Mierda

Escribo esto por la cantidad de mensajes que quieren que responda al nuevo insulto de Jorge Lanata. Como suele ocurrir en las redes sociales, la mayoría quiere sangre. Es muy impresionante las cosas que se dicen en internet: te dicen genio con la misma facilidad con la que te amenazan de muerte. No voy a contribuir a esa lógica perversa. Este post tiene intención aclaratoria.

Hace rato que pido que discutamos ideas y argumentos. Respeto a Lanata, además tenemos una historia en común y yo no me olvido. Hace años que estamos viendo de manera diferente lo que ocurre en el país y en Latinoamérica. ¿Y cuál es el problema? Creo que Jorge utiliza, equivocadamente, el método que dice condenar: la descalificación. Todo aquel que no piensa como él es una mierda. Ahora resulta que soy una mierda porque dije que lo que le pasó en Caracas me parecía un incidente menor y que había sido potenciado por la pelea entre el gobierno y el Grupo Clarín. Lo sigo pensando: fue un hecho desagradable, improcedente, prepotente y repudiable, pero por fortuna, pudieron tomar el avión y ya está haciendo sus programas. Como pudo hacerlo en la capital venezolana.

Romina Manguel, en mi programa (Guetap), estuvo en desacuerdo conmigo y lo expresó claramente. Para ella era algo más serio que había que condenar. Los dos lo expresamos al aire. Como hacemos siempre con nuestras divergencias. Después me enteré de su insulto que no pienso contestar.

Otro sí digo: Jorge insiste en que me trajo de Rosario. No me trajo, me ofreció trabajo en la revista 23 y yo acepté encantado. Para eso dejé tres trabajos: Rosario/12, LT8 y mi columna en el noticiero de Canal 5. Como en toda decisión de la vida, perdí y gané con la decisión. Después laburé con él en tele y en radio. Fueron muy buenas experiencias. Es bueno que te den una oportunidad y lo agradezco. Muchos nunca la tienen.

No me olvido de los que me ayudan, sí suelo olvidarme de los que me agreden. Por otro lado, creo que cumplí con mi laburo de manera rigurosa y honesta, aunque estos deberían ser valores que no necesitan destacarse en un periodista. Pero que te convoquen a un laburo no define una carrera profesional. Cuando llegué a Baires en 1998 llevaba 10 años de periodismo, como conté, en diario, radio y tele en Rosario. Hace seis años que no trabajo con Lanata. Me parece que ya no tengo facturas que pagar.

Mierda

La crisis menos pensada

Mi comentario editorial en Guetap (se reproduce por gentileza de Vorterix.com 103.1).

Los más y los menos de la protesta de gendarmes y prefectos. La responsabilidad política. La reacción de la oposición. Los errores del gobierno. La delgada línea que separa un reclamo salarial legítimo de un desacato a las autoridades democráticas.

[audio:http://www.reynaldosietecase.com.ar/wp-content/uploads/2012/10/editorial_prefectos_7kc.mp3%5D
La crisis menos pensada