Aquí no ha pasado nada

Fernando de la Rua
El problema de la Argentina no es el delito sino la impunidad. Escribo esta frase con amargura desde hace más de veinte años cuando empecé a ejercer el periodismo. La mayoría de las causas judiciales que rozan al poder político o a empresarios importantes terminan en la nada. Desde los negociados más diversos hasta los atentados más atroces (la AMIA es el mejor ejemplo), pasando por denuncias de corrupción, el resultado es siempre el mismo. La ineficacia del Poder Judicial es un lastre para el sistema democrático.

Esta vez el Tribunal Oral Federal 3 absolvió al ex presidente Fernando de la Rúa y otros siete acusados –todos ex funcionarios- acusados por el supuesto pago de sobornos en el Senado Nacional para aprobar una reforma laboral en abril del año 2000. La norma limitaba derechos laborales y estaba destinada a congraciarse con los organismos financieros internacionales. La denuncia de coimas motivó la renuncia del vicepresidente Carlos Chacho Álvarez y precipitó la crisis política que terminó con el gobierno de la Alianza, la coalición entre radicales y frepasistas.

Además del ex mandatario, la absolución alcanzó al ex Secretario Parlamentario Mario Pontaquarto, al ex titular de la Side Fernando de Santibañes, al ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y a los ex senadores Augusto Alasino, Alberto Tell, Remo Constanzo y Ricardo Branda. Luego de catorce meses de juicio y después de trece años y medio de cometidos los hechos, los jueces Miguel Pons, Guillermo Gordo y Fernando Ramírez evaluaron en su sentencia que el delito denunciado no existió. O, por lo menos, no hubo pruebas ni testimonios contundentes para demostrarlo.

Lo curiosos de este proceso es que contó con un arrepentido: Mario Pontaquarto, quien se autoinculpó. El ex secretario dijo que llevó las valijas con el dinero (cinco millones de pesos) desde la Secretaría de Inteligencia y repartió la plata. En buen romance: es como si a un ladrón que confiesa que robó se lo absuelve por falta de pruebas.

Lo cierto es que la inexistencia de testigos directos que hayan visto el dinero y la falta de pruebas debilitaron el testimonio de Pontaquarto. Dos protagonistas claves ayudaron a sepultar la causa. Chacho Álvarez, quien dijo que había renunciado a la vicepresidencia porque estaba asqueado por la corrupción en la justicia aseguró que no sabía nada. Y Antonio Cafiero, quien hizo las primeras denuncias se excusó de declarar argumentando problemas de salud. La única que podría haber aportado un dato concluyente sobre la existencia del dinero, Silvina Costalonga, la ex esposa de Pontaquarto, no pudo declarar porque el juez federal Daniel Rafecas, a cargo de la causa, rechazó sobreseerla y el Tribunal no quiso convocarla. Según el valijero de la operación, ella vió el dinero mientras estuvo en su casa “antes de repartirlo en un hotel” una vez aprobada la ley.

La fiscalía insistió hasta el final pidiendo condenas de seis años por “cohecho activo y pasivo”. La querellante Oficina Anticorrupción del Ministerio de Justicia hizo lo propio. Mientras las defensas de todos los acusados reclamaron la absolución.

De la Rúa declaró que el fallo “demostró que se trató de un complot” para voltear a su gobierno. Si efectivamente es inocente también es una inequidad absoluta mantener bajo sospecha a una persona durante trece años.

Hugo Moyano, quien en su momento ratificó que el entonces Ministro Flamarique le había dicho que “tenían la Banelco” para lograr el voto de los senadores, se mostró decepcionado. Sigue convencido que se pagaron coimas.

Más allá de las opiniones encontradas, como en los viejos cuentos infantiles, aquí no ha pasado nada.

Anuncios
Aquí no ha pasado nada

8 comentarios en “Aquí no ha pasado nada

  1. Ricardo Gomez dijo:

    Cambiar esta actitud,modo operativo,conducta o como lo quieras llamar requiere algo q como individuos de una comunidad no tenemos, se llama dignidad, verguenza, honestidad. Cualquier sujeto q comete un ilicito o una simple infraccion de transito, lo primero que le viene a la mente es como,”zafar” del inconveniente.y el siguiente acto es sobornar. Del otro lado hay un receptor de la coima, que tiene los mismos valores que el primero. Este estereotipo nos acompaña hace muchos años y en estos ultimos 30 años se acentuo cada vez mas.

    Me gusta

  2. Eduardo dijo:

    HABÍA UNA VEZ…

    Es muy difícil cambiar una estructura. Pero causa gracia, veinte años creyendo que el sistema es virtuoso.
    Yo creo que si uno se deja vencer por la realidad, deja de funcionar como engranaje del sistema de naturalización y pasa a quedarse sin laburo, entonces hagamos como que creemos que el sistema funciona virtuosamente, cuando en realidad funciona ficcionalmente. Es una inconmensurable farsa.
    No hay ninguna ineficacia del sistema judicial, en realidad la democracia es un lastre para la justicia. La organización republicana es parte de la farsa necesaria para mantener legitimado el régimen de opresión. Si lo hacemos bien, la gente creerá que hay salvaguardas que amortiguan la colisión de intereses. La cosa funciona cuando no hay crisis, como en EEUU, pero allí mismo, cuando las papas queman, como en Guantánamo, mandan todo al carajo y son unas bestias peor que los estalinistas o la Gestapo.
    Señores, EL SISTEMA REPUBLICANO DE DIVISIÓN DE PODERES Y LA “DEMOCRACIA” MISMA, ES UNA FARSA.
    ¿Por qué? Porque en una sociedad de desiguales, los que pueden más, pueden sobre los que pueden menos ¿Capisce?
    ¿Porque la altanería de creer en la misma justicia que sobreseyó a los Kirchner?
    ¿Qué creíamos, que no podía haber acuerdo entre los radicales y los peronistas?
    ¿O acaso Menem está preso?
    ¡Vamos, Reynaldo! Te rasgas las vestiduras con De la Rúa y te haces el sordo con la corrupción de los Kirchner. Te corrí cuando lo de Boudou y saliste con que había tiempo para hablar y jamás sacaste una línea al respecto.
    El sistema es “ineficaz” porque todos se hacen los boludos, entre griteríos grandilocuentes, como tu discurso en los premios TATO. Te recomendaría mayor sutileza que la manipulada hasta ahora, se cayó parte importante de la estantería y la vaselina que hasta ahora funcionaba, me parece que será inocua de aquí en más.
    Veamos cómo se acomodan los tantos. El mismo Reynaldo amargado por la impunidad empieza a encontrar razones para la realización de la impunidad. Si señores, pasen y vean: “Lo cierto es que la inexistencia de testigos directos que hayan visto el dinero y la falta de pruebas debilitaron el testimonio de Pontaquarto”. Ahhh! mirá vos! Y después el mismo periodista indignado muestra como todos los testigos se borran de lo dicho en su momento.
    Ohhh!!! ¿Qué pasó? Muy simple, acuerdo de impunidad. Todos cierran el negocio de todos. El único que se juega por la ficción en contra de todos los ladrones, es el periodista, que crédulo él, embate contra los molinos de viento.
    De la Rúa, malo, malo, malo, pero no hay pruebas, eso debilita la acusación.
    Kirchner, no hay pruebas y las que hay son inventos de los periodistas malos de los capitalistas malos, que atacan el proceso revolucionario del kirchnerismo.
    Peeeeero! En un momento se le escapa el inconsciente y verbaliza: “Más allá de las opiniones encontradas, como en los viejos cuentos infantiles, aquí no ha pasado nada”.
    Bueno, al fin nos encontramos con la verdad ¡Basta de cuentos infantiles!
    El mensaje es: Ni Menem fue preso, ni De la Rúa fue preso, ni Cristina irá presa.
    Como el Papa Bergoglio, que sabe que dios no existe, Reynaldo sabe que los tres son ladrones, pero solo se debe de salvar a Barrabás.

    Me gusta

  3. Ocni dijo:

    Adhiero a las palabras de Sietecase en eso que “el problema no es el delito sino la impunidad”.
    Pero no estoy de acuerdo en su calificativo de “ineficaz” cuando se refiere a la justicia argentina.
    Probablemente se entra en un terreno de difícil análisis y muy complejo camino para encontrar el calificativo mas exacto.
    Personalmente, considero una especie de error o inocencia considerar “ineficacia” a la “funcionalidad”.
    Ya Martín Fierro describió crudamente la justicia de aquellos tiempos, y nada ha cambiado. Siempre ha protegido al poderoso y se ha ensañado con el débil. Así de simple.
    No quiero significar con esto que De la Rua sea “Poderoso”. Su conducta, personalidad y sus desastres como titular del Ejecutivo Nacional, son mas que suficientes para ubicarlo, justamente, en el polo opuesto. Seguramente apenas cumple con los requisitos necesarios para ser un “Idiota Útil”.
    Lo que subyace detrás de este dictamen judicial, es el amparo que se da (junto a su eterno anonimato) a los verdaderos gestores de ese operativo que signó la suerte de millares de trabajadores argentinos y favoreció…, a los de siempre.
    ¿Quién/es son el/los autor/es intelectual/es de la Ley de Flexibilización laboral?.
    Hasta es probable que de allí hayan surgido los fondos de las coimas. ¡ QUE EXISTIERON !, nadie lo dude.
    Pero esta sensación, mas que sensación certeza, de que la justicia argentina es el mas corrupto de los tres poderes, se instala día a día con mas fuerza en todo el tejido social.
    Antes podían ocultar sus dislates. Hoy, es imposible. Y pareciera que…, no se han dado cuenta de este detalle, o, en su defecto, su soberbia y desfachez son tan ilimitadas que no cambian sus procedimientos y siguen haciendo “justicias a medida”.
    En base a extorsiones o con el beneficio de interesantes dividendos, el poder judicial dejó de lado sus funciones para convertirse en un operador económico-político de fundamental importancia para que en nuestro país solo se cambien algunos decorados. La obra que se exhibe, es siempre la misma; con diferentes actores desarrollando el mismo libreto.

    Me gusta

  4. Maria Reina dijo:

    Hola Reynaldo,
    El año pasado en los diarios había salido que Chacho había dicho que tenia certeza de las coimas a través de dichos de Cafiero en su momento. Creo que lo que dijo es verdad, que así supo. Y ya que estamos, muchas felicidades!

    Me gusta

  5. AlbertoCarlos dijo:

    ¿Cómo se puede digerir la frase de 7KC?

    “El problema de la Argentina no es el delito sino la impunidad.”

    7KC como muchos que creen ser periodistas pero solo difunden lo que la gente quiere escuchar, trata de hacer alguna frasecita intrascendente y de esa manera quedar ubicado para cuidar su negocio.

    De informar que es la tarea de un periodista, pues nada de nada.

    Lo que no informa 7KC.
    Clarín el gran conspirador en contra del presidente de la Alianza, votado por mas del 50% de los argentinos; porque necesitaba una devaluación y una pesificación que le permitiera no enfrentar su quiebra por malos negocios hechos en los 90 y como ese presidente decidió respetar su palabra de que “conmigo 1 a 1”, comenzó su tarea destituyente.
    El pseudo periodista Morales Sola dio la voz de aura, dijo a modo de “chisme” que se rumoreaba la existencia de coimas en el Senado, etc etc, a ese rumor se sumo cafierito el que algunas malas lenguas dicen que Perón decía “Es un buen muchacho pero se queda con los vueltos” y yo agrego a veces con un piano, le dio mas verosimilitud a la cuestión.
    A renglón seguido apareció el tímido Moyano que ya venía diciendo que si no devaluaba el presidente tenía que renunciar en línea con Clarín, comentó que Flamarique le dijo que para los senadores tenía la Banelco. Yo me preguntaba “¿Ahora las coimas se pagan con Banelco para que quede el registro?” algo muy absurdo. Pero impactante para la gente que no piensa mucho. Además ¿Era tan estúpido Flamarique puesto por el Chacho al confesarle esto a nada menos que su enemigo?
    La cosa era así. En el Despacho del vicepresidente Chacho Álvarez el alacrán; Flamarique hombre nombrado por el, no por el presidente teóricamente arregló arreglo las coimas.
    Si realmente hubiera ocurrido. ¿Por qué el Chacho Álvarez salió inmune de la situación? y no es verdad que renunció por esa razón porque no coincidieron los tiempos. Otra mala información de 7KC. Renunció porque es un imbécil y por un entuerto con su señora y el hijo del presidente, que se difundió en la revistas del corazón.
    Cuando todo se había diluido y cuando Kirchner necesitaba algún hecho que tapara sus desaguisados, apareció Pontaquarto. La verdad da vergüenza ajena que alguien pueda creerle algo a un muerto de hambre como ese tipo.
    Resulta que cuenta que fue a buscar 5 millones de dólares, que para los desprevenidos, quiero avisarles que no entran en los bolsillos de un saco. Se los dieron sin recibo se los llevó a la Casa los repartió en un hecho claramente ilícito y el muy “honesto” no se quedó ni con un mísero dólar.
    Entonces es un delincuente honesto, ¿raro no? porque cometió un delito y por nada a cambio, o es un reverendo bo…. y nadie cree que si lo fuera le confiarían 5 millones de dólares y que se los llevó a la casa. ¿Para que el presidente se tendría que reunir con un personaje de quinta categoría que no sumaba ni restaba?
    Lo curioso de todo esto que sin el voto de los acusados la ley salía igual. Entonces ¿para que la coima?
    Tell es un delincuente, Alasino es otro delincuente, pero esto no descubrió nada nuevo ni las noticias iban en esa dirección la cuestión era desprestigiar al presidente votado por mas del 50% de los argentinos que solo quería cumplir con su palabra.
    Es fácil involucrar al presidente con delincuentes hacía la situación creíble; dime con quién andas y te dire quien eres. Así funciona la mente del gran público, por eso Clarín es el “Gran diario”.
    Si existieron o no las coimas yo no lo se, para la justicia quedó claro que no existieron.
    Es mas mandó investigar a los denunciantes y las causas de porque lo hicieron quedando en claro que era armar un complot que claramente se llevó a cabo el 20 de diciembre de 2001.
    Pero resulta que 7KC se erigió en juez y el sin ninguna prueba y por un testigo claramente falso da testimonio de que el hecho ocurrió.
    ¿ESTO ES PERIODISMO?

    Me gusta

  6. AlbertoCarlos dijo:

    “Lo curiosos de este proceso es que contó con un arrepentido: Mario Pontaquarto, quien se autoinculpó. El ex secretario dijo que llevó las valijas con el dinero (cinco millones de pesos) desde la Secretaría de Inteligencia y repartió la plata. En buen romance: es como si a un ladrón que confiesa que robó se lo absuelve por falta de pruebas.”

    ¿EL EXSECRETARIO DE QUE Y DE QUIEN?

    Puesto así suena como importante, pero era un cuatro de copas.

    Seguramente Pontaquarto irá preso por falso testimonio y por formar parte de un complot, pues la cosa no terminó para el y su mentores.
    La justicia no solo dijo que el hecho no existió sino que mando investigar porque hicieron las denuncias falsas, en ningún momento dijeron que las pruebas eran escasas.
    ¿Qué 7KC haga este tipo de aseveraciones realmente muestra el alto grado de impunidad que mueve a los que se instalan en la opinión publicada como periodistas?
    Lo peor es que hay mucha gente que ni siquiera analiza lo que le dicen y por escribir solo atinan a chuparle las medias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s