Hombres de acero

Protesta de los trabajadores por el cierre de Arcelor Madrid

El cierre de una empresa es un espectáculo triste en cualquier lugar del mundo. Todos sabemos que el trabajo dignifica. Esta vez le toca a Europa y a España en particular, ver de qué manera impiadosa muchas firmas deciden cierres y ajustes. El caso de la planta que la multinacional del acero Arcelor Mittal acaba de cerrar en Madrid es emblemático. Se trata del grupo productor de acero más importante del mundo. En Argentina,  Acindar forma parte de este pulpo que emplea a más de 320.000 personas  y posee plantas productivas en 27 países.Y digo emblemático porque simplemente para ajustar decidió cerrar una planta y dejó en la calle a casi medio millar de trabajadores. Tuve la oportunidad de acompañarlos en su reclamo ante el Ayuntamiento de Madrid (éste es uno de los varios videos que filmé ese día). Como escribió el poeta Juan Gelman: “hay que aprender a resistir, ni a irse ni a quedarse, a resistir”. En este caso la decisión de un grupo de burócratas desalmados que resuelven sobre la vida de cientos de trabajadores como si éstos fuesen sólo números. El lema que utiliza el grupo es “transfromando el futuro”, el tema es en qué quieren transformarlo.

Anuncios
Hombres de acero