La Ley

CSJ

La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró constitucional los cuatro artículos de la Ley de Servicios Audiovisuales impugnados por el grupo Clarín.  El máximo tribunal ya había demostrado su independencia del poder político fallando en reiteradas oportunidades contra distintas iniciativas del gobierno nacional, la más resonante fue la reforma judicial. Con esta sentencia demostró su independencia del poder económico. Es una gran noticia para la democracia argentina que acaba de cumplir tres décadas.

La Corte le señaló al grupo mediático más importante del país que no logró demostrar con sus reclamos que la norma sancionada en 2009, por amplias mayorías legislativas, afecte con su aplicación la libertad de expresión ni sus derechos adquiridos y que por eso la considera válida en todos sus aspectos. El argumento de mantener la posición dominante como garantía de libertad –expresado por los abogados de la empresa en la audiencia pública– fue destrozado en la sentencia firmada por los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Raúl Zaffaroni y Enrique Petracchi.

La ley pone límites a la concentración de medios en pocas manos, una aspiración que tuvieron antes los presidentes Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando De la Rúa. Todos elaboraron proyectos similares al convalidado el martes pasado, pero no lograron sancionarlos.

Vale aclarar que la CSJ no hace una evaluación de la calidad de la ley sino de su legitimidad. Tampoco se expidió sobre su conveniencia u oportunidad. Por eso se permite en el mismo fallo solicitar que se regule la publicidad oficial –el gobierno hasta ahora la utilizó como un sistema de premios y castigos–, pidió una transparente política de subsidios, independencia en el organismo de aplicación de la ley (Afsca) y que el gobierno no coloque los medios públicos a su servicio.

Le ley debe garantizar la pluralidad de medios, de voces y de actores de la comunicación. Ése es el sentido original. Si no se cumple con las recomendaciones del Alto Tribunal será imposible cumplir con ese objetivo y se terminará malbaratando el espíritu de la norma. A esta altura el gobierno tiene la obligación ética de propiciar una norma que regule la publicidad oficial.

Algunas voces de dirigentes opositores formaron una suerte de coro de los descontentos. Las andanadas más virulentas las lanzó Elisa Carrió desde el canal TN. Sin exponer un solo dato, habló de un acuerdo espúreo entre el Secretario Legal y Técnico del gobierno, Carlos Zanini y hasta pidió juicio político al presidente del tribunal. Carrió recorre un camino del que alguna vez será difícil volver. Cuando la CSJ emitió fallos que le agradaban, destacó la probidad e independencia de sus miembros. Ahora que no concuerda con la sentencia, lanza graves denuncias.

El presidente de la CSJ, Ricardo Lorenzetti, quien en principio no iba a responder las denuncias “por ridículas”, decidió dar algunas entrevistas para rechazar tajantemente tal afirmación. “Este fue un proceso transparente y público”, afirmó.

Algo parecido hicieron desde el gobierno nacional cuando la CSJ falló contra la Reforma Judicial. Aquella CSJ era “corrupta” y “sumisa al poder corporativo”. El senador Aníbal Fernández señaló: “Es una Corte opositora no independiente”. Ahora que emitió una sentencia favorable a sus planteos pasó a convertirse en un dechado de virtudes e independencia.

La democracia argentina no sólo debe cuidarse de los autoritarios, también debe protegerse de los irresponsables. Y son una legión que actúa en política y en el periodismo.

Las palabras más racionales fueron de Ricardo Alfonsín: “hay que acatar la decisión del tribunal”. Los fallos están para cumplirlos. Con todo, el grupo empresario podrá exigir indemnizaciones cuando se considere afectado en sus intereses económicos o realizar otros planteos. También se reservó la vía internacional para un eventual reclamo. Lo que quedó clausurado es la impugnación constitucional.

Por lo pronto, con los plazos vencidos, tendrá que vender unas doscientas licencias de tevé por cable (sólo puede tener 24) y resolver si conserva Canal 13 o Cablevisión, ya que la ley expresamente prohíbe tener un canal abierto y una proveedora de televisión paga en la misma ciudad. También ajustar al 35 por ciento su número de abonados, entre otras adecuaciones que deberá hacer a la normativa legal. La incógnita es si lo hará en consenso con las autoridades (algunos hablan de reflotar el plan de adecuación que presentó, en su momento, el socio minoritario del grupo) o en un proceso compulsivo ejecutado por los funcionarios.

Ahora bien, ¿esto sólo es para Clarín? De ninguna manera. El Afsca vino demorando la aplicación de la ley con el discutible argumento de no afectar a otros grupos empresarios hasta que el mayor jugador del mercado se someta a la norma general. Ya no hay excusas. Existe una decena de grupos mediáticos que deben ajustarse a los límites impuestos por la ley. El fallo de la CSJ habla de tratamiento justo. La ley debe aplicarse a todos y con similares parámetros. Algunos de los planes presentados al Afsca hasta el momento son amañados y tramposos. La credibilidad del gobierno está en juego y los que apoyaron la sanción de la ley deberían ser sus principales custodios.

La Corte Suprema de Justicia emitió una señal a toda la sociedad: “se trata de fortalecer una democracia deliberativa, en la que todos puedan, en un plano de igualdad, expresar sus opiniones y en la que no pueden admitirse voces predominantes”. De eso se trata.

Anuncios
La Ley

14 comentarios en “La Ley

  1. EDIT dijo:

    Tu analisis es correcto, esta es una ley para todos los argentinos, si bien comparto el proyecto politico del FPV, no estoy de acuerdo con la utilizacion ganadora de este fallo, esto ademas de oportunismo creo que le da de comer a las fieras.

    De todos modos creo que los beneficios de esta ley, la van a capitalizar despues del 2015, queda un arduo camino por recorrer. Saludos!

    Me gusta

  2. Carlos Fanjul dijo:

    Hola Reynaldo: soy un periodista más viejo que vos, hoy director de una revista (Malas Palabras) y ya demasiado cansado de que pocos ejerzan esta profesión con el único objetivo cierto que tiene ésta, o sea ser honesto en la búsqueda de la verdad. Me hartaron las voces de uno y otro lado, que no pasan de ser meros operadores de prensa encubiertos. Me honra, en cambio, cada uno de tus artículos. De uno de ellos, tomé algunos de tus conceptos para el próximo número, que ya está en la imprenta. Allí lo comparto:
    CADA VEZ HAY MENOS PERIODISTAS

    Como era de imaginarse en el desarrollo actual del ejercicio periodístico, el Fallo de la Corte generó voces dispares y opuestas, todas a su manera, actuando como voceras de los intereses que ya ni ocultan defender.
    Oficialistas del gobierno o de los grupos mediáticos –oficialistas todos y poco escuchables todos-, unos exultantes y otros preocupados, coincidieron sin embargo, como lo hacen siempre, en desviar los verdaderos ejes de análisis.
    Por eso, elegimos prestarle atención a pocos.
    Uno de ellos, es Reynaldo Sietecase, quien, desde su página (http://www.reynaldosietecase.com.ar/), ubicó las barajas en cada lado de la mesa:

    Entre otros conceptos, analizó:

    “La Corte le señaló al grupo mediático más importante del país que no logró demostrar con sus reclamos que la norma sancionada en 2009, por amplias mayorías legislativas, afecte con su aplicación la libertad de expresión ni sus derechos adquiridos y que por eso la considera válida en todos sus aspectos.

    Vale aclarar que la CSJ no hace una evaluación de la calidad de la ley sino de su legitimidad. Tampoco se expidió sobre su conveniencia u oportunidad. Por eso se permite en el mismo fallo solicitar que se regule la publicidad oficial –el gobierno hasta ahora la utilizó como un sistema de premios y castigos–, pidió una transparente política de subsidios, independencia en el organismo de aplicación de la ley (Afsca) y que el gobierno no coloque los medios públicos a su servicio.

    Le ley debe garantizar la pluralidad de medios, de voces y de actores de la comunicación. Ése es el sentido original. Si no se cumple con las recomendaciones del Alto Tribunal será imposible cumplir con ese objetivo y se terminará malbaratando el espíritu de la norma.

    Ahora bien, ¿esto sólo es para Clarín? De ninguna manera. El Afsca vino demorando la aplicación de la ley con el discutible argumento de no afectar a otros grupos empresarios hasta que el mayor jugador del mercado se someta a la norma general. Ya no hay excusas. Existe una decena de grupos mediáticos que deben ajustarse a los límites impuestos por la ley. Algunos de los planes presentados al Afsca hasta el momento son amañados y tramposos. La credibilidad del gobierno está en juego y los que apoyaron la sanción de la ley deberían ser sus principales custodios”.

    Me gusta

  3. Cruz maximiliano dijo:

    ESTARIA BUENO QUE CUMPLAN CON LA LEY DEL 82 % MOVIL PARA JUBILADOS, QUE TAMBIEN FUE DICTAMINADA POR LA CORTE SUPREMA…Y QUE ESTE GOBIERNO NUNCA CUMPLIO.. COMO ASI TAMBIEN LOS JUICIOS AL ESTADO POR PARTE DE JUBILADOS,YA QUE LA MADRE DE LA PRESIDENTE INICIO UN JUICIO Y LO COBRO RAPIDAMENTE. TAMBIEN SERIA JUSTO QUE SALGA PUBLICADO EN ELBOLETIN OFICIAL LOS DUEÑOS ANTERIRES DE LA EMPRESA CICCONE CALCOGRAFICA QUE FUE ESTATIZADA POR ESTE GOBIERNO SIN DAR EXPLICACIONES CONCRETAS SOBRE QUIEN ERAN SUS DUEÑOS…MUCHACHOS NO JODAMOS..UN GOBIERNO QUE GANO POR EL 54% DE LOS VOTOS NESECITA REVENTAR UN DIARIO COMO CLARIN? Y SI ES ASI CUAL ES EL VERDADERO MOTIVO? PORQUE AUN HOY SI CLARIN MIENTE SIGUE SIENDO EL DIARIO MAS VENDIDO DEL PAIS?

    Me gusta

    1. Lola dijo:

      Qué otra cosa se puede esperar delos K?
      Acabo de leer el link. Es coherente con todas las actitudes que han llevado en estos últimos años. Hay una sociedad que debe solidaridad a todos los discriminados por este gobierno. Cualquier crítica es tomada como descalificación, argumentando malas intenciones, agresiones u odios cuando en realidad están tratando de acallar las voces de los que no compartimos malas actitudes, impropias de quien debe llevar adelante la función pública.
      Saludos

      Me gusta

  4. Eduardo dijo:

    mi comentario en el anterior blog de Rey

    LA CONSTITUCIÓN DICE LO QUE LA SUPREMA CORTE DICE QUE LA CONSTITUCIÓN DICE.
    Esta frase expresa la relatividad de lo humano, y no hay otra forma de vivir en comunidad que ello. Pero también hay otros parámetros que enmarcan a la cuestión social.

    A decir verdad, es este un fallo político. No puede ser de otra manera en un órgano como la Suprema Corte, que es la expresión política de la Justicia.

    El artículo de desinversión, hasta para un lego en leyes, es un ataque virulento a los derechos adquiridos. En el caso de Clarín, es la negación del principio de los actos propios. El Estado en cabeza del Presidente Néstor Kirchner, autorizó la fusión de Multicanal y Cablevisión y prorrogó por diez años más las licencias mediáticas del grupo Clarín, con lo que habilitó la consiguiente inversión del mismo. En base a ello, el art. de desinversión ataca la propiedad privada del grupo.

    El Estado no puede alegar equivocación ni ignorancia, nadie lo puede hacer, en ello radica el principio de los actos propios. Promoviste el monopolio, “ahora bancátelas” hasta la finalización de las licencias.

    No es casualidad la votación por mayoría de un voto. Es una dádiva del “armonizador del poder” (Lorenzetti). Un toma y daca vaya a saber de qué. Pregúntenle a Carrió, que es loca pero conoce como se mueven en las alturas.

    “Con esta sentencia demostró su independencia del poder económico”. Histórica definición de 7KC que es, en contexto, un oxímoron, porque la Suprema Corte se debe al poder económico tal como se debe el Poder Ejecutivo. Mi pregunta es, cuando liberó a Chevrón del embargo de la República de Ecuador ¿También demostró su independencia del poder económico, o jugó para él?

    Esta sentencia, como la ley, NO atentan contra la libertad de prensa. Clarín seguirá su derrotero de publicar lo que le convenga, la diferencia es que no lo hará por 300 medios sino por menos, pero su palabra seguirá tan libre como hasta ahora. Excepto su auto-censura proverbial como la de cualquier medio empresario.

    Dejemos de alimentar el mito de la independencia de la Justicia y mucho menos de la Suprema Corte, porque si quieren que el pueblo no se desilusione, no se la hagan creer. Todos sabemos que el papa es el que más sabe que dios no existe.

    La ley de medios es parte sustancial del relato, por lo que es el último tablón al que asirse en el naufragio. Lorenzetti se lo lanzó desde la cómoda chalupa en que navega las encrespadas aguas del fin de ciclo.

    La clak de la Presidente está enloquecida con “el logro” y el circo de la propaganda oficial intenta ocultar la derrota eleccionaria detrás de las notas de retirada del clarín. Pero los muertos están bien muertos, y los heridos se pasaron al otro bando. Diez años de logros no logrados son demasiada mentira paras ser asimilada por la inteligencia media y la necesidad popular.

    Se suele decir que la desilusión es como un espejo roto, jamás te volverás a mirar como antes.

    (Una mirada desde el concepto burgués de la Constitución)

    Me gusta

  5. pueblosimple dijo:

    Estrenando blog, viniendo de Msn mal acostumbrados a algunas malas palabras , al humor satírico y fuerte, por ahí vos querés todo muy serio, veremos qué pasa y cuanto me aguantas a mi particularmente, jajaja, acordate que la ley de medios amplia el acervo cultural , las palabras denominadas equívocamente malas (como boludo) mas otras cosas y elimina la censura, ¿nos daras libertad de equivocarnos y/o de autocorregirnos?, si todo es muy serio te vas a aburrir hasta vos… jajaja , en la variedad está el gusto, y muchos no somos intelectuales, sino gente común que habla y se trata como gente común, así que disculpa por anticipado los exabruptos y probemos como nos llevamos……, saludos maestro
    pueblosimple….

    Me gusta

  6. Eduardo dijo:

    ¿Se reunieron con Héctor Magneto?
    LA FARSA REPUBLICANA DE LORENZETTI y el corifeo cortesano
    Acordada 7 / 2004.

    AUDIENCIAS CON JUECES DE LA CORTE SUPREMA.
    En Buenos Aires, a los veinticuatro días del mes de febrero del año dos mil cuatro, reunidos en la Sala de Acuerdos del Tribunal, los señores ministros que suscriben la presente,
    CONSIDERARON:
    Que resulta conveniente asegurar la bilateralidad de las entrevistas que suelen efectuarse a pedido de los litigantes, como medio idóneo para aventar cualquier suspicacia y brindar a las partes la posibilidad de ser oídas cuando alguna de ellas aduzca ante el juzgador argumentos a favor de su pretensión o vinculados al objeto del litigio.
    Por ello,
    ACORDARON:
    Agregar como segundo párrafo del artículo 72 del Reglamento para la Justicia Nacional el siguiente texto:
    Cuando los litigantes y profesionales soliciten audiencia con alguno
    de los jueces del Tribunal, ella tendrá lugar siempre que dichas personas obtengan la presencia de la contraparte o de su letrado en la causa contenciosa de que se trate. Todo lo cual, dispusieron y mandaron ordenando que se comunicase y registrase en el libro correspondiente, por ante mí, que doy fe.
    ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI – AUGUSTO CESAR BELLUSCIO – CARLOS S. FAYT – ANTONIO BOGGIANO – ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ – JUAN CARLOS MAQUEDA – E. RAUL ZAFFARONI. Cristian S. Abritta
    (Secretario General de la Corte Suprema de Justicia de la Nación).

    LORENZETTI EN EJERCICIO DE LA FICCIÓN BURGUESA DE LA REPÚBLICA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s