La crisis menos pensada

Mi comentario editorial en Guetap (se reproduce por gentileza de Vorterix.com 103.1).

Los más y los menos de la protesta de gendarmes y prefectos. La responsabilidad política. La reacción de la oposición. Los errores del gobierno. La delgada línea que separa un reclamo salarial legítimo de un desacato a las autoridades democráticas.

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/10/editorial_prefectos_7kc.mp3%5D
Anuncios
La crisis menos pensada

CFK, el FMI y el INDEC

El discurso de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, en la ONU, sigue generando polémica.

En la editorial de la radio, que se puede reproducir aquí por gentileza de Vorterix.com, pregunto si es posible reivindicar como positivo que la presidenta haya rechazado las presiones del FMI y, a la vez, señalar que el manotazo al INDEC es una de las decisiones más desastrosas tomadas por el gobierno nacional.

Concluyo que hacerlo, más que posible, es imprescindible. Las estadísticas en Argentina no son creíbles y no sólo ocultan inflación, también ocultan pobres y, por consiguiente, impiden acertar con las políticas públicas que deberían contrarrestar la pobreza.

Posteo el comentario para que sigamos discutiendo.

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/09/Editorial_7KC0926.mp3%5D
CFK, el FMI y el INDEC

Maneras de leer la calle

Las dos notas más interesantes de este fin de semana sobre la movilización, con cacerolas incorporadas, del jueves 13 de septiembre contra el gobierno de CFK , llevan las firmas de Mario Wainfeld en Página/12 “La gente en las calles” y Beatriz Sarlo en La Nación “La maldición argentina de ser hoy un representante de la clase media“.

El periodista señala, sin abandonar sus críticas a los manifestantes, “…todo gobierno inteligente y atento a su conservación debe atender a la calle”. La columnista de La Nación, después de defender la movilización de la clase media, apuntó: “Detestar al kirchnerismo no produce política”.

El ninguneo y el desprecio a la movilización del jueves pasado es un error político y un gesto gratuito de soberbia. Los repudiables insultos a la Presidenta y el odio expresado por algunos de los movilizados no deberían impedir el análisis racional del reclamo. En la calle hubo de todo. Sin embargo, en el oficialismo eligieron el camino más torpe.

Así, Abal Medina, Julio De Vido y Jorge Coscia compitieron para ver quién le pegaba más duro a la concentración.

Tomar nota de lo que pasó no implica hacer ninguna concesión. Del otro lado, la variante más tonta, pensar que el cacerolazo implica un fin de época o como dijo un encendido Mauricio Macri: “uno de los días más importantes de la historia argentina”.

Algo recurrente en este sector es confundir el deseo con la realidad. La oposición está lejos de capitalizar ése descontento tan variopinto.  La humildad ayuda a entender. Aunque en Argentina, la humildad es una especie en peligro de extinción.

Maneras de leer la calle

Dios y CFK

Hace cuatro o cinco años que el periodismo en Argentina tiró por la borda los parámetros de rigor y precisión que deben acompañar a una noticia a la basura. En medio de la pelea entre el gobierno y el grupo Clarín dejó de ser importante que un hecho sea cierto. Lo relevante para una trinchera o la otra es que ese hecho, mejor dicho, su versión noticiable, afecte al “enemigo”.

En estos días se puede comprobar esta hipótesis con un ejemplo. La presidenta, tal vez víctima del uso y abuso que hace de sus presentaciones públicas, utilizó una frase poco feliz: “Sólo hay que tenerle miedo a Dios… y un poquito a mí”. La frase sacada de contexto suena autoritaria y amenazante. Impropia de una mandataria de un país democrático. Es sabido que, como refiere el refranero popular, el poderoso es bien tenido cuando es más respetado que temido. Así la levantaron la mayoría de los medios críticos al gobierno, y destacados dirigentes opositores consultados al minuto, respondieron sobre la afirmación con enojo, preocupación y fastidio.

Sin embargo, la frase completa hacía referencia a los funcionarios del Poder Ejecutivo, no a los opositores. Incluso, la Presidenta aclaró que hacía referencia a los funcionarios que había nombrado y en relación a su eficacia en la gestión. Pero esta parte de la frase fue omitida deliberadamente en las crónicas.

No estaría mal que los funcionarios corruptos e ineficaces le tuvieran un poco de miedo a la Presidenta. Tampoco estaría mal que la Presidenta se desprendiera al momento de los funcionarios que roban, utilizan el Estado en beneficio propio o son unos inútiles. Eso le daría un sano sustento al temor que imaginamos. Pero más allá de esto, está claro que, como no me canso de señalar, en medio de esta guerra la primera víctima es la verdad.

Leer críticamente la información, saber desde dónde se emite, pensar en los por qué y los para qué de una noticia, se han vuelto tareas indispensables.

Dios y CFK

Los maestros actores

Un grupo de maestros de la Escuela Primaria Nro 13 de Monte Castro hicieron una representación “actoral” parodiando a Mauricio Macri y a su Ministro de Educación, Esteban Bulrich.En el acto el dúo del PRO trata de destruir todo lo que signifique Escuela Pública. Seis docentes fueron separados de su cargos y pasados a tareas administrativas.

Independientemente de quién sea el sujeto de la burla o la parodia (Cristina Kirchner, Binner, Alfonsín o Macri), a mí me parece reprochable que se utilice el escenario de la escuela para “gastar” a un dirigente votado democráticamente. Frente a los alumnos y los padres que no habían sido convocados para eso. En todo caso, si quieren cuestionarlo hay otros escenarios.

La burla no tiene nada que ver con la defensa de la escuela pública. Y  menos la utilización de los pibes como público obligado de esos posicionamientos políticos. No creo que deba aclarar, a esta altura, lo que pienso sobre la escuela pública. Sí coincido con los docentes, en que la medida aparece como excesiva.

Les sugiero escuchar esta charla que mantuvimos con Manuel Gutierrez, secretario de prensa de Ademys (se reproduce por gentileza de Vorterix) Ellos proponen un paro. Una respuesta que parece tan excesiva como la sanción. ¿Qué opinan uds? 

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/08/manuel_gutierrez.mp3%5D
Los maestros actores

Made in Lanús

La inseguridad está entre las principales preocupaciones de los argentinos. Esto lo revelan casi todas las encuestas. No es fácil determinar si hay más delitos, lo que está claro es que cada vez son más violentos.

El asesinato de un abuelo en Lanús desató nuevas protestas vecinales y una nueva polémica. Clarín y La Nación desplegaron el tema en tapa y con foto. Página 12 y Tiempo Argentino no lo consignaron en sus portadas.

Entre la amplificación y la negación, hay una realidad que las fuerzas de la democracia deben enfrentar. Las causas socioeconómicas que potencian el delito y, a la vez, las formas más eficaces para combatirlo.

Más allá de las posiciones políticas de cada uno, vivir en paz y sin miedo debería ser una discusión pre-ideológica.

En Guetap, el programa que hacemos cada mañana en Vorterix (103.1 Vorterix.com) entrevistamos al concejal de Lanús Salvador Baratta.

Es muy interesante escucharlo. En su momento el actual concejal del Frente para la Victoria fue subjefe de la policía bonaerense y fue muy crítico con la cobertura política a los delitos y con la situación en la que está la policía. Ahora es muy crítico de la gestión del intendente Darío Pérez y de las autoridades provinciales. Reproducimos el audio por gentileza de Vorterix.

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/08/0822_baratta_7kc.mp3%5D
Made in Lanús

Palabra de fiscal

La disputa entre el gobierno nacional y la oposición en muchas ocasi0nes entra en una dinámica tipo River-Boca que empobrece cualquier debate. Ante el proyecto de estatizar la ex Ciccone la mayoría de los legisladores de la oposición se manifiestan en contra de la medida porque dicen “puede garantizar la impunidad“. Se refieren a la investigación judicial sobre la posible participación del ex ministro de Economía, y actual vicepresidente Amado Boudou, en una gestión para favorecer a Alejandro Vanderbroele y el misterioso grupo The Old Fund en la compra de la imprenta.

Dada la importancia institucional de la persona investigada (ahora se sumó también el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, quien otorgó una moratoria a la cuestionada empresa) es fundamental que la justicia cumpla su tarea de manera eficaz y transparente. Con todo, la decisión de devolver a mano del estado la empresa que hace billetes como una subsidiaria privada es correcta.

Iniciativas parlamentarias exigiendo ese camino fueron presentadas, entre otros, por opositores muy críticos como Pino Solanas. No registrar esa necesidad del Estado, para las fuerzas progresistas, es una contradicción evidente. El coro que, siguiendo algunos postulados periodísticos, señala que la estatización evitará la investigación judicial no tiene ningún asidero en la realidad.

En una nota exclusiva con el fiscal federal Jorge Di Lello, encargado de instruir la causa, esto queda claro. El fiscal ratificó que, por el contrario, la estatización puede facilitar algunos aspectos de la investigación que está llevando adelante.  En especial  quienes son los dueños.  Como suele decirse: una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

Se reproduce la nota por gentileza de Vorterix 103.1 y Vorterix.com.

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/08/dilello-7kc.mp3%5D
Palabra de fiscal