Comerciantes que quieren vender

En medio de la recesión y la crisis que amenaza a Europa, los comerciantes anuncian sus descuentos post Navidad. Si bien para nosotros todo es prohibitivo, lo cierto es que las rebajas son impresionantes: van desde el 50 al 75 por ciento. Y me pregunto: ¿Por qué en Argentina es tan difícil que existan rebajas de este tipo? Igual, les cuento que si occidente no baja su fiebre de consumo será devorada por ella, o peor todavía, será devorada por los millones que no pueden consumir lo necesario para sobrevivir cada día. Un viejo maestro del periodismo solía decir: No se puede comer manjares al lado de un hambriento, o por lo menos no se lo puede hacer durante mucho tiempo, porque el hambriento tarde o temprano salta sobre la mesa.

Rebajas en la crisis
Rebajas en la crisis
Comerciantes que quieren vender

Malvinas y ¿las guerras en la paz?

Lamentablemente hemos hablado mucho de la guerra en el comienzo del 2009. En Londres visité el Museo Imperial Británico. Me resultó impresionante, primero porque es como sumergirse en la historia del siglo XX, un siglo violentísimo que algunos historiadores dicen que terminó con la caída del muro de Berlin y empezó en la guerra del 14. Los aviones de la foto están en el hall central y el águila nazi no es otra que la que se exhibía en el Reichstag antes de que llegaran los aliados por un lado y los rusos por el otro y terminaran con el proyecto genocida de Hitler. Hay unas grandes salas dedicadas al desembarco en Normandia, el famoso dia D, que para los británicos es uno de los hechos sobresalientes de su historia bélica. Todo se mezcla: un pub con libros, la Tate Modern, los músicos en las calles, Shakespeare, Wilde, Joyce y todos los otros grandes de la literatura y el pensamiento… Y el Museo de la Guerra. Asi de contradictoria y brutal es la vieja Inglaterra, así es el mundo que parece empeñado en morderse la cola. Aqui les dejo una perlita en video que se refiere a la guerra que más nos duele a los argentinos. ¿Gaza será una guerra en la paz?. Un abrazo.

Malvinas y ¿las guerras en la paz?

Un pub con libros y la pena por Gaza

Hola amigos. Aquí estoy con mi amigo Pablo en un pub de Londres llamado Enterprise (la foto es de Luciano). Me encantó porque las ventanas tenían pintada la cara de Joyce y las paredes, todas de madera, están cubiertas con bibliotecas repletas de libros. Pero no se crean que se trata de un reducto intelectual, esa tarde los parroquianos se preparaban para ver un partido del Manchester por tele y, más tarde, un torneo de dardos. La cerveza negra, el vino y cualquier otro trago no son allí contradictorios con la lectura. Claro hay que estar sobrio para poder leer. Un bar con libros es una hermosa imagen que habla de un país y sus maneras culturales. Aunque ese mismo país tenga un museo sólo para contar sus guerras (el British Imperial War), pero ya les contaré más sobre ese sitio en otro post.

Ahora aprovecho para pedir disculpas por los días de desconexión. No me colgué ni mucho menos. Pero en París estuve sin acceso a wf y eso me complicó. Por lo demás pasé unos días contradictorios, por un lado muy feliz por reencontrar a amigos muy queridos -todo el mundo debería conocer a Flavia y su familia. Ella es un ser luminoso, ese tipo de persona que hace todo más sencillo y alegre- y por otro lado conmocionado por los sucesos en Gaza. También en París hubo manifestaciones de repudio al desproporcionado ataque israelí. No sé si a esta altura es necesario aclarar que Hamas me parece una organización detestable. Pero la respuesta de Israel es incalificable. Es más, considero que el ataque es un error que se pagará con el tiempo ya que radicaliza a miles de personas con posiciones moderadas y atenta contra la idea de los dos Estados soberanos en Palestina. Israel no conseguirá ganar seguridad con guerras y ataques fulminantes. Les cuento que algunos analistas, de los principales diarios europeos, ven en el ataque una carta blanca de Bush a la administración hebrea -la última-porque esto no se repetirá con Obama. Veremos. NO lo tengo muy claro. Lo cierto es que a pesar del viaje y todas sus circunstancias agradables no puedo evitar la preocupación y la pena. Como siempre los civiles de ambos lados pagan las consecuencias. Escribo esto en el tren que me lleva a Roma desde París. Son quince horas de viaje. Un alto en el camino pero en movimiento.
Prometo aparecer más seguido. Abrazos.

Un pub con libros y la pena por Gaza

Dale una oportunidad a la paz

Estas imágenes fueron captadas por el fotógrafo Ric Sajor, amigo de mis amigos Pablo y Verónica, muestran la intensidad de la protesta en Londres contra el ataque israelí en Gaza. Según fuentes independientes unas 40 mil personas se reunieron en Trafalgar Square, la mayoría musulmanes británicos. Muchos reclamaron a las autoridades inglesas por su pasividad ante la situación. Lo que más sorprende es el silencio de los dirigentes que se dicen progresistas, sigo pensando que lo único revolucionario en Medio Oriente es la Paz.

Dale una oportunidad a la paz

Protestar, protestar, protestar

Esta semana mientras los tambores de la guerra seguían sonando en Palestina (las noticias hablan ahora de una operación militar israelí por tierra sobre Gaza, condenada por la opinión pública mundial) estuve frente al Parlamento Inglés.

Allí un hombre, Brain Haw, protesta ininterrumpidamente desde marzo del 2003 contra la invasión de Bush y Blair a Irak. Permanece acampando en una pequeña plaza entre las estatuas de Churchill y Mandela. Su entereza, su dignidad, tal vez nos ayuden a pensar. En el bar del ICA (el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres) hay una frase: “La protesta conduce la historia”. ¿Será?

Protestar, protestar, protestar

El fantasma de Carlos

“Los filósofos han interpretado el mundo de diferentes maneras. Sin embargo, la cuestión es cambiarlo”. La frase está inscripta en una de las tumbas más visitadas del mundo.

Estoy en Londres junto a Santiago y Luciano, en la casa de mi amigo Pablo Robledo, y aprovechamos para visitar la tumba de Carlos Marx en uno de los cementerios más impresionantes de Europa: Highgate. Pedimos disculpas como una señal, ahora que en la debacle del capitalismo, el libro del filósofo alemán se vende como nunca antes. Más allá de la posición ideológica que tenga cada uno, el pensamiento de Marx tiene una vigencia sorprendente. Por otro lado, si viajan a la capital del imperio británico no dejen de visitar éste cementerio que tiene casi 200 años y es de una belleza conmovedora.

El fantasma de Carlos