestad.

El gran Imperio acusa de imperialista a un país sudamericano que no tiene ni tuvo nunca un enclave colonial. La política da para todo. Lo cierto es que mientras pasa todo esto detuve mi cámara en algunas situaciones que me sorprendieron.

Un papá que pasea a su hijo con correa por la bella e histórica ciudad de York, costumbre que se extiende por Europa en nombre de la seguridad; baños privatizados en la estación de Edimburgo (ciudad que me dejó fascinado) y la resurrección de Margaret Thatcher, cuyo rostro -el de Meryl Streep en realidad- aparece en la publicidad de los autobuses y los subtes londinenses, como si su gobierno no hubiese dejado una tremenda secuela de desamparo y destrucción de empleos. Sin contar la guerra de Malvinas, claro.

La película Iron Lady despertó críticas y generó adhesiones por igual, pero convoca cada día a multitudes a los cines (por cierto, muy caros: 10 libras, unos 65 pesos). A 30 años de aquella guerra demencial, el film parece una reivindicación de  La Dama de Hierro. Sólo eso debería dejar un regusto amargo. Acá y allí, allá y aquí.

 

Postales inglesas