Dios y CFK

Hace cuatro o cinco años que el periodismo en Argentina tiró por la borda los parámetros de rigor y precisión que deben acompañar a una noticia a la basura. En medio de la pelea entre el gobierno y el grupo Clarín dejó de ser importante que un hecho sea cierto. Lo relevante para una trinchera o la otra es que ese hecho, mejor dicho, su versión noticiable, afecte al “enemigo”.

En estos días se puede comprobar esta hipótesis con un ejemplo. La presidenta, tal vez víctima del uso y abuso que hace de sus presentaciones públicas, utilizó una frase poco feliz: “Sólo hay que tenerle miedo a Dios… y un poquito a mí”. La frase sacada de contexto suena autoritaria y amenazante. Impropia de una mandataria de un país democrático. Es sabido que, como refiere el refranero popular, el poderoso es bien tenido cuando es más respetado que temido. Así la levantaron la mayoría de los medios críticos al gobierno, y destacados dirigentes opositores consultados al minuto, respondieron sobre la afirmación con enojo, preocupación y fastidio.

Sin embargo, la frase completa hacía referencia a los funcionarios del Poder Ejecutivo, no a los opositores. Incluso, la Presidenta aclaró que hacía referencia a los funcionarios que había nombrado y en relación a su eficacia en la gestión. Pero esta parte de la frase fue omitida deliberadamente en las crónicas.

No estaría mal que los funcionarios corruptos e ineficaces le tuvieran un poco de miedo a la Presidenta. Tampoco estaría mal que la Presidenta se desprendiera al momento de los funcionarios que roban, utilizan el Estado en beneficio propio o son unos inútiles. Eso le daría un sano sustento al temor que imaginamos. Pero más allá de esto, está claro que, como no me canso de señalar, en medio de esta guerra la primera víctima es la verdad.

Leer críticamente la información, saber desde dónde se emite, pensar en los por qué y los para qué de una noticia, se han vuelto tareas indispensables.

Anuncios
Dios y CFK

86 comentarios en “Dios y CFK

  1. @Pablo_73 dijo:

    Son tiempos en que no basta con leer uno o dos diarios/portales, hay que leer mucho para luego, sacar una idea más o menos certera de “la verdad”. Que no es otra cosa que la interpretación de las cosas, en lo que a política se refiere.

    Me gusta

  2. Mario dijo:

    es cierto lo qué decis con respecto a sacar de contexto las frases, el periodismo lo hace todo el tiempo y en todos los tiempos, ya es un ejercicio que los lectores tenemos desde hace años, no solo con los opositores al gobierno si no tambien con sus seguidores. El tema es, cuando ella le dice a sus funcionarios “tenganme un poquito de miedo” se lo dice a aquellos corruptos e ineficientes como vos decis?, o a aquellos funcionarios que opinan en ciertos temas distinto a ella?, el mensaje tambien puede ser: no se atrevan a llevarme la contra en nada. La “eficiencia en la gestión” es subjetiva, siempre depende del objetivo planteado por el que dirige y no en todos los casos es post del bienestar general. Se sobrevalora la palabra “eficiente” y lo que tendria que valorarse son los “objetivos” que ponen en funcionamiento la rueda de la eficiencia … de todas maneras una frase de estas características suena y termina siendo autoritaria, se saque de contexto o no, esté dirigida a unos o a otros. saludos

    Me gusta

  3. Reynaldo, es tal cual vos decís. De hecho es un capítulo que involuntariamente CFK aportó a las novelas “Esto ya es Venezuela” y “Esto va a ser Cuba”, cuyo personaje principal es “la diktadora”, y que mucha gente ve, lee y por supuesto cree. Han logrado establecer con los lectores/oyentes/televidentes el pacto de verosimilitud propio de toda ficción, pero con algo que se hace pasar por periodismo.

    Me gusta

    1. Pablo dijo:

      SOY ADOLESCENTE Y SIEMPRE A LA HORA DE OPINAR ESTOY CONFUNDIDO. MI PADRE ME LO DICE PERO YO A VECES DISCUTO CON EL POR ESTAS RAZONES.
      SE HAN DICHO MUCHAS COSAS SOBRE CFK , PERO DE TODOS MODOS A MI ME GUSTA LEER Y TENGO UNA IDEOLOGÍA SOCIALISTA QUE SE PODRÍA COMPARAR CON LA DE KARL MARX O EL CHE GUEVARRA (QUE EN PAZ DESCANSE).

      ESTARÍA BUENO QUE EN LOS MEDIOS HABLEN MAS DE LAS OPINIONES DE LOS ADOLESCENTES Y EL ENTORNO QUE LOS CONFUNDE CON LA TOMA DE DECISIONES.

      SALUDOS !!!!! 😉

      Me gusta

  4. franco dijo:

    sietecase porque no escribis las frases que saca de contexto 6,7,8??
    o te olvidas de que la semana pasada tomaron algo que dijo un supuesto lanata de twitter cuandot este dijo mil veces que no tiene cuenta en esa red social?
    eso acaso no es sacar de contexto? mucho peor, porque no siquiera es la misma persona.
    la verdad que no se que tratas de hacer con esta nota.
    siempre defendiendo lo que te interesa, asi son los periodistas hoy.
    una verguenza

    Me gusta

    1. Bill de Caledonia dijo:

      Es pública la antipatía de nuestro anfitrión por 678. Me permito contestar por Reynaldo porque discrepo con su posicionamiento en ese punto. En este mismo espacio escribió que 678 le parecía un esperpento, adjetivación que me pareció (y me parece) excesiva y hasta injusta; ¿qué calificativo le daríamos entonces a una tapa de Noticias como la de esta semana?

      De las muchas críticas que le hago a 678, saco a la mayoría de sus panelistas que suelen mostrar un pensamiento propio, discrepan entre ellos y con la producción al aire, suelen pedir disculpas cuando el tratamiento de un tema no es el mejor o cuando hay una equivocación grosera. La nueva incorporación de los debates no alcanza para darle más pluralidad, especialmente porque se emite desde un canal del Estado. Hace rato dije que el formato actual (y en el contexto de la Ley de Medios) el programa debiera estar emitiéndose desde canal 9 u otro medio privado. Por lo demás me parece que en 678 se escuchan voces que están ocultadas en los grandes Medios con Clarín -y su desapego por la Ley- a la cabeza.

      Me gusta

    2. Bill de Caledonia dijo:

      Los medios digitales han colaborado mucho en sacar de contexto las frases de los protagonistas. Es muy común leer títulos y no entrar en las notas, entonces te terminás quedando con lo que gustó titular el editor del Medio.

      En Infobae y La Nación a Chávez y a Fidel Castro ya los han matado -al menos- una docena de veces. Más de uno se habrá ido a dormir alguna noche con la sensación de que a la mañana siguiente se encontraría con los pomposos funerales…

      Hay algo que Reynaldo “debiera reconocer” aún no estando de acuerdo y es que, está claro desde donde habla Página, Tiempo Argentino o 678, no ejerecen la cínica “neutralidad” de Clarín y sus centenas de bocas de expendio bajo la autodefinición de “Periodismo Indpendiente” (sic TN). Hay que aguantarse que Leuco diga: “nosotros, los periodistas independientes”, y a la vez condenar a tipos como Galende por ser mercenarios al servicio de un Estado fascista.

      No obstante todo esto, es mucho más “claro” el rol de los Medios (y los periodistas) en la actualidad. Han caído muchas máscaras, cuestión que no les ha gustado a muchos “impolutos” como Nelson Castro, Eliaschev, Fontevecchia, etcéteras…

      Me gusta

  5. Mabel dijo:

    Excelente comentario Tambien es excelente lo que dice Pablo; Hay que leer tanto para entender
    Creo que simplemente habria que ver la realidad.Es un ejercicio militante ver ;quienes sentimos y estamos mejor y quienes y de que se quejan los q critican el Modelo Quienes hacen producen trabajan y quienes solo critican .Quienes sabemos q falta mucho pero se hizo más que nunca .Comparar con el pasado porq el futuro todos lo adivinan pero no aciertan .En fin gran esfuerzo q muchos siempre hicimos pero ahora Tenemos Patria

    Me gusta

  6. FRASES POCO FELICES DE CFK Y DE REYNALDO SIETECASE

    Una vez más Reynaldo Sietecase demuestra aquí un nivel de equilibrio y ecuanimidad infrecuentes, casi diría únicos en la actualidad argentina y en medio de esto que él define como guerra de trincheras entre el grupo Clarín y el gobierno.

    Sin embargo creo que hay en el pensamiento de Sietecase un error conceptual que me parece importante señalar porque hace al rol principal del periodismo, y ese error conceptual se manifiesta aquí inclusive en lo que parafraseando al propio Sietecase podríamos llamar “una frase poco feliz”.

    Así como la frase poco feliz de la presidenta (o la presidente) de la nación fue la que aprovecharon ciertos medios para titular sacándola parcialmente de contexto, la frase poco feliz de Sietecase es a mi modo de ver la que refiere a “acompañar a una noticia a la basura”.

    A Sietecase le gusta citar un pensamiento que algunos atribuyen a Sun Tzu -una especie de precursor milenario de Niccolo Machiavelli-, pensamiento que dice que “En una guerra la primera víctima es la verdad”.

    Pero el hecho de que en una guerra la primera víctima suela ser la verdad no impide que la verdad sea a menudo víctima también en tiempos de paz, y, a mi modo de ver, cuando la verdad es víctima en tiempos de paz es más víctima (más absolutamente víctima) que cuando lo es en tiempos de guerra.

    Me baso para mi razonamiento en que en una guerra es frecuente que se acceda aunque sea mínimamente a la versión de ambos bandos, y con eso alcanza para que el destinatario de las falsedades, distorsiones y ocultamientos de los enfrentados tenga al menos la oportunidad de quedar advertido de que algo le están ocultando uno y otro (el solo hecho de saber que están en guerra le permite sospechar que algo pueden estarle ocultando), pero en cambio cuando se oculta la verdad por un pacto de silencio, por vagancia, porque resulta compleja, o por lo que sea, el que debería haber sido destinatario de esa verdad no tiene siquiera la oportunidad de sospechar que se le está ocultando algo.

    La falta mayor de un periodista no es entonces tirar por la borda parámetros de rigor y precisión, sino ocultar la noticia que sabe que sus colegas también ocultan.

    Ricardo Patricio Natalucci
    Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
    DNI 8464942

    Me gusta

      1. Simplemente porque la función del periodista es la difusión de las noticias.

        Ahora paso a explicar puntualmente eso a lo que probablemente se refiere quien aquí firma “Maria Reina”, y me baso para interpretar que se refiere a eso en el encomillado que hace de la palabra “un”.

        La función central del periodista es la difusión de las noticias, de la misma manera que la función central del médico es procurar salvar vidas y promover la salud.

        Si un médico transita con su automóvil por una calle y ve sobre la vereda a alguien accidentado que ya está siendo atendido por otros médicos y allí mismo ve ambulancias no es imprescindible que el médico detenga su marcha, pero si lo que observa el médico es alguien accidentado en la vereda sin que nadie se ocupe, es una falta grave que tampoco lo haga él.

        De la misma manera si un periodista observa que una noticia es suficientemente difundida por sus colegas no es imprescindible que ese periodista también la difunda (en todo caso si se trata de algo importante puede cometer una falta hacia aquellos que solamente lo buscan a él como fuente de noticias), pero si observa que ninguno de sus colegas la difunde y él tampoco lo hace comete una falta grave hacia el principio rector y fundamento de su profesión y hacia toda la sociedad.

        En ese sentido cada periodista es “un” periodista. Cada periodista es ese periodista que comete la falta.

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

      2. Maria Reina dijo:

        Todas las cosas lo que otros ocultan, en el universo de todas las cosas que suceden y que deberian ser informadas? No es mucho, para “un” periodista?

        Me gusta

      3. No sé si hay muchas cosas que sean de interés general y que todos los periodistas argentinos, tanto los que están a favor del gobierno como los que están contra el gobierno, y también los más ecuánimes, estén ocultando sistemáticamente a la población y coadyuvando con eso a mantener una imagen falsa de un hecho al que aluden ellos mismos cotidianamente. Yo conozco una o dos solamente, sobre todo una a la cual Reynaldo Sietecase sabe que me refiero. Si quien firma aquí “Maria Reina” o alguien sabe de más cosas que entren en esa categoría eso simplemente significaría que el periodismo en Argentina es aún más corrupto de lo que yo mismo creo y que cada uno de los periodistas de Argentina es aún peor de lo que yo creo que es.

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

    1. Maria Reina dijo:

      Ricardo, podemos discutir mucho sobre cual es la funcion del periodista hoy en dia, de hecho hay diversas posturas e ideologías al respecto. Y no se casi nada de eso, estaria tocando de oido. También, acerca de cuales son los temas importantes que deberian ponerse arriba de la mesa y discutirse con todos los elementos en Argentina. Usted senala dos que serian importantisimos. No se cuales son (no me hago la tonta sino que estoy un poco desconectada). Imagino que uno es los numeros del Indec, por la respuesta de Sietecase abajo. Y cual seria el otro? Tiene usted una recomendación de lectura sobre el tema del Indec que no este escrito por un economista o estadístico para poder entender mas? Por ahora dejo aquí, otro dia quisiera conversar mas acerca de que es lo razonable (según mi opinión) de esperar de periodistas y otros comunicadores y cual es nuestra responsabilidad frente a lo que esta pasando (como lectores ciudadanos). Le dejo un saludo afectuoso y le recuerdo si puede mandar una recomendación. Ah! queria comentarle que aca en los EEUU hay mucha controversia tambien de como se calcula la inflación (hay un indice en particular que es bastante criticado pues segun algunos tecnicos, ha sido manipulado para que de mas bajo de lo que tendria que ser). Claro, la discusion ocurre entre expertos y la gente, bien gracias, no se entera, pues la discusión no ha llegado a la “corriente principal” o mainstreaming, como se dice acá.

      Me gusta

      1. Eduardo dijo:

        Causa gracia que en EEUU se empiece a criticar los índices de inflación. Cuando llega la crisis, en cualquier parte del mundo, se comienzan a manipular los métodos de medición. Es que parece que a los EEUU también “se les vino el mundo encima”.

        Me gusta

      2. Desde la charlatanería, la superficialidad, y el fanatismo ciego, no se pueden encarar los problemas profundamente ni mucho menos solucionarlos. El problema de la medición de la inflación en EEUU, en Argentina, y en el mundo no tiene nada que ver con cuestiones coyunturales, sino con un plan orquestado y llevado a cabo a través de décadas para acabar con las estadísticas democráticas implementadas a comienzos del siglo veinte, y cuando hablo de estadísticas incluyo no solamente la medición de la inflación, la desocupación, o la mortalidad infantil, sino inclusive el mismísimo sistema democrático de elección de gobernantes y legisladores, ya que si uno se pone a pensarlo verá que el sistema matemático que determina quienes gobernarán no es otra cosa que estadística.

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

      3. Maria Reina, efectivamente el periodismo argentino incluyendo a alguien habitualmente tan ecuánime como Reynaldo Sietecase (que elude el tema probablemente por pereza para investigar, por miedo, o porque hay amigos de él involucrados), está ocultando a la población la existencia de documentos contundentes que prueban que lo que hizo el gobierno de Néstor Kirchner y continúa haciendo el de Cristina Fernández de Kirchner no fue intervenir el INDEC para distorsionar las estadísticas como todos los periodistas dicen, sino que fue justamente lo contrario, es decir que el gobierno argentino tuvo que intervenir para corregir una distorsión que había sido incorporada intencionalmente en todo el mundo a lo largo de varias décadas.

        Un artículo para comenzar a entender esto, y escrito por alguien que no es economista ni estadístico tal como usted me solicita, puede verlo en la siguiente dirección de Internet: http://www.jorgelanata.com/documentos/editoriales/08-04-06-1-El%20Indec%20de%20Yrigoyen.pdf

        Ese artículo de Jorge Lanata fue justamente el que alertó a Néstor Kirchner de lo que estaba sucediendo en el INDEC y en el mundo, hasta el punto de que ya al día siguiente (lunes 10 de abril de 2006) estaba enviando Néstor Kirchner a dos personas a averiguar al INDEC si lo que decía allí Lanata era verdad, y un día después, es decir el martes 11, convocaba a Guillermo Moreno y le encomendaba que se corrija eso.

        El origen de lo que usted explica que sucede ahora allá en los EEUU es exactamente el mismo problema que denunció aquí Lanata en 2006 y que yo vengo denunciando desde 1983, ya que esa distorsión se vino incorporando durante décadas no solamente en Argentina sino en todo el mundo. En EEUU en el año 1996 llegó a crearse una comisión investigadora, llamada “The Boskin Commission”, creada justamente para investigar si habían distorsiones en la medición de la inflación, y dicha comisión ocultó intencionalmente la existencia de la distorsión mayor de todas la que existen.

        El otro tema que conozco en el cual todo el periodismo argentino estuvo de acuerdo en distorsionar la realidad fue cuando inventaron una imagen totalmente falsa del entonces presidente de la nación Fernando De la Rúa, presentándolo como un hombre honesto pero inepto, cuando en realidad fue y es todo lo contrario, es decir fue y es un hábil delincuente, y en ese caso también todo el periodismo argentino ocultó la existencia de un documento probatorio de una contundencia impresionante.

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

    2. Maria Reina dijo:

      Ricardo, gracias! lei la nota, el tema de la distorsión es muy serio, efectivamente se trata del mismo indice q en EEUU es controversial, una amiga mía (economista) me dijo que en EEUU los alimentos de primera necesidad se dejan de lado para calcular dicho indice, tengo q leer un poco mas del sistema estadounidense para confirmar que entendí bien, pero si es asi, y ocurre a nivel global, es muy serio:me parece que afecta mucha cosas, por decir algo, por ej: la clasificacion de países, y todo el marco de la erradicación (o reduccion o alivio, segun sea quien habla) de la pobreza, los objetivos del milenio, las ayudas internacionales al desarrollo, etc etc. Es serio y dificil, pues habla de una conspiración a niveles catastróficos. Las personas comunes (o no expertos en el tema) sentimos la tentacion de salir corriendo, o de pensar que quienes traen estos temas son “locos” o “exóticos”. Pero hay algo que me viene a la cabeza ahora: la globalización cada vez mas extendida y profundizada, no puede mas que sacar esto a la luz, es imposible tapar el sol con un dedo, como pasa con el cambio climático: se nos cae encima, aunque no lo queremos ver. Muchos saludos y espero seguir conversando de este tema tan necesario.

      Me gusta

  7. Maria Reina dijo:

    A mi me gusta mucho leer a Sietecase xq es bastante balanceado. Por ej, la nota del proyecto “abandonado” de tren conectando Uruguay – Argentina no deja bien parado al gobierno nacional (con razon) y esta basada en hechos y no solo en opinion. En esta oportunidad, se aclara la intencion del mensaje de la presidenta, destacando su contexto, lo q fue omitido por cierta prensa, muy probablemente para tergiversar lo q dijo, y asi echar mas lena al fuego. Siento q en las dos notas Sietecase presento lo sucedido de una manera honesta y amplia y le agradezco, pues como lectora, me siento respetada.

    Me gusta

  8. Mario dijo:

    Mirá vos, siempre preocupado por los medios que “sacan de contexto” las palabras de CFK. Pero nunca ocupado de las barbaridades que dice y hace. Ni una palabra del escrache a Rocca y la locura del “pendex” (CFK dixit) Kicillof arrogándose el poder de “fundir a Rocca” porque cometió el terrible error de “hablar contra nosotros” (sic). Un tipo que no fue capaz de administrar un simple bar y dilapida millones (que salen de nuestros bolsillos) en AA mientras se llena los bolsillos, dice algo de semejante gravedad pero a vos no te importa. lo grave es que se tergiversen las palabras de Ella. La Señora, la que digita a qué medios se les debe pagar y a cuáles hay que discriminar y, si se puede, destruir. Ah, cierto, vos eras el que pedía oponerse a los “poderosos” (mientras no se toque a Garfunkel, a Szpolski, a Manzano, toda gente amiga, muy democrática y transparente, no?). Y, claro, nunca tocar a la Señora. Falsa ecuanimidad, que le llaman, todo por no querer admitir lo que sos. Es mucho más sano y ético decir la verdad que hacerse el independiente. Ni vos te lo creés.

    Me gusta

  9. Eduardo dijo:

    Es muy tranquilizador, para los creyentes y para los ateos, que la Presidente diferencie su persona de dios, porque a decir verdad, se venía perfilando en sus últimos discursos, una mímesis entre las dos conceptualidades.
    Es verdad que el tema del miedo fue dicho dentro de una reunión pública de gabinete, en la que indicaba a sus funcionarios que todo lo que se hiciera mal era porque no le preguntaron a ella y que en esa medida, deberían de temerle, “al menos los funcionarios que dependen de mi nombramiento, los que son responsabilidad mía”, fue su frase.
    Como dijera Sietecase: “el poderoso es bien tenido cuando es más respetado que temido” pero como dijera también Mario: “…de todas maneras una frase de estas características suena y termina siendo autoritaria, se saque de contexto o no, esté dirigida a unos o a otros.”
    Discutir después de los años que gobierna Cristina si es autoritaria o no, es darle un soplo de duda a una afirmativa convicción popular, que con gusto o disgusto ya nadie niega.
    Al menos sus huestes han asaltado el Estado y arrasado con cuanto funcionario de carrera encuentran a su paso, el estado de derecho en el propio Estado es un NN funcional. El terror que le tienen sus ministros es digno de vergüenza, aunque para la Presidente -según su discurso- le parece poco y pide más.
    Es verdad que sacar hechos de contexto, induce a una lectura sesgada. Lo más atinado es tomar un período equis de gobierno y sumar las acciones o decires demostrativos de concentración de poder, y allí veremos que su bonapartismo es paradigmático.
    El enamoramiento adolescente de su figura dando cátedra en los millones de televisores argentinos se debe de haber transformado en un trastorno obsesivo compulsivo, o al menos eso parece.
    Con el gobierno de Cristina se ha vuelto al absolutismo, nada escapa a sus designios, ni siquiera los representantes del pueblo, nadie escapa a su égida monárquica. Las internas las crea ella contra los dudosos aún elegidos desde su cargo. Aquí no hay posibilidad de ambigüedades, es un gobierno autoritario, en contexto o fuera de él, y Cristina es una Presidente autoritaria que permanentemente requiere más poder, hasta pedir y dar miedo.

    Me gusta

      1. Eduardo dijo:

        Los kirchneristas o casi todos, han tomado esta ruta: primero estigmatizan a una pléyade de periodistas y a partir de ello, como en un rompecabezas, van encajando a cada opositor en alguno de los casilleros periodísticos en los que tienen dividida a la realidad. Hoy me toco emular a Nelson Castro, al decir de Bill.
        “Nelson Castro no lo hubiera dicho mejor”, es todo cuanto pudo argumentar respecto a mi comentario, bueno, es un honor. Abrazo

        Me gusta

      2. Bill de Caledonia dijo:

        Desde oktubre que estás demasiado enojado, comprendo. Sabés que muchas veces elogié tus razonamientos aún sin compartirlos, pero este me pareció una pavada clariniana al que lo toqué con una humorada. Lamento que vayas perdiendo el sentido del humor, debe ser que este gobierno absolutista nos tiene traumados a todos. Abrazo!

        Me gusta

      3. Eduardo dijo:

        No mi querido Bill, no es desde Octubre, es desde la invasión de la Campora en mi laburo, son algo tan insoportables con el discursito fanatizado y unilateral y el robo de la carrera administrativa, que uno termina pensando que un país sin Clarín sería un país más despótico de lo que ya es.
        Yo tengo la teoría que explicaría esa animadversión militante hacia algunos periodistas por parte del kirchnerismo, varios de ellos personalmente deleznables, pero que hacen a una sociedad de clases. Es esta: Lo que está en disputa es el relato y lo que se combate es el relato del otro. Nada tiene que ver esto con la realidad excepto que no se resume en ninguno de los dos relatos. Entonces, hay una lucha inter burguesa y el terreno de la disputa es el relato de la realidad. Porque a decir verdad, excepto esto, Clarín no puede declararse como el enemigo por parte del Gobierno, porque es solo un representante más del relato de algunas corporaciones. Corporaciones muchas de ellas defendidas altro tempo por el propio gobierno, como el caso Techint por dar un ejemplo, o el Grupo Cirigliano.
        Mientras disputamos por periodistas, los que se esconden detrás de ambos relatos, se están llevando el país a carradas, con la anuencia y beneplácito del gobierno.

        Me gusta

    1. Pablo Jimenez dijo:

      Creo que el eje del comentario de Sietecase es el tratamiento de la noticia y el uso que se hace de ella, para en esta caso, entender si es necesaria una herramienta como puede ser la denominada “ley de medios”. Para la otro, lease Cristina autoritaria o su gobierno absolutista ya hay una herramienta y se llama sufragio.

      Me gusta

      1. Eduardo dijo:

        La posibilidad del sufragio y que vuelva a ganar no me imposibilita la crítica y/o caracterización. Lo que molesta al kirchnerismo monolítico es que se le cuestione el relato. La realidad no alcanza para tanta bambolla, ahora la batalla es de relatores.

        Me gusta

      2. Pablo Jimenez dijo:

        Eduardo, por supuesto que la critica y/o caracterizacion; que en este caso entiendo es la misma cosa; puede y debe estar habilitada y vigente siempre. Mi critica es que en los sectores antiK se utilice un multimedio para equilibrar lo que sin el podria ser un pais mas despotico. Clarin es mucho mas que el representante del relato de algunas corporaciones y mientras los opositores busquen fuera de las instituciones y los partidos politicos las fuerzas de equilibrio, “el relato” cada vez sera mas importante que la discusion de ideas, lamentablemente.

        Me gusta

  10. Amigos,para los que preguntan por qué no incluí lo de Kicillof en el presente post, aimplewmente porque el tema de mi comentario era otro. Su bravuconada frente a las críticas de Rocca, conforman una amenaza que merece el repudio (independientemente de los movimientos del grupo Techint. Sus palabras son gravez porque revelan la convicción de algunos funcionarios de que pueden utilizar el Estado para dirimir cuestiones ideológicas o políticas y hasta personales. Algo parecido se hace con la Afip. Tema que toqué varias veces en mi programa de radio.

    Me gusta

    1. Bill de Caledonia dijo:

      Discrepo. ¿Lo de Rocca son críticas y bravuconadas lo de Kicillof? Yo cuestionaría cierta torpeza política y mediática en algunas declaraciones que salen desde el gobierno, pero reconozco que son algunas de las armas con las que cuenta para tratar de negociar (ya que no se quiere romper) con estos dueños del país en las sombras.

      El gobierno no puede hablar de inflación porque tendría que sentar en el banquillo de acusados a todos estos delincuentes de guante blanco como Rocca (con los que convive desde 2003 en idas y venidas que a veces se tornan insoportables). No tiene convicciones o le falta poder político para desnudar a estas mafias. En ambas alternativas, no deja de ser un déficit de esta gestión.

      El poder sigue estando en las manos de Techint, Aluar, Molinos, Unilever, Clarín y veinte grupos más. Es imposible romper con todos a la vez sin ir -ahí sí, realmente- a un Estado autoritario. El reformismo kirchnerista (con aires peronianos) es negociar con el orden establecido y el árbitro (Clarín y sus bocas) en contra; no es una tarea tentadora y mucho menos en el corto pazo. Por eso apoyamos la consolidación de un Estado más fuerte y eficiente que cuente con las armas necesarias para sentarse en esa mesa de canallas (con buena prensa). Hay y habrá críticas por derecha y por izquierda, que se corresponde con una historia que es largamente conocida.

      Me gusta

      1. Bill de Caledonia dijo:

        Eduardo, festejo la ironía de tu post 11.1.1 y no diré con altanería y subestimando al otro: ” es todo cuanto pudo argumentar respecto a mi comentario…”. Hay que tomarse la vida con un poco de humor. Seguís siendo mi camarada preocupado por el dólar, preferido. 🙂 Abrazo!

        Me gusta

      2. Qué piola, no tenés miedo porque sos hiperoficialista!
        Los empresarios saben que o alaban o se callan la boca. Salvo los que estan jugados (Noticias no puede lograr que el gobierno cumpla con el fallo de la SCJ de que le den publicidad), y los otros medios saben que no hay nada que puedan hacer, su cabeza tiene precio ni bien se resbalen.
        Fijate que Rocca habló ante un grupo chico de académicos, Subiela en facebook, el empleado de la inmobiliaria dijo a un diario que no vendía un carajo, y el jubilado amarrete puso un amparo ante un juez.
        Lo de Kisciloff diciendo que deberían hacer fundir a Techint por hablar mal del gobierno, pero que no lo van a hacer es de antología y dio la vuelta al mundo. Eso es quasi fascismo, solo le falta ejecutarlo para quitar el quasi.
        En cuanto a la chapa, si Rocca vende al precio que se le canta es por exceso de protección, no le pueden echar la culpa a él, sinó al sistema.

        Me gusta

      3. Bill de Caledonia dijo:

        Mariano, apoyo al gobierno, pero en este mismo espacio he sido crítico de muchas cosas que, a mi modo de ver se hacen mal o directamente no se hacen, entre ellas, la falta de regulación a los muchos monopolios que actúan en el país. Si llamarme “hiperoficialista” te hace sentir mejor, obviamente podés hacerlo, pero no suma al debate, es como si yo dijera que Vos sos muy crítico porque livianamente te denomine “gorila” o “cacerolero”. No agrega ninguna idea.

        Reitero lo que pienso: acá no hay fascismo, ni cuasi, ni poquito, ni absolutismo, ni monarquía, ni diktadura. Hay un gobierno muy tolerante en muchos aspectos, e intolerante en otros, que a veces se le suelta la cadena a alguno de sus funcionarios (incluso a la presidenta, lo que es aún más cuestionable), pero que se corresponde con un gobierno democrático y republicano. Todo es perfectible y ojalá los argentinos encontremos una versión superadora del kirchnerismo. Pero permítanme decir, con el mayor respeto posible, que a veces es cómico escuchar a personas que conducen o apoyan espacios que no llegan al 5% de los votos, tildar de stalinista y tantas cosas a gobiernos como el de Kirchner o Cristina.

        Desde la otra mirada (hiperoficialista, si te gusta) te mando un abrazo,

        Me gusta

      4. fabian dijo:

        Sabemos cómo el kirchnerismo está atado a sus propias limitaciones, pero también vemos cómo ciertos órganos partidarios mienten descaradamente para confundir y enardecer a sus militantes. La plata de los jubilados, coma con seis pesos, ténganme miedo como a Dios y si quiero fundo Techint no son más que la demostración de impotencia de un partido político que no encuentra por dónde entrarle a un gobierno elegido por las mayorías. Como la forma de pegarle al kirchnerismo sería desnudar sus falencias exhibiendo las propias nadie muerde la papa caliente.
        Fijate que la iglesia católica tampoco se pronuncia contra el Sirirí Racing Yancar: ¿Qué va a decir? ¿Que engaña a la gente sacándole dinero con historias sobrenaturales? 🙂

        Me gusta

      5. Bill de Caledonia dijo:

        La Iglesia hace silencio. La Nación se entusiasma. Palermo es un buen escenario para juntar al pueblo argentino, como en 2008 como la 125. Macri financia. Clarín promociona. Las celebrities emocionadas.

        Lo que no entiendo es lo de historias sobrenaturales. ¿O tampoco creés en Adán y Eva? 🙂 ¡Ereje!

        Me gusta

      6. Fabian: Te referís a la impotencia del kirchnerismo. Porque salvo la primera todas esas barbaridades las han dicho ellos.
        Bill: Lo de Kisciloff es patoteo puro, quasifascista. Quiere decir que si pueden hacer recular en chancletas al empresario más grande del país, que niguna pyme se anime a abrir la boca o te pasan por encima. El mensaje es “aplaudí o callate”.
        Y no hablan de la inflación (provocada ´por políticas oficiales) porque según ellos no existe.

        Me gusta

      7. Bill de Caledonia dijo:

        Mariano, son distintas maneras de ver el problema. Obviamente respeto tu mirada y no la comparto, a esta altura no nos vamos a convencer el uno al otro. Valoro un gobierno que cada tanto le pone un ferno a esta gente, aunque a la vuelta de la esquina se tenga que sentar a negociar; pero aún así, lo hace con niveles de fuerza más iguales a los que históricamente hemos visto en la Argentina. Tengo una Pyme y creeme que en nada condiciona que una presidenta elegida por el voto popular le pare la chata a uno de los representantes del poder permanente. Seré verdaderamente kirchnerista (o cirstinista) el día que Cristina le diga a Rocca que nos nos puede vender la chapa y los caños al precio que se le canta. Difícil que eso suceda, porque imaginate el ataque de ira de Nelson Castro y la cadena de periosdistas independientes. Pero bueno, igual aguantamos algunos trapos… Abrazo!

        Me gusta

      8. Bill de Caledonia dijo:

        Mariano, son distintas miradas de ver el problema. Como responsable de una Pyme no me afecta en nada que Cristina le pare la chata a Rocca. Ojalá se atreviera a regular el mercado monopólico que él conduce, vendiéndonos la chapa y los caños al precio que se le canta. Pero imaginate el ataque de ira de Nelson Castro y la cadena del periodismo independiente. Realmente valoro a un gobierno que le pone “algún” freno a esta gente de vez en cuando, aunque a la vuelta de la esquina se tenga que sentar a negociar. Aún así, lo hacen con otra autoridad, muy distinto a todo lo que venimos viendo -al menos- desde el regreso de la democracia. Obviamente no nos vamos a poner de acuerdo. No me queda más que respetar nuestras opiniones. Abrazo!

        Me gusta

      9. Si el participante que firma “Mariano T” tuviera alguna posibilidad de superar en estos temas el nivel de simple charlatanería tal vez valdría la pena preguntarle por ejemplo a quién oyó él decir “coma con seis pesos”, o cuántos y quiénes son los kirchneristas que dicen que la inflación no existe, o por qué supone que la inflación fue provocada por políticas oficiales, pero como ese participante no logra en esos temas superar ese nivel, todo lo que puede hacer uno es señalar una vez más lo que es charlatanería como lo que es, es decir como charlatanería. Después de todo tal vez el tal “Mariano T.” no sea un mal tipo sino apenas uno más entre cientos de miles de argentinos que hablan de lo que no saben basándose en títulos distorsionados por los medios, y opiniones tergiversadas en las cuales ha tenido participación inclusive alguien que en otras cuestiones es ecuánime, como es el caso de Reynaldo Sietecase, sea desde títulos y frases acuñadas por él mismo, sea desde el ocultamiento de la verdad que hasta donde sé sigue practicando.

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

      10. Bill de Caledonia dijo:

        Mariano, es la cuarta vez que intento, espero salga el mensaje. Como responsable de una Pyme que soy, no me siento intimidado porque la presidenta cada tanto le pare la chata a Rocca. A la vuelta de la esquina se tiene que sentar a negociar con él (y otros), pero lo hace con más autoridad, más de igual a igual, como no sucede -al menos- desde 1983 a la fecha. Valoro que se le ponga un freno a esta gente. Seré realmente kirchnerista el día que se animen a regular este y otros sectores, así Rocca no nos vende la chapa y el caño al precio que se le canta. O Molinos que nos vende la comida como en Suiza. Pero claro, si le tocás la cola a esta gente después le agarra un ataque de ira a Nelson Castro y a toda la cadena del periodismo independiente, y aguantar el tachín-tachín y un cacerolazo como el del jueves próximo. Opinamos distinto y está bueno que podamos hacerlo, no nos vamos a convencer el uno al otro. Pero en este país se puede debatir, pensar, protestar, sacar una tapa como la de Noticias y mirar a Lanata y la parodia de Cristina todos los domingos. Estaría bueno que dejemos la cantinela de quasifascismo o el absolutismo y sigamos hablando de política que nos gusta y entretiene. Abrazo!

        Me gusta

      11. fabian dijo:

        Mariano T., como te considero un tipo inteligente solo que con otra visión se que no podés pensar eso. Simplemente seguís la corriente al antikirchnerismo más visceral a favor de la coyuntura. Hay que pegarles y esos son los moretones a la vista.
        El ANSES no es “la plata de los jubilados”, eso es un reduccionimo infantil. Coma con seis pesos ya fue recontra probado y demostrado que fue una operación del órgano de propaganda partidaria conocido como Clarín, repetido en tono de broma por el patético charlatán de feria de los Domingos y devuelto a las personas de bien en forma de vómito. Como con la lesa humanidad, lo único que lograron fue dejar en ridículo a honestos ciudadanos que vaya uno a saber por qué aún confían en estos delincuentes con fachada de periodistas.
        Hasta el “si quiero fundo Techint” está sacado de contexto y basta ver el párrafo completo del ultra marxista nieto de un legendario rabí judío de los protocolos de los sabios de Sion venido de Odessa para darse cuenta del sentido de la frase, bastante desbocada en un funcionario de su rango pero para nada ilógica viniendo del peronismo y/o del kirchnerismo. Tienen su estilo, a muchos les agrada (62% punto para arriba punto para abajo) y por eso los votan, algo de lo que el resto no tenemos nada que decir, me parece.
        Yo lo que barrunto por debajo de toda esta hojarasca (y sabés cómo es mi tendencia a la conspiranoia) es una intención de la derecha de tomar el poder, que es su hipótesis permanente, para acomodar los porotos a su antojo. Ahí sí vamos a volver a escuchar lo de la plata de los jubilados y coma con seis pesos, pero esta vez va a ser cierto y van a tener a quién culpar.
        Yo nací siete años después de derrocado el peronismo, y tenía como veinte más y seguía escuchando que este país estaba así por el desastre que había sido el gobierno de Perón. No podía entender cómo Alemania se había repuesto tan bien de una guerra mundial perdidosa y nosotros no podíamos sentar cabeza de un lider populista que aumentó los sueldos y regaló sidras y pan dulce.
        Eso es lo que pasa cuando todo se reduce y se compacta buscando a quién culpar, mientras se entrega un país a las corporaciones multinacionales y se legisla para favorecer solo a la clase dominante.
        No espero grandes cambios de Cristina, pero lo que si espero es que no pueda ser usada como piedra de toque de los desmadres conservadores del futuro. ¿Seremos capaces?

        Me gusta

      12. Lo que dije es que salvo “lo de la plata de los jubilados” el resto son afirmaciones de miembros o instituciones del gobierno, sin filtros.
        Lo de kisciloff lo escuché con mis propias orejas. Lo de los 6$ es pura aritmética, y en realidad son 5,65.
        En cuanto a la caja de ANSES, no es la plata de los jubilados, es la que nos confiscaron a mi y millones como yo. Aunque sea podría servir para que jubilados como mi vieja no anden de juicio en juicio para cobrar lo que les corresponde después de aportar 45 años.
        La única conspiración en marcha es para reformar la constitución, y todo lo que se haga para frenar eso es bueno.

        Me gusta

      13. COMA PERIÓDICAMENTE POR 0,33 PESOS (1)

        El participante que firma aquí “Mariano T.” pretende hacer creer ahora que “Lo de los 6$ es pura aritmética” etc., cuando en la realidad él había afirmado que la frase “coma por seis pesos” la habían “dicho” los kirchneristas y por más que el tal Mariano T de aritmética sepa tanto como su hijo el que afirma que un número de dos decimales es racional periódico (http://musgrave-finanzaspublicas.blogspot.com.ar/2011/03/homenaje-ricardo-p-natalucci.html y que aseguraba allí que no es irracional (cuando digo esto también me refiero al número y no al hijo)), y que ahora el tal Mariano T. padre esté quizá todavía más confundido que en aquel entonces porque con la lluvia se la haya mojado el pastito que había plantado y que antes se le había secado con el viento y con el sol, resulta difícil de creer que no se de cuenta de que una cosa son las deducciones erróneas que él haga o pretenda que otros hagan o que los implantadores del sesgo plutocrático y sus cómplices y encubridores inventen como represalia por la intervención a “su” INDEC, y otra cosa muy distinta es que algún kirchnerista o sobre todo algún funcionario de gobierno o institución haya “dicho” esa frase disparatada o que algún kirchnerista funcionario de gobierno o institución hayan sugerido o aconsejado que alguien “coma por seis pesos”..

        Si el participante que firma “Mariano T.” y otros participantes y el propio Reynaldo Sietecase fueran más honestos en el tratamiento del tema INDEC mis respuestas y comentarios serían más amables, o mejor aún, sobre todo para mí, ni siquiera harían falta.

        1) Homenaje y saludo a Mariano @Eldel033, de Panamá

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

  11. yogueo dijo:

    A Reynaldo Sietecase, que escucho sus opiniones creo que debe haber pasado unos 30 años, es uno de los poco que conservan su discurso editorial, siempre objetivo y por eso sus punto de de vista son muy importante y se lo debe tener muy en cuenta que bueno tener periodista, intelectuales de la talla de este señor.

    Me gusta

  12. Bill de Caledonia dijo:

    Mariano, (tercera vez que escribo este, espero salga) son distintas miradas de ver el problema. Como responsable de una Pyme no me afecta en nada que Cristina le pare la chata a Rocca. Ojalá se atreviera a regular el mercado monopólico que él conduce, vendiéndonos chapa y caños al precio que se le canta. Pero imaginate el ataque de ira de Nelson Castro y la cadena del periodismo independiente. Realmente valoro a un gobierno que le pone “algún” freno a esta gente de vez en cuando, aunque a la vuelta de la esquina se tenga que sentar a negociar. Aún así, lo hacen con otra autoridad, muy distinto a todo lo que venimos viendo -al menos- desde el regreso de la democracia. Obviamente no nos vamos a poner de acuerdo. No nos queda más que respetar nuestras opiniones. Abrazo!

    Me gusta

  13. “NESTOR KIRCHNER, JORGE LANATA, REYNALDO SIETECASE, Y MARIANO T”

    El participante que aquí firma simplemente “fabian” [comentario 11.1.2.7], califica, quien sabe con qué vara, a quien firma “Mariano T.” diciendo de él que es “un tipo inteligente solo que con otra visión”, pero al mismo tiempo dice de otro (tal vez, a juzgar por el día de semana en que se emite su programa, se refiera al periodista Jorge Lanata) que es “el patético charlatán de feria de los Domingos”, y no se explica por qué “honestos ciudadanos” … “confían en estos delincuentes con fachada de periodistas”.

    Sin embargo Jorge Lanata fue quien el domingo 9 de abril de 2006 informó a sus lectores de una grave distorsión que había en la medición de la inflación a favor de los consumos exclusivos de las minorías más ricas, y entre esos lectores estaba Néstor Kirchner, que era entonces, en Argentina, nada menos que presidente de la nación, y que tomó en base a esa información que brindó Jorge Lanata y que jamás fue desmentida ni podrá ser desmentida porque existen abundantes documentos probatorios de su veracidad, la decisión más difícil de su carrera política, pagando un altísimo costo político pero convirtiéndose con eso en el primer jefe de estado en el mundo que se atrevió a oponerse al sesgo plutocrático estadístico, ese fraude implementado por los gigantescos intereses económicos que controlan al FMI, al Banco Mundial, a la OCDE, a las Naciones Unidas, y a otros organismos mundiales. [1]

    Es posible (es muy probable) que Jorge Lanata haya difundido ese tema para extorsionar al gobierno, pero, me pregunto lo siguiente: A los pueblos y a los gobernantes ¿qué les es mejor? enterarse de una verdad importante por boca de un empresario periodístico extorsionador o ignorar ese hecho porque se lo ocultan periodistas tal vez menos extorsionadores pero temerosos, o cómplices o encubridores de otros periodistas amigos de ellos que hicieron su carrera en base al negocio de ocultar información?

    Un concepto, al menos en parte cierto, sugiere que para saber si algo es bueno o malo conviene imaginar qué pasaría con su generalización: Y bien, si generalizamos “Marianos T.” de Internet, decenas de miles de “Marianos T.”, que expongan sus “puntos de vista”, podremos tomar por una muestra válida de la opinión pública a lo que sean mañana simplemente programas informáticos publicando automáticamente cientos de miles de mensajes, todos provenientes de la misma organización. Si generalizamos en cambio Jorges Lanatas que vistan en un estudio de televisión sacos a cuadros y fumen hasta por el ano e informen para extorsionar, nos enteraremos de cosas que de otra manera ignoraremos, y que pueden sernos de utilidad conocer, y que a los gobernantes de nuestros países también les sean de utilidad conocer.

    1) http://www.indec.com.ar/LanataT20060409ElIndecdeYrigoyen.pdf

    Ricardo Patricio Natalucci
    Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
    DNI 8464942

    Me gusta

    1. fabian dijo:

      Don Ricardo Patricio Natalucci, las realidades suelen ser más complejas “bajo el capot” de lo que uno puede imaginar.
      El señor Mariano T. tiene nombre, apellido, domicilio, y yo también. Ambos intercambiamos desde hace años en lo que parecen ásperas discusiones pero en realidad forman parte de un debate más amplio entre dos modelos de país, enfrentados, en el que cada uno cree encontrar la mejor solución a los problemas. Aprendimos a respetarnos y a reconocer en el otro la honestidad del que habla desde sus convicciones, pero simplemente tiene otra mirada. Mariano no es un bot de internet, ni tampoco el exponente de la opinión pública, pero considero su opinión mucho más valedera que la de unos cuantos, incluido Jorge Lanata.
      El señor Jorge Lanata es una especie de estafador serial que deja en ruinas cada empresa periodística que toma a su cargo, sin pagar a los trabajadores y declarándose en quiebra para sortear los pedidos de juicio. Probablemente la nota que usted menciona haya sido una marcación de cancha del tipo mafioso destinada a que el kirchnerismo lo cooptara, algo que no resultó y terminó haciendo este triste papel para el bando contrario, un grupo que fue su enemigo personal durante toda su carrera.
      Toda mentira contiene su parte de verdad, que es lo que la hace creíble al receptor, y si bien el INDEC siempre mintió, gozaba de algún tipo de credibilidad, algo que por desgracia ya no posee.
      Lamento que estime en tanto las notas de Lanata, pero es lo que yo pienso de él y no sería bueno que lo oculte solo por llevarle la corriente.
      PD: Celebraría mucho que se generalice la presencia de Marianos T. o Eduardos entre los antik porque estoy bastante cansado de leer la shegua, los kk, y esas zonceras. Discutir con argumentos es un placer de los que quedan pocos en la red de Argentina, por eso uno sigue entrando al blog del amigo Reynaldo a escaparse todo lo posible de la agresión personal y el insulto.
      Saludos.

      Me gusta

      1. El participante que firma aquí simplemente “fabian” ( Don fabian) nos sigue sirviendo aquí de ejemplo de como apelan algunos a distintas varas para medir según le convenga a su discurso o a sus intereses personales. Ahora en su “garage” con su vara A señala el capot de ese automóvil que es la política y dice como dando cátedra: Allí “bajo el capot” hay una realidad más compleja de lo que uno puede imaginar. Luego esconde esa vara en un bolsillo de su mameluco, saca de otro bolsillo la vara B y señalando el capot de ese otro automóvil que es la ciencia matemática estadística, o lo que es más grave aún, de ese automóvil que es la intersección de la ciencia matemática estadística con la política y con los grandes intereses económicos mundiales, arguye: Allí “bajo el capot” hay una realidad más sencilla de lo que uno puede imaginar.

        Y nos “explica” con la superficialidad de su vara B que esa realidad sencilla radica en que el INDEC cuando usaba la canasta plutocrática “gozaba de algún tipo de credibilidad”, ignorando, o pretendiendo hacer creer que ignora, que ese “algún tipo de credibilidad” era tan sólo un invento sostenido por los mismos granujas que habían incorporado el sesgo plutocrático, y sus cómplices encubridores, es decir que no era “la opinión publica” sino “la opinión publicada”. Tengo grabaciones de programas de radio completos de varias horas de duración, entre otros de Marcelo Bartolomé (que difundió el problema del sesgo plutocrático honestamente) y de Marcelo Zlotogwiazda, uno de los encubridores y cómplices del fraude más deshonestos en el caso INDEC, y en esas grabaciones tanto de uno como de otro se comprueba claramente con decenas de mensajes de oyentes que, entre el pueblo, aquel INDEC plutocrático anterior al año 2007 no gozaba para nada de mayor credibilidad, y que por lo tanto lo que dice el tal “fabian” y lo que arguyó en su momento Reynaldo Sietecase (que es lo mismo) son cuentos chinos inventados por granujas y repetido por “ciudadanos honestos que se dejan embaucar” y por semihonestos, y por granujas cómplices, y cada uno que se mire al espejo en soledad, y se ponga frente a su propia imagen el sayo que mejor le vaya

        Luego el tal “fabian” cree -o pretende hacer creer-, que yo dije que quien firma “Mariano T.” es un robot y que él puede dar garantías de que es real porque lo conoce. Y parece que no se da cuenta de lo absurdo, desde el punto de vista de la lógica, de lo que está diciendo, ya que, primero, no hablo de alguien en particular ni me interesa, sino que hablo sobre conceptos, y en este caso advierto sobre el peligro de ser engañados por plantadores de opinión desde el anonimato que por cuanto a ese mismo anonimato pueden ser algún día programas robots (véase que lo que digo es “podremos tomar por una muestra válida de la opinión pública a lo que sean mañana simplemente programas informáticos publicando automáticamente cientos de miles de mensajes, todos provenientes de la misma organización” (nótese el verbo podremos en futuro y la palabra “mañana”). Segundo, que cuando eso se produzca resulta claro que dicha organización u organizaciones van a utilizar a determinados avatares para simular que conocen del mundo real a otro avatar o avatares de la misma organización, y que la única manera de evitar esta calamidad es responsabilizándose cada uno de los verdaderos ciudadanos o habitantes y firmando cada mensaje en Internet con su nombre y apellido y documento de identidad.

        A continuación el tal “fabian” vuelve a la teoría que usa, con la vara A, para sus amigos de la “otra mirada” y de que todo es igualmente relativo y que toda mentira contiene una verdad, etc., cuando lo cierto es que el tal “Mariano T.” afirmó aquí que el gobierno kirchrerista o instituciones habían dicho “Coma por seis pesos”, y el tal Mariano T. no supo indicar qué funcionario de gobierno la había dicho cuando lo invité a que lo aclare, y no pudo simplemente porque ese Mariano T. simplemente había mentido al decir eso, y mentir no es “otra mirada” y mucho menos la mirada de alguien honesto y respetable como el tal “fabian” pretende dar testimonio de que es Mariano T., máxime cuando el tal Mariano T. viene mintiendo sistemáticamente sobre el INDEC desde hace años.

        Que Jorge Lanata como empresario deja en ruinas cada empresa periodística que toma a cargo es algo que vengo señalando desde el año 1988, pero eso no quita su mérito de haber difundido en ese momento lo que otros ocultaban y ocultan. El editorial (y no “nota”) de referencia [1] lo pudo haber escrito para extorsionar al gobierno o castigarlo por no poner en su medio más publicidad oficial (me baso para ésta hipótesis en que apenas dos meses después su colega el empresario, productor, y periodista Roberto Navarro también difundió mi denuncia (en este caso por televisión abierta), y me confesó que la difundían para apretar al gobierno para que les diera más publicidad oficial. También puede ser que la difusión de la verdad por parte de Lanata haya tenido que ver con el hecho de que Lanata compartía un programa de radio con Marcelo Bartolomé que fue uno de los primeros y más entusiastas difusores de la verdad, y esa posibilidad hablaría por supuesto mejor de Lanata, aunque como ya expliqué, al pueblo y a los gobernantes les conviene enterarse de las cosas que las organizaciones ocultan, y en ese sentido es mejor un periodista que habla para extorsionar que un periodista que calla. Concluyendo con lo que el tal “fabian” dice de Lanata, su hipótesis de que quiso que el kirchnerismo lo cooptara es absurda ya que en el artículo Lanata presenta a ese INDEC como el INDEC de Kirchner y solamente quien lea y analice en profundidad lo que dice Lanata verá que esa acusación contra Kirchner era endeble ya que el propio Lanata explicaba que vengo diciendo exactamente lo mismo desde hace décadas, esté el gobierno que esté, y compara mi caso con el de Alejandro Olmos, historiador que le destinó buena parte de su vida a la investigación y denuncia de la deuda externa, y de allí se deduce que no fue Kirchner quien incorporó el sesgo sino que venía de mucho antes.

        Yo no estimo tanto las notas de Lanata. Valoro que no se viva del negocio de ocultar información, y que se cumpla con la principal obligación del periodismo que es informar.

        Comparto con quien firma “fabian” que son lamentables esos otros foros en los cuales no se supera el nivel de expresiones como yegua, kk, etc. pero si bien el participante “fabian” y sus amigos discuten con argumentos, no noto que lo hagan buscando la verdad sino como una especie de esgrima dialéctica en que no hay avances ni les interesa que los haya porque lo toman como simple diversión, como otros practican tenis, o juegan billar, donde no molesta, por supuesto, que pasen los años y se repitan una y otra vez los mismos pases, las mismas carambolas. Funcionan como una especie de club, de amigos que juegan al truco, y para mí en cambio esto es una carga y me fatigan y desalientan las repeticiones, las mentiras, y que haya en Argentina tantos ociosos a quienes no les interesa la verdad, una verdad que ve con mucha mayor claridad en este foro alguien como la participante María Reina que vive en EEUU. [comentario 6.3]

        1) http://www.indec.com.ar/LanataT20060409ElIndecdeYrigoyen.pdf

        Ricardo Patricio Natalucci
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        DNI 8464942

        Me gusta

      2. fabian dijo:

        El artista antes conocido como Eduardo dice estar harto de los relatores. Yo le preguntaría si no es taxativamente cierto que en 1986 disfrutaba sin culpas del Ta ta ta ta de cierto relator uruguayo, inventor del barrilete cósmico, hoy personero de la repudiable dictadura evokirchavista cercenadora de la libertad (del dólar).
        Ya vas a regresar con el equino fatigado queriendo escuchar hablar del barrilete cósmico 2.0 que juega en Barcelona en el mundial de Brasil y te vas a encontrar con el relato de un tostado golpeador serial de mujeres que dice Dan Niembra en cada ataque de la escuadra rival. En el pecado está la penitencia. Sin los relatores nada nos queda de la república que una vez fuimos.
        Buenos días.

        Me gusta

  14. Fernando dijo:

    Sin pretender ofender a nadie y, dejando constancia de que pasaba por aquí no de curioso sino buscando a un entrañable amigo de La Banda (de enlace en enlace me llamó la atención el título del artículo y allí sí se despertó mi curiosidad…)
    En primer lugar me sorprendió el clima de respeto entre los distintos comentaristas. Acostumbrado durante los últimos años a la invasión de ‘blogueros’ oficialistas (en general de bajísimo nivel) y la contracara ‘opositora’ algo mejor pertrechada de racionalidad en términos generales… Lamentablemente (hablo en general desde mi experiencia particular, insisto en éste detalle obvio) ambas posiciones con pólvora residual de los setenta… Una pólvora que no le hace bien a la salud de la República ni a la democracia…
    Hecha la salvedad entonces del clima de respeto percibido aprovecho a saludarlos y dejarles algún breve comentario…
    Se habla de la ‘información’, ‘la noticia’, ‘los hechos’ como si estos fueran los fundamentales…
    En verdad lo que es fundamental es la FORMACIÓN que permite en todo caso a las personas distinguir por ejemplo lo contingente de lo necesario, tamizar los datos con criterios lógicos, situar los componentes en un contexto, distinguir los escenarios y los protagonistas, etc., etc.
    La generación de FALSAS DIALECTICAS tales como las de gobierno/Clarín y tantas otras de los últimos años (del tipo kichneristas/cipayos) son precisamente FALSAS, se las plantea como únicas opciones y mutuamente excluyentes intentando eliminar o ignorar el universo total de alternativas…
    La mentira se construye con fragmentos de verdad…
    El autor de la nota parece asumir la falsa dialéctica al expresar su crítica de falta de rigor y precisión del medio informativo… La crítica puede ser certera pero el medio involucrado (Clarín) alguna vez tuvo una identidad distinta?…
    Muchos de nosotros deploramos ese diario desde que tenemos uso de razón (no me refiero al diario “La Razón”) por diversos motivos mucho más estables y estructurales que la coyuntura del ‘enfrentamiento’ con el gobierno…
    Más aún llama la atención cuando ese medio ha sido precisamente de gran y enorme influencia en las susesivas generaciones de dirigentes políticos que HOY DESCUBREN que es lo que es…
    Algunos de nosotros nos enfrentamos a Clarín cuando CASI NADIE lo hacía… También, curiosamente, éramos lectores de Jauretche y otros referentes del pensamiento nacional y popular CUANDO NO ERA NEGOCIO HACERLO NI SE LUCRABA CON ELLO y más bien se perdían que se ganaban posibilidades laborales…
    Tampoco se nos ocurría ni remotamente que llegaría el día en que los ‘vivos’ vivieran de los muertos, la militancia fuera un negocio extraordinario y el RELATO sustituyera a la realidad…
    Algunos de nosotros trabajamos en buscar la verdad (pertrechados filosóficamente y con metodología científica para lo que fuera menester) y estábamos ya de regreso HACE MUCHO TIEMPO de las historietas de Clarín como LO ESTAMOS HOY DE ESTE GOBIERNO…
    He visto partipando aquí a un experto de lo que fuera el INDEC con participaciones muy respetables… Seguramente no es ni fué un tecnócrata pero hay allí un sesgo REDUCCIONISTA que debe atemperarse… Sin embargo él específicamente estuvo ocupado y dedicado a MEDIR REALIDADES y, si al presente no está ideológicamente contaminado, puede ser un enorme aporte DENTRO DE UN EQUIPO INTERDISCIPLINARIO, dentro DE UNA COMUNIDAD INTERDISCIPLINARIA…
    Desde la Estadística no se descubre CONCEPTUALMENTE, por ejemplo, la MANIPULACION ESTRATEGICA DEL LENGUAJE, aunque puedan percibirse `síntomas’ de la sustitución de la ‘realidad’…
    Quizás deba yo explicitarlo pero aunque parezca algo extraño lo dicho anteriormente es PERTINENTE AL CONTEXTO DE LAS DECLARACIONES de la Sra. Presidente y a los comentarios aquí efectuados…
    Podría ejemplificar por si el autor no se hubiera percatado que la utilización de la AFIP y de otros organismos del ESTADO sitúan dichos, actitudes y políticas CLARAMENTE dentro del terreno de la prepotencia, el autoritarismo, la parcialidad y EL IR POR TODO…
    Y por suerte no es necesario optar ni por CLARIN ni por el GOBIERNO, alcanza con un simple ejercicio de Lógica clásica aristotélica (con perdón de la redundancia).

    Me gusta

    1. Bienvenido el participante que firma Fernando, aún con su posición tal vez un tanto sesgada en contra del kirchnerismo, porque pese a ese sesgo contiene elementos de verdad. Yo también tuve un amigo de La Banda (recuerdo que decía que La Banda es la capital del mundo).

      La mentira se puede (o no) construir con fragmentos de verdad, pero es muy difícil construir verdad con fragmentos o pedazos enteros de mentira, y sobre todo es muy difícil construir verdad con ocultamiento sistemático de hechos y de documentación.

      El diario Clarín al que se refiere, hasta que el gobierno de Néstor Kirchner “intervino” el INDEC en el año 2007 no solamente no atacaba sino que era partidario del gobierno de Kirchner.

      Es un diario con sus defectos y virtudes el cual hace varios años que no compro, pero que solía tener y tal vez siga teniendo en su edición impresa artículos muy interesantes y con mucha información. Y no principalmente de política y economía: Me resultaban particularmente gratos el suplemento turístico y el llamado Cultura y Nación, y creo recordar que luego Revista Ñ.

      Respecto al INDEC habría que ver que entiende el participante en concreto por ser un tecnócrata (yo tal vez lo sea, ya que creo que es positivo incorporar más tecnología y ciencia, y menos creencias y gustos personales y charlatanería en la política) y qué entiende por sesgo REDUCCIONISTA (las mayúsculas, tal vez abusivas, son del participante, yo no las uso salvo en títulos y a veces en siglas).

      Conviene aclarar, si es que a eso se refiere con estar dedicado a medir realidades, que jamás trabajé en medición de la inflación del momento, ni durante el gobierno militar ni durante la presidencia de Raúl Alfonsín, sino que lo hice siempre en gabinete técnico en diseño y supervisión de metodologías y fórmulas de cálculo y específicamente en el proyecto de la metodología de IPC que se puso en uso luego coincidiendo con la asunción presidencial de Carlos Menem. En consecuencia con esto, no estoy “al presente” ideológicamente contaminado, pero tampoco lo estuve jamás, como podrían insinuar sus palabras, y cualquiera puede ver en mis publicaciones de diferentes gobiernos que siempre mantuve la misma postura, que no es en sí ideológica, hasta el punto de que principalmente no denuncio al sesgo plutocrático por lo que tiene de plutocrático sino por haber sido introducido y aumentado en todo el mundo intencionalmente y subrepticiamente, es decir con engaños, y porque el proyecto se financió con la venta ilegal de información confidencial y generando lo que podríamos llamar corporaciones delictivas, peligrosas para los gobiernos sean del signo que sean, y nocivas para las instituciones y para la población.

      Esperemos entonces que la participación del nuevo comentarista aporte hacia la posibilidad de escapar del mundo binario de un solo bit como por ejemplo el que separa la sociedad en burguesía y proletariado, o explotadores y explotados, criterio binario de un solo bit del cual los gráficos de ingresos no muestran que correspondan con una interpretación adecuada de la realidad de lugar y época, y que haya aportes que aprovechen los logros de la ciencia, y de la filosofía, muy especialmente de la clásica pero también de la moderna epistemología.

      Ricardo Patricio Natalucci
      DNI: 8.464.942
      Ex supervisor de campo del INDEC 1980-1982
      Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
      Ex asesor de la Secretaría de Planificación de Presidencia de la Nación 1986-1991

      Me gusta

      1. Fernando dijo:

        NATALUCCI: Bienvenido el participante que firma Fernando, aún con su posición tal vez un tanto sesgada en contra del kirchnerismo, porque pese a ese sesgo contiene elementos de verdad. Yo también tuve un amigo de La Banda (recuerdo que decía que La Banda es la capital del mundo).

        FERNANDO: Gracias por la bienvenida, debo aclarar que estoy muy lejos de proclamarme “antikirchnerista”, francamente confieso desconocer de qué se trata… Es una escuela filosófica? una corriente del pensamiento? una doctrina política? un modelo de desarrollo económico? una cruzada de solidaridad social?…
        Lo que yo observo y pido disculpas por la claridad sin eufemismos es un conjunto de personas en el gobierno, de distintas procedencias (algunas al parecer impresentables porque alguna razón debe haber para que no se presenten)… En el ‘núcleo estratégico’ de tal mezcolanza coexisten:
        -PerRonistas (así con rR) A.F / J.D.V (conjunto de ladrones y mafiosos)
        -Chinismo: avanzada cínica de maoístas tácticos convidados en la mesa chica (C.Z.)
        – Movimiento de liAberración: otros elementos auténticamente y tradicionalmente antiperonistas que usufructúan banderas nacionales y populares. (A.K)
        – Quizás algún peronista doctrinario residual que yo no logro visualizar…
        Eso en cuanto al ‘manejo’ del poder…
        Algunos de ellos forman parte del recurrente y vergonzoso elenco de aplaudidores.

        NATALUCCI: La mentira se puede (o no) construir con fragmentos de verdad, pero es muy difícil construir verdad con fragmentos o pedazos enteros de mentira, y sobre todo es muy difícil construir verdad con ocultamiento sistemático de hechos y de documentación.

        FERNANDO: No aportamos nada por aquí, sólo que quizás en mi escrito debiera haber explicitado que me refería a las mentiras que surten efecto y poseen una sobrevida mayor… A buen entendedor…

        NATALUCCI: El diario Clarín al que se refiere, hasta que el gobierno de Néstor Kirchner “intervino” el INDEC en el año 2007 no solamente no atacaba sino que era partidario del gobierno de Kirchner.

        Es un diario con sus defectos y virtudes el cual hace varios años que no compro, pero que solía tener y tal vez siga teniendo en su edición impresa artículos muy interesantes y con mucha información. Y no principalmente de política y economía: Me resultaban particularmente gratos el suplemento turístico y el llamado Cultura y Nación, y creo recordar que luego Revista Ñ.

        FERNANDO: Que yo sepa el único diario Clarín que existió siempre, típico de burreros, intelectualoides mediocres y consumidores del rubro 72… En el interior incluso no llegaban los clasificados que eran la única parte útil del pasquín autodenominado “El Gran Diario Argentino” y consumido por miles de lectores del mismo modo que hoy decenas de miles consumen la TV basura sin que algunos adviertan los evidentes síntomas de intoxicación del ‘cerebro social’ (permítasenos la expresión)…
        Debiera por supuesto rescatar la tardía aparición de la Revista Ñ…

        NATALUCCI: Respecto al INDEC habría que ver que entiende el participante en concreto por ser un tecnócrata (yo tal vez lo sea, ya que creo que es positivo incorporar más tecnología y ciencia, y menos creencias y gustos personales y charlatanería en la política) y qué entiende por sesgo REDUCCIONISTA (las mayúsculas, tal vez abusivas, son del participante, yo no las uso salvo en títulos y a veces en siglas).

        FERNANDO: No hace falta que yo indique qué entiendo por ‘tecnócrata’ (que por otra parte no fué una acusación) ni por ‘reduccionismo’, basta con que el lector aplicado cuando se utilizan conceptos concurra al diccionario pertinente y consulte…
        Aún con mayor razón cuanto una introducción mínima a los problemas epistemológicos, a los cuales parece ser remitido el suscripto, o una formación elemental en filosofía vacunan de por vida (o debieran hacerlo) contra los ISMOS.

        NATALUCCI: Conviene aclarar, si es que a eso se refiere con estar dedicado a medir realidades, que jamás trabajé en medición de la inflación del momento, ni durante el gobierno militar ni durante la presidencia de Raúl Alfonsín, sino que lo hice siempre en gabinete técnico en diseño y supervisión de metodologías y fórmulas de cálculo y específicamente en el proyecto de la metodología de IPC que se puso en uso luego coincidiendo con la asunción presidencial de Carlos Menem. En consecuencia con esto, no estoy “al presente” ideológicamente contaminado, pero tampoco lo estuve jamás, como podrían insinuar sus palabras, y cualquiera puede ver en mis publicaciones de diferentes gobiernos que siempre mantuve la misma postura, que no es en sí ideológica, hasta el punto de que principalmente no denuncio al sesgo plutocrático por lo que tiene de plutocrático sino por haber sido introducido y aumentado en todo el mundo intencionalmente y subrepticiamente, es decir con engaños, y porque el proyecto se financió con la venta ilegal de información confidencial y generando lo que podríamos llamar corporaciones delictivas, peligrosas para los gobiernos sean del signo que sean, y nocivas para las instituciones y para la población.

        FERNANDO: Aquí debiera expresar yo que lo que mencioné de la actividad específica lo hice en positivo, asumiendo, suponiendo y lógicamente sobreentendiendo que se trataba d euna persona idónea en el manejo de Estadística Descriptiva y Estadística Inferencial y consecuéntemente instruída en el manejo de instrumentos de medición OBJETIVOS, VÁLIDOS Y CONFIABLES… Condiciones bastante ajenas hoy dentro del INDEC…

        NATALUCCI: Esperemos entonces que la participación del nuevo comentarista aporte hacia la posibilidad de escapar del mundo binario de un solo bit como por ejemplo el que separa la sociedad en burguesía y proletariado, o explotadores y explotados, criterio binario de un solo bit del cual los gráficos de ingresos no muestran que correspondan con una interpretación adecuada de la realidad de lugar y época, y que haya aportes que aprovechen los logros de la ciencia, y de la filosofía, muy especialmente de la clásica pero también de la moderna epistemología.

        FERNANDO: Me obliga a expresar que estoy formado en Metodología de Investigación Científica (CONICET) y que me he desempeñado en cátedras de Técnicas y Métodos de Investigación, Sociología, Epistemología y otras yerbas diversas que no vienen al caso mencionar…

        Debiera quizás manifestarle también que luché contra el Proceso, que salvé mi vida de milagro, que conozco el hambre y el frío, que vengo bien desde abajo, que me formé en la doctrina justicialista, que comulgué con el peronismo popular y revolucionario y que ninguno de los farsantes actuales representa nada de ello y sólo están conduciendo a la Nación hacia la destrucción, continuando políticas de alienación y sometimiento, enriqueciéndose a mansalva e idiotizando a la población y manufacturando clientelismo como únicas ‘políticas’…

        Saludos cordiales para todos y agradecido de las manifestaciones de bienvenida.

        Me gusta

      2. El participante que firma aquí simplemente Fernando (¿cuántos Fernandos van?) denota cada vez más ser un sesgado hacia el antikirchnerismo cuando dice que ve “como una “invasión de ‘blogueros’ oficialistas (en general de bajísimo nivel) y la contracara ‘opositora’ algo mejor pertrechada de racionalidad en términos generales.”. No nos aclara si entre esos pertrechos de racionalidad está para él decir a cada momento yegua, kk, y otras expresiones típicas de la cultura antikirchnerista, o escribir incorrectamente con K el nombre del organismo INDEC como hace continuamente el pertrechado cultural Nélson Castro que no se sabe si está enfermo de poder o de no poder.

        Luego ofende a los lectores de décadadas del tradicional diario argentino desarrollista Clarín diciendo que es típico de burreros (tal vez se refiera al hipismo, más atendido por diarios como Crónica, Popular, y por supuesto La Blanca, La Rosa, publicaciones especializadas. Una o dos veces estuve en un hipódromo (aunque no aposté porque no me gusta el juego), y no veía abundar el diario Clarín. Tampoco creo que sea justo de su parte calificar despectivamente de “intelectualoides mediocres” a lo lectores de Clarín o del suplemento Cultura y Nación, y menciona un rubro 72 que no sé que es. Dice que la revista Ñ fue de aparición tardía, ignorando los suplementos culturales y artículos culturales anteriores a Ñ y que tuvieron siempre una calidad tan alta como éste.

        Después dice que no hace falta que él aclare qué entiende por tecnócrata y contradiciéndose lo aclara cuando dice que no lo dijo como acusación.

        Cree que los ISMOS son malos de por sí: impresionismo, clasicismo. Sueña con imponer vacunas contra los ISMOS.

        Prefiere el INDEC de antes, el INDEC pluctocrático.

        Confunde disciplinas como la epistemología con yerbas (no aclara si alucinógenas).

        Luego algunos puntos a favor, como que conoce el hambre y el frío (aunque en general los que hemos conocido eso realmente nos referimos al frío y al hambre en ese orden).

        Dice probablemente en sesgada alusión al gobierno que “están conduciendo a la Nación hacia la destrucción, continuando políticas de alienación y sometimiento, enriqueciéndose a mansalva e idiotizando a la población y manufacturando clientelismo como únicas ‘políticas’”. No aclara si en esa según su visión particular ideotización incluye por ejemplo al canal cultural “Encuentro” .

        En síntesis, una nueva decepción, un nuevo fanático binario de un solo dígito.

        Ricardo Patricio Natalucci
        DNI: 8.464.942
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985

        Me gusta

      3. Fernando dijo:

        NATALUCCI: El participante que firma aquí simplemente Fernando (¿cuántos Fernandos van?) denota cada vez más ser un sesgado hacia el antikirchnerismo cuando dice que ve “como una “invasión de ‘blogueros’ oficialistas (en general de bajísimo nivel) y la contracara ‘opositora’ algo mejor pertrechada de racionalidad en términos generales.”. No nos aclara si entre esos pertrechos de racionalidad está para él decir a cada momento yegua, kk, y otras expresiones típicas de la cultura antikirchnerista, o escribir incorrectamente con K el nombre del organismo INDEC como hace continuamente el pertrechado cultural Nélson Castro que no se sabe si está enfermo de poder o de no poder.

        FERNANDO: Francamente quedo desconcertado… Ninguna relación entre las premisas y las conclusiones… Argumento ad-hominem a discresión, adicionalmente disparado hacia terceros que no están implicados en éste intercambio… Con ‘desconcertado’ estoy siendo muy generoso…

        NATALUCCI: Luego ofende a los lectores de décadadas del tradicional diario argentino desarrollista Clarín diciendo que es típico de burreros (tal vez se refiera al hipismo, más atendido por diarios como Crónica, Popular, y por supuesto La Blanca, La Rosa, publicaciones especializadas. Una o dos veces estuve en un hipódromo (aunque no aposté porque no me gusta el juego), y no veía abundar el diario Clarín. Tampoco creo que sea justo de su parte calificar despectivamente de “intelectualoides mediocres” a lo lectores de Clarín o del suplemento Cultura y Nación, y menciona un rubro 72 que no sé que es. Dice que la revista Ñ fue de aparición tardía, ignorando los suplementos culturales y artículos culturales anteriores a Ñ y que tuvieron siempre una calidad tan alta como éste.

        FERNANDO: Esta es la sección humorística… Clarín jamás se destaco por su nivel cultural y la aparición como dijera tardía del suplemento Ñ no alcanza -desde mi punto de vista, claro- a modificar las características del medio… Tentado estuve en mis respuestas anteriores a precisamente establecer una comparación con el EXCELENTE canal Encuentro, -el cual LAMENTABLEMENTE CARECE DE AUDIENCIA- para intentar inferir bondades de la destrucción cultural argentina durante las últimas décadas pero agravadas tratándose de DESGOBIERNOS que se autotitulan nacionales y populares…

        NATALUCCI: Después dice que no hace falta que él aclare qué entiende por tecnócrata y contradiciéndose lo aclara cuando dice que no lo dijo como acusación.

        FERNANDO: ?????? nada que ver, remití claramente al diccionario. Debiera quizás, en vista a la pésima ‘interpretación’ o cuestionarme mi modo de redacción o ‘bajar el nivel’ para hacerlo más comprensible o mudarme a otra parte luego de “DECEPCIONAR” a mi interlocutor… O…

        NATALUCCI: Cree que los ISMOS son malos de por sí: impresionismo, clasicismo. Sueña con imponer vacunas contra los ISMOS.

        FERNANDO: ????? Primero admite no entender de qué se trata el REDUCCIONISMO y diez minutos después dicta cátedra y extrapola hacia dónde se le ocurre y prosigue sacando conclusiones y haciendo afirmaciones arbitrarias…

        NATALUCCI: Prefiere el INDEC de antes, el INDEC pluctocrático.

        FERNANDO: Prefiero el rigor científico… Deploro adicionalmente que un día se coloque un BONO nacional nominado en pesos y corregido según índice establecido medido por el INDEC y al otro día que se colocó el Bono se ESTAFE quienes depositaron confianza modificando el procedimiento de cálculo y haciendo desaparecer mágicamente la inflación mientra los precios suben… Que además se afirme una línea divisoria entre “plutocrático” y no plutocrático suena a burla que no tenemos porque considerar como una explicación mínimamente sensata de algo que solo posee la intención de FALSEAR y manipular. Efectos a la vista.

        NATALUCCI: Confunde disciplinas como la epistemología con yerbas (no aclara si alucinógenas).

        FERNANDO: Esto o es mala fé o síntoma de patología mental… Yo no confundo disciplinas y además no consumo ningún tipo de droga, ni siquiera las fantasías alucinógenas que provienen de la casa Rosada.

        NATALUCCI: Luego algunos puntos a favor, como que conoce el hambre y el frío (aunque en general los que hemos conocido eso realmente nos referimos al frío y al hambre en ese orden).

        FERNANDO: Pruebe a publicar un artículo científico enunciando la “Ley Natalucci” que precisaría el orden en que se exteriorizan las experiencia extremas…

        NATALUCCI: Dice probablemente en sesgada alusión al gobierno que “están conduciendo a la Nación hacia la destrucción, continuando políticas de alienación y sometimiento, enriqueciéndose a mansalva e idiotizando a la población y manufacturando clientelismo como únicas ‘políticas’”. No aclara si en esa según su visión particular ideotización incluye por ejemplo al canal cultural “Encuentro” .

        FERNANDO: Excluye al canal Encuentro al cual considero excelente, también reitero que lamentablemente no posee audiencia, no es necesario explicite yo qué cosas consumen masivamente los televidentes…

        NATALUCCI: En síntesis, una nueva decepción, un nuevo fanático binario de un solo dígito.

        FERNANDO: Y el análisis de donde se deriva la síntesis dónde quedó?
        Respeto su derecho a la decepción, respete usted el mío.
        Fanático binario de un sólo dígito? Estoy imposibilitado de procesar semejante exabrupto.
        En mérito a la página y a los otros participantes doy por finalizado éste intercambio que deriva hacia cuestiones de tipo personal.

        Me gusta

      4. El participante que firma simplemente “Fernando”, se suma claramente a los que utilizan la doble vara o, lo que es en esencia lo mismo, que tienen un doble estándar (ver aquí mismo por ejemplo mi mensaje 15.1.1 donde expliqué el funcionamiento de ese mecanismo), y une a ese defecto un claro tono autoritario y mentiras fácilmente comprobables

        Así por ejemplo pretende (no se sabe si me ruega, me sugiere, o me intima) que yo publique un artículo científico acerca del orden en que se exteriorizan las experiencias extremas de hambre versus frío (no aclara tampoco si quiere que cite estudios de otros autores o que publique uno de mi autoría), pero no publica él un artículo científico ni cita uno acerca de una supuesta “invasión de ‘blogueros’ oficialistas (en general de bajísimo nivel) y la contracara ‘opositora’ algo mejor pertrechada de racionalidad en términos generales” (fin de la cita), a la que dice estar acostumbrado (SIC), ni sobre el perfil de los lectores del diario desarrollista Clarín desde su fundación en el año 1945, lectores a los cuales también ofende y agrede diciendo que ese diario siempre fue “típico de burreros, intelectualoides mediocres y consumidores del rubro 72”, como agredió a los kirchneristas, siempre con sus prejuicios banales, y con su mentalidad binaria de un solo bit.

        Al mismo tiempo un claro ejemplo de mentira lo podemos observar cuando afirma que yo admití “no entender de qué se trata el REDUCCIONISMO” (las mayúsculas fijas e innecesarias o abusivas son del tal “Fernando”), siendo que es fácil comprobar que lo que dije es que habría que ver qué entiende el participante por sesgo reduccionista y no que yo no sepa de qué se trata el reduccionismo

        Queda claro con estos ejemplos que el participante que firma “Fernando” procede con doble vara, con autoritarismo vacío, y con muy baja honestidad intelectual, habiendo pretendido venir al blog como un aristotélico y resultando un simple charlatán fanático binario de un solo dígito que comete torpeza tras torpeza.

        En el último párrafo esgrime que da “por finalizado éste intercambio que deriva hacia cuestiones de tipo personal” (fin de la cita) siendo que yo no aludo a cuestiones de tipo personal ni me interesan ni tampoco vengo aquí a practicar ningún “intercambio”, sino que en esencia lo que hago es aclarar cosas respecto al tema INDEC y analizar el comportamiento del periodismo y de esa parte de la sociedad que participa en blogs y foros de Internet.

        Y mientras a ese respecto me pregunto cuántos “Fernando” habrán dejando mensajes sobre el INDEC en Internet y lo de cuántos “Fernando” habré aclarado ya sobre INDEC, si muchos, pocos, o siempre el mismo, pasaré a analizar en comentario aparte lo que dice ahora y aquí sobre el INDEC el tal Fernando.

        Ricardo Patricio Natalucci
        DNI: 8.464.942

        Me gusta

      5. EL INEDEC Y LOS BONOS

        Si alguien no miente cuando dice que prefiere el rigor científico, entonces debería sincerarse y aceptar que lo único que está científicamente demostrado en el caso INDEC es que había en el IPC del INDEC anterior a que Néstor Kirchner se ocupara del tema un marcadísimo sesgo plutocrático (inclinación excesiva hacia los consumos exclusivos de los más ricos) , y que ese sesgo hacia los consumos exclusivos de los más ricos había sido introducido subrepticiamente (es decir ocultamente y con engaños) y por etapas a lo largo de décadas en Argentina y en prácticamente todo el mundo.

        Lo ético y correcto, inclusive legalmente, es que los bonos se basen en métodos transparentes y equitativos hacia los titulares de esos bonos y hacia quienes deben pagarlos.

        El IPC sesgado plutocráticamente anterior a la llamada intervención evidentemente no permitía que sucediera eso, ya que representaba tendenciosamente los consumos y hábitos de compra propios de las minorías más ricas, y ocultaba más de la mitad de los 800 artículos y servicios que componían la canasta, así como sus ponderaciones. Entonces eso obligaba al conjunto de la población a pagar una deuda en bonos que se actualizaba de acuerdo a esos consumos de minorías, que para peor eran secretos.

        Adicionalmente entonces, los que tenían la lista confidencial de los artículos y servicios con sus ponderaciones, sobre todo los grandes holdings financieros internacionales. podían sacar provecho de ese conocimiento en perjuicio de quienes no la tenían, ya que sabían anticipadamente si en determinado momento el sesgo estaba por hacer que convenga comprar bonos indexados por IPC, o vender por un tiempo éstos y comprar los indexados por BPI.

        Así llegamos a que científica y legalmente la única estafa comprobada con los bonos indexados es la que se hacía a favor de los consumos de las minorías más ricas y de los que tenían acceso a la lista secreta de artículos y servicios con sus ponderaciones.

        La metodología actual del INDEC, sin ser perfecta ni mucho menos ya que es más bien una enmienda que aún utiliza fórmulas matemáticamente incorrectas del sistema anterior -y cuando hablo de matemáticamente incorrectas hablo de ciencia-, al menos está publicada con todos y cada uno de sus artículos y servicios y sus ponderaciones en el sitio oficial del INDEC para toda la población.

        Por más que periodistas como Reynaldo Sietecase -habitualmnete bastante ecuánime-, hayan pretendido hacer creer a la población que aquel sistema era como la virginidad, lo cierto es que en esa metáfora aquel INDEC era un negocio de prostitución estadística encubierta en el cual había dueños que hacían su negocio y no había la higiene estadística que debería regir, y que amigos de Reynaldo Sietecase como Marcelo Zlotogwiazda, y como tantos otros periodistas, economistas, y consultoras privadas, se volcaron primero contra el gobierno de Néstor Kirchner y luego contra la gestión de Cristina Fernández de Kirchner porque Zlotogwiazda y tantos otros como él eran amigos de los dueños del prostíbulo estadístico, y que medios como Clarín se volcaron primero contra el gobierno de Néstor Kirchner y luego contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner porque tenían intereses puestos en aquel prostíbulo estadístico.

        Entonces, los que hablaron y hablan cotidianamente de estafa y de pérdida de confiabilidad, deberían de acuerdo a estos hechos comprobables hablar de corrección realizada, y deberían avergonzarse por ser cómplices activos o pasivos de aquél sistema probadamente distorsionado que se sigue utilizando en prácticamente todo el mundo, habiendo sido Néstor Kirchner el primer jefe de estado que atrevió a enfrentar a los autores de esa distorsión, y a los negocios de decenas de miles de millones de dólares que habían atrás de eso.

        Y esto lo dice alguien como yo que no soy ni antikirchnerista ni kirchnerista sino un simple técnico que vino denunciando el fraude desde hace casi treinta años según consta en decenas de expedientes, denuncias penales, artículos, cables de agencias de noticias, y reportajes que constituyen prueba.

        Ricardo Patricio Natalucci
        DNI: 8.464.942
        Ex supervisor de campo del INDEC 1980-1982
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        Ex asesor de la Secretaría de Planificación de Presidencia de la Nación 1986-1991

        Me gusta

  15. cecilia dijo:

    Leer críticamente la información, saber desde dónde se emite, pensar en los por qué y los para qué de una noticia, se han vuelto tareas indispensables. No creo que alguno de los lectores de este blog no practique estos postulados -habrá quién más,quien menos-.Las frases poco felices, entre amigos, en la familia, en círculos pequeños,son sólo eso, frases poco felices.En la figura de un líder, son algo más.¿A quién iba dirigido? A unos pocos,a unos cuantos,a los buenos,a los malos…en cualquier circunstancia me parece sigue siendo una apelación al miedo y una analogía mucho más que poco feliz con Dios. Me ha resultado un poco extraña tu nota, he sentido que estás subestimando a mucha gente. Pero debo de estar equivocada.

    Me gusta

  16. Eduardo dijo:

    Martín CaparrÓs

    LA LEY DE LA CALLE

    No defendían sus dineros como hace cuatro años; algunos eran los mismos, otros no, y todos salieron a decir que no toleran ciertas conductas del gobierno. Yo acuerdo con muchas de sus críticas y, aún así, creo que no era mi marcha: es más que probable que no comparta con muchos de los movilizados del 13-S casi nada, que nuestras visiones del mundo y sus políticas estén alejadísimas; también es probable que haya unos cuantos con los que sí. Fueron muchos miles: la idea de su homogeneidad es otro de los trucos del relato oficialista: que eran todos de los barrios caros, que eran todos de clase media alta, que no pisaban el pasto para no mancharse, que estaban bien vestidos –enunciado, por supuesto, por gente de clase media alta que vive en barrios caros, que suele “vestir bien” y no pisar el césped. Pero es una reducción: había mucho más que eso. Porque la convocatoria fue dispersa, porque una de las particularidades del gobierno kirchnerista es que algunos de sus actos pueden producir reacciones semejantes en personas muy diferentes, porque las consignas de la noche eran más que variadas.

    Lo cierto es que, más allá de sociologías de café y taxonomías interesadas, la irrupción de la calle opositora cambia cosas. Instala una dinámica nueva que vale la pena tratar de pensar.

    Está, por un lado, el problema de la ocupación de los espacios: el oficialismo basaba parte importante de su legitimidad en su capacidad de movilización –los jóvenes, los actos, la plaza y otros lugares comunes del relato– y, por lo tanto, la movilización era un recurso que sus voceras y voceros ensalzaban cadena tras cadena; ahora, cuando ya no les pertenece en exclusiva, se lanzaron a hacer malabarismos que, una vez más, se les transforman en esputos ascendentes: si dicen que “también en la cancha de Boca hay mucha gente”, ¿cómo podrán, la próxima vez, jactarse como suelen de su propia mucha gente? Por ahora, el truco consiste en definir movilizaciones malas y movilizaciones buenas; las malas son las de los bienvestidos en la calle, las buenas son las de los bienvestidos en el palco; el argumento tiene sus problemas. Quizás, que es demasiado claro: una definición del populismo.

    Pero eso es un detalle. Lo central de la nueva dinámica, creo, será el crescendo. El gobierno y su gobernadora ya dijeron que la salida de los nuevos cacerolos no les importa, que allí no hay nada que escuchar. No por nada, sino porque honestamente no creen que valga la pena escuchar a esa gente.

    El gobierno piensa que no debe gobernar para ellos sino para los suyos. No me parece mal: un partido siempre gobierna para una fracción de la sociedad. Es mentira que se pueda gobernar para todos. Siempre se beneficia a unos o a otros –aunque buena parte del discurso y la práctica políticos consista en tratar de disimularlo. El problema es que, en este caso, no está claro quiénes son realmente los suyos. Y, sobre todo, el error del gobierno es que su ataque a los que ataca es mayor en las palabras que en los hechos, cuando debería ser exactamente lo contrario: irritan al pedo. En lugar de hacer, amenazan. Y, cuando hacen, enarbolan esa inepsia con la que manejaron, por ejemplo, el tema del dólar: agregando una regulación nueva cada dos días, mostrando que empezaron sin tener ni idea de dónde iban –como cada vez.

    Su otro problema está en pensar que los propios son el famoso 54%. Como si todos esos votos les pertenecieran, como si no se dieran cuenta de que un porcentaje significativo –y todavía no medido– de quienes los votaron no apoyan muchas de sus medidas y sus formas recientes. Pero siguen hablando como si nada de eso. No pueden engañarse tanto; espero –de verdad– que solo sea un recurso retórico, porque si realmente lo creen son peores que lo que uno podría creer.

    En todo caso insisten: en las voces de los cacerolos no hay nada que les interese, que quieran o deban escuchar. Los cacerolos, en cambio, descubrieron que tienen con qué hacerse oír. Sería tonto pensar que se van a resignar a esa sordera oficial; sería necio pensar que no van a volver.

    Me imagino que en las próximas semanas va a haber marchas parecidas y es probable que sean cada vez más numerosas. Me imagino que en algún momento el oficialismo –que nunca es rápido para corregir sus velocísimos errores– va a querer disputarles la calle. Me imagino que la primavera va a florecer de marchas, contramarchas.

    Si eso sucediera, el que pierde es el gobierno: pierde la hegemonía, se convierte en un contendiente cuando, hasta ahora, aparecía como el protagonista indiscutido, el actor único. Quizás prevean su error y no lo hagan. Quién sabe: si no se dieron cuenta de que la Rerre era lo peor que podían lanzar, no veo cómo ni por qué se darían cuenta de esto.

    Pero para evitar la pelea por la calle tendrían que desarmar las marchas cacerolas con alguna concesión, algún gesto que sirviera para bajar la tensión y diluir las demandas. No veo cuál sería. O sí: el más probable –el mejor terreno de entendimiento que los oficialistas y los cacerolos podrían encontrar– es la represión. ¿Qué mejor podría ofrecer la doctora CFK que hacerse cargo de los reclamos por la inseguridad y producir un endurecimiento de la intervención policial –que, en última instancia, la favorece de más de una manera? ¿Qué mejor -para ella- que una maniobra que le permitiría recuperar algún favor en los que ahora la critican al mismo tiempo que aumentaría su control de esa calle que ahora teme perder?
    Sería siniestrito. Espero, una vez más, equivocarme.

    Me gusta

  17. Fernando dijo:

    Qué manera de distorsionar todo, interpretar lo que se quiere e insistir con el reduccionismo luego de haber sido chupamedias de todos los gobiernos pero siempre ‘exclusivamente’ del último…
    Me recuerda al famoso Plan Luria de carreteras que hace años repite lo mismo en la intención de pasar luego la factura por propiedad intelectual…
    Confunde no sé si adrede o de incapaz nomás cuestiones científicas con cuestiones de conportamientos ilegales o espúreos de las personas…
    No le preocupa entonces corregir un sesgo con otro sesgo mayor si ello implica que lo ‘han escuchado’ y seguido sus consejos…
    Un verdadero bodrio leerlo…
    En verdad si algún aporte profundo puede seguirse del sesgo proclamado queda en el vacío luego de tanto rebusque de enemigos y contrincantes y fantasmas para jugar al as de espadas…
    Me hace recordar la actitud del ‘investigador’ de la magnífica novela de Víctor Hugo “Los Miserables” y más contemporáneamente de una película del Este Europeo “La Vida De Los Otros”(me encanta utilizar mayúsculas cuando lo juzgo apropiado).
    Me quedo con las ganas porque es imposible el diálogo o intercambio o interacción o lo que fuese que el Sr diga para efectuar alguna pregunta sobre el famoso sesgo… Entonces me quedo con la duda de si es efectivamente tan sesgado el procedimiento plutocrático toda vez que el problema se suscitaría en la medición de T1.. (la primera medición que s eefectuó con el procedimiento) puesto que para los susesivos tiempos la primera medición (la `sesgada’) trabajaría ya como valor absoluto… para se más claros el kilo de pan sería indiferente que en la villa costara 5 y en Recoleta costara 15 porque (no sé si puede asumirse esto) en adelante la corrección sería porcentajes similares… (no soy especialista en esto y reconozco la complejidad del asunto y sólo manifiesto msi dudas)…
    Respecto a los bonos (comprados en gran medida con fondos de la ANSES) efectivamente modificar el mecanismo constituyó un fraude… Y ni hablemos si consideramos la INFORMACION PRIVILEGIADA que tuvieron los que conocían de antemano que se modificaría el cálculo y por obra y acción de Mandrake desaparecía la inflación aunque nos golpeara todos los días…
    No soy Fernando VII eso es seguro, ni tampoco séptimo hijo lobizón.
    Feliz fin de semana para todos, yo quiero contruir una Nación en Paz y Trabajo para todos sin privilegios de nínguna índole y adhiero a la ‘tríada’ justicialista aunque quizás ya no exista justicialismo y sea hora de hermanarnos para luchar con los verdaderos y auténticos enemigos y no entre nosotros.

    Me gusta

    1. SOBRE LAS DIFERENTES EVOLUCIONES DE LOS PRECIOS

      Uno de los participantes -el que aquí firma simplemente “Fernando”-, manifiesta en un pasaje algo así como que por imposibilidad de diálogo se queda con las ganas de aclarar una duda que tiene sobre si es efectivamente tan sesgado el procedimiento plutocrático. Y buscando (y consiguiendo) ser más claro da un interesante ejemplo que consiste en que a su parecer sería indiferente a los efectos de medir inflación que en la villa de emergencia (tipo de barrio muy pobre en Argentina) costara el kilo de pan 5 pesos el kilogramo y en Recoleta (barrio muy rico de Buenos Aires) costara 15, porque en adelante el aumento de precios arrojaría porcentajes similares, y acepta con humildad y ubicación “no soy especialista en esto y reconozco la complejidad del asunto y sólo manifiesto mis dudas”. (fin de la cita)

      Para sacarse las dudas no hace falta diálogo propiamente dicho, sino simplemente manifestar las dudas que le surjan como en ese párrafo, con respeto y ubicación. También el propio Reynaldo Sietcase puede hacer conocer las dudas que se le presenten, y que pueden ser producto de confusiones sembradas hasta en algunos casos intencionalmente por amigos suyos, antiguos frecuentadores de burdeles estadísticos.

      Paso a la respuesta:

      El precio del pan no solamente es así de diferente (y aún más) entre un barrio pobre y uno rico, sino que su evolución en el tiempo (incremento del precio del pan) también es notoriamente diferente, y en cierta forma por los mismos motivos. El precio del kilogramo de pan en un barrio rico tiene un fuerte componente de costo inmobiliario del local, de marketing, de nivel de salarios de los empleados, y de gastos lujosos de los propietarios en su vida privada que deben ser pagados por sus panaderías o cadenas de panaderías. La estructura de costos en una humilde panadería o despacho familiar en un barrio pobre no depende en lo más mínimo de esos factores, sino fundamentalmente del precio de la bolsa de harina y de la energía (gas, leña, etc.). En épocas de crisis económicas como la del año 2002 proporcionalmente el alquiler de los locales desciende, los salarios reales descienden, y los gastos lujosos de los propietarios descienden (en éste caso sucede porque son sumamente elásticos (ésta es una expresión que se usa en economía para significar que esos gastos lujosos no son imprescindibles)), en cambio el precio de la harina y de la energía (en el año 2002 sobre todo fue en Argentina el gas en garrafa que es típico de los barrios pobres) tienen muy fuertes aumentos por ser inelásticos (es decir imprescindibles), por lo que donde más sube el precio del pan en esas épocas es en los barrios pobres, en los cuales se acerca al precio en los barrios ricos pero sin que la gente tenga allí la capacidad adquisitiva para poder afrontar eso. Resultado: hambre. En épocas de bonanza sucede todo lo contrario, es decir lo que más aumenta es el costo inmobiliario (boom inmobiliario), los salarios reales de empleados, y los gastos lujosos de los propietarios.

      Si la bonanza del período económico se complementa con políticas gubernamentales de subsidios a la harina y al gas en garrafa como ha sucedido desde 2007, ya tenemos un panorama significativo.

      A eso se suma otro efecto y es que en un barrio pobre la gente compara más los precios, y tiene menor fidelidad hacia un determinado proveedor (si alguno aprovecha que la gente tiene más dinero y aumenta el pan más que en la otra esquina mucha gente del barrio le deja de comprar y camina una cuadra más). En las épocas de crisis como la del año 2002 esto no sirve porque como lo que aumentan son los costos imprescindibles, los aumentos en el barrio pobre en épocas como el año 2002 son generalizados.

      Lo que he explicado para el pan sucede en esencia con cada uno de los artículos y servicios, y nótese que he hablado solamente del lugar de compra, y en el sesgo plutocrático hay un factor aún mas notorio que es la composición misma de la canasta.

      Así, si un gobierno decide mantener subsidiado con recursos genuinos artículos de primera necesidad y servicios como transporte y gas en garrafa, éstos pueden permanecer constantes durante mucho tiempo y aún bajar de precio, mientras que el precio de las rosas rojas o la castración de gatas siamesas puede subir cada año y cada mes porque el gobierno no tendría ninguna razón valedera para mantener subsidiado todo eso.

      Dado que los ciclos económicos a menudo duran años (y hasta décadas), y que lo mismo pasa con decisiones como mantener subsidiado al gas en garrafa, al transporte público de pasajeros, etc, vemos que no hay razón alguna para que la evolución del incremento de precios al consumidor medido plutocráticamente sea semejante al incremento medido democráticamente, sino que, como expliqué, van por carriles diferentes, y por eso es tan importante eliminar el sesgo plutocrático estadístico.

      En un próximo mensaje, para no mezclar las cosas, responderé la nueva aseveración sobre los bonos.

      Ricardo Patricio Natalucci
      DNI: 8.464.942
      Ex supervisor de campo del INDEC 1980-1982
      Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
      Ex asesor de la Secretaría de Planificación de Presidencia de la Nación 1986-1991

      Me gusta

      1. Fernando dijo:

        Muy interesante la respuesta y ahora yo al menos entro un poco más orientado al problema.
        Básicamente el sesgo no sólo no se anula en T2 sino que siquiera se amortiza en los susesivos tiempos.
        Todo lo contrario el problema se retroalimenta y la inflación real incorpora paulatinamente ‘inflaciones no-reales que concluyen siendo reales’ porque los precios se ‘acomodan’ al índice medido que está sesgado… Si es que estoy comprendiendo.
        Una herramienta que trabaja mal sin cumplir su cometido y que por debajo resulta ser una herramienta de injusticia social.
        Creo que más d euno de los lectores nos estamos preguntando en que país esto no sucedió nunca y en qué países se detectó el problema y fué corregido.
        Agradecido por la respuesta.
        Quizás yo en otra ocasión pueda plantear dos problemas que poseen algún parentezco con ese sesgo.
        Uno el del ‘Efecto Pigmalión’ en Educación y el otro el problema de la ‘normalidad’ estadística en contraposición al criterio contínuo de salud-enfermedad. Ambos fenómenos -a mi criterio- que tampoco son inocuos ni ingenuos y que poseen impacto impresionante en la degradación social y estructura de la alienación contemporánea. Ambos los enfoco yo desde el Factor Psicosocial de la Estrategia.

        Me gusta

      2. El comentarista que firma aquí simplemente “Fernando” dijo: “Muy interesante la respuesta y ahora yo al menos entro un poco más orientado al problema.
        Básicamente el sesgo no sólo no se anula en T2 sino que siquiera se amortiza en los susesivos tiempos.
        Todo lo contrario el problema se retroalimenta y la inflación real incorpora paulatinamente ‘inflaciones no-reales que concluyen siendo reales’ porque los precios se ‘acomodan’ al índice medido que está sesgado… Si es que estoy comprendiendo.
        Una herramienta que trabaja mal sin cumplir su cometido y que por debajo resulta ser una herramienta de injusticia social.”
        (fin de la cita)

        Así es, veo que está comprendiendo bien. Para colmo esa distorsión estadística fue introducida intencionalmente y subrepticiamente durante décadas y en todo el mundo, y los que lo hicieron están preparados para que si un jefe de gobierno de una nación quiere corregirlo se comience a difundir índices más altos como castigo, para que esos índices artificialmente aumentados se vayan convirtiendo en aumentos reales de la inflación. En el caso de Argentina hay abundante material probatorio de que es eso lo que hicieron a raíz de la llamada “intervención”, y existe inclusive la confesión pública de uno de los economistas que fueron utilizados para esto. [1]

        Respecto a la consulta sobre en qué país esto no sucedió nunca y en qué países se detectó el problema y fue corregido, puedo decir que la magnitud y la velocidad en que se fue distorsionando el IPC es un poco diferente según el país, pero converge claramente hacia un IPC homologado mundialmente y totalmente plutocrático. El único país en el cual el gobierno al menos intentó corregirlo fue Argentina. Los países en los cuales aún no se incorporó la distorsión son muy pocos, si es que queda alguno. Al momento de la llamada “intervención” al INDEC, Jacob Ryten [2], [3] estaba trabajando para incorporar el sesgo plutocrático en países como Sudáfrica que ahora ya lo han incorporado plenamente, y Colombia, país que poco antes -en mayo de 2004-, había aclarado explícitamente que su metodología no tenía sesgo plutocrático [4]. Cuba en un anticipo del cambio metodológico que está haciendo para adecuarse al capitalismo menciona textualmente “Una novedosa metodología para la obtención de las ponderaciones de los artículos dentro de la canasta, que facilitará incluir aquellos, cuyo precio esté en pesos convertibles, lo que contribuye a la obtención de un IPC que integre a los mercados en pesos cubanos y en pesos cubanos convertibles” y aclara que los cambios serán “Como consecuencia del estudio y evaluación de las prácticas internacionales y las metodologías vigentes”.[5] (nótese lo de “prácticas internacionales” que es la misma expresión que figura tanto en español como en inglés en todas las recomendaciones del FMI y demás contra Argentina)

        Es necesario entender que todo esto en general no pasa por los gobernantes, sino que es un plan internacional, en el cual los gobiernos nacionales son llevados con engaños, o forzándolos, a adoptar la metodología plutocrática, al mismo tiempo que ciertos economistas apoyan ese plan con publicaciones generalmente patrocinadas por el FMI en las cuales pretenden haber demostrado que el efecto del sesgo plutocrático es pequeño. [6] o que la alta inflación perjudica a los más ricos y favorece a los más pobres [7].

        Ref.:
        1) http://huincanoalineados.blogspot.com.ar/2010/06/inflacion-una-conspiracion-contra-todos.html
        2) http://tirandoalmedio.blogspot.com.ar/2009/07/que-casualidad-reaparecio-jacob-ryten.html
        3) http://www.lanacion.com.ar/1152978-la-argentina-es-el-unico-pais-civilizado-donde-hubo-un-intento-deliberado-de-malinformar-al-publico-sobre-estadisticas
        4) http://www.javeriana.edu.co/fcea/area_economia/inv/documents/50anosdelindicedepreciosencolombia.pdf
        5) http://www.one.cu/publicaciones/03estadisticassociales/ipc/Documentos%20de%20informacion/Resumen%20del%20IPC.pdf
        6) http://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2000/wp00167.pdf
        7) http://www.aaep.org.ar/anales/works/works2000/lodola_busso_cerimedo.pdf

        Ricardo Patricio Natalucci
        DNI: 8.464.942
        Ex supervisor de campo del INDEC 1980-1982
        Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
        Ex asesor de la Secretaría de Planificación de Presidencia de la Nación 1986-1991

        Me gusta

  18. Maria Reina dijo:

    Estimado Ricardo, para mi esto es muy complicado de entender, pero sigo leyendo. Hay dos temas que confundi, pero ahora tengo claros (esto con respecto a la distorsion en EEUU) uno es el uso de la inflacion basica (que se hace quitando de lado los precios de la comida y los combustibles, por considerarse demasiado volatiles. La razon o excusa, segun se lo mire, es que la inflacion basica es un mejor predictor, o ayudaria mas a entender las tendencias a largo plazo). El otro es el indice del precio al consumidor. Perdon por no ser mas precisa (es q leo y me olvido de los detalles casi inmediatamente) pero la cosa en general es asi: antes se utilizaban articulos fijos en una canasta, ahora se toman en cuenta cambios en la calidad de los bienes y sustituciones (que los consumidores hacen dado el cambio de precios). Considerar sustituciones lleva a cambiar el “peso” relativo de los bienes de la canasta y llevaria a calcular una inflacion menor q la q corresponde. Todavia me falta entender a quien beneficia y a quien perjudica. Sigo haciendo preguntas y compartiendo. Un saludo

    Me gusta

    1. Estimada Maria Reina, el primer tema al que usted hace referencia es lo que habitualmente se denomina en inglés “core inflation”, que en realidad no significa inflación básica sino inflación núcleo (podría traducirse también por inflación central). En este tema el Bureau of Labor Statistics (BLS) aclara con total honestidad [1] que el indicador que mide esa inflación núcleo, es decir el comúnmente llamado “core index” es simplemente uno de tantos agregados que dicho organismo del gobierno de EEUU publica combinando algunos rubros y excluyendo otros, y que como usted bien dice está destinado a servir de herramienta de análisis, para quien lo considere útil como posible predictor o a los efectos de entender la tendencia a largo plazo, y aclara también que ese “core index” no está atado a ninguna legislación ni es usado para ajustes de pagos oficiales. El problema respecto a este indicador es entonces que algunos medios de prensa y analistas le atribuyen más importancia de la que realmente tiene, pero respecto al hecho de que se lo publique no creo que corresponda hacer ninguna objeción. En Argentina, unos años antes de que yo entrara al INDEC, hubo algo parecido a un índice “core”, porque llegó a difundirse además del IPC (que en esa época aún no era plutocrático) un IPC excluyendo la carne vacuna por considerarse que su precio era muy volátil, y yo siempre expliqué que me parecía más honesto hacer eso que lo que se hizo luego que fue introducir subrepticiamente un cada vez mayor sesgo plutocrático en el IPC lo que hizo bajar la ponderación de la carne a apenas un tercio de la que tenía, (pasó repentinamente de representar un 12% de la canasta a un 4%) y engañando a la gente haciéndoles creer que se trataba de cambios en la modalidad de consumo de las familias.

      Para que se entienda mejor la relación entre la llamada “core inflation” y el sesgo que yo denuncio puedo recurrir a una analogía entre el IPC y el sistema de elección de gobernantes: La introducción subrepticia del sesgo plutocrático es como si cada vez le hubiesen dado más valor al voto de los ricos y menos valor al voto de los pobres a efectos de elegir presidente y legisladores, y hubiesen ocultado que estaban haciendo eso, de manera que la gente no supiera que se estaba instaurando el voto plutocrático y creyera que lo que se estaba observando era un cambio en las preferencias del pueblo. La “core inflation”, en esa analogía, es como si además de eso se publicara aparte un estudio de los votos excluyendo a los votantes que tienen un voto más volátil (en Argentina serían los llamados “indecisos”, y en EEUU podrían ser los que no votan siempre al partido Demócrata ni votan siempre al partido Republicano, sino que van cambiando de acuerdo a como van las cosas). Publicar ese indicador adicional no perjudica a nadie. Confundirlo con la verdadera inflación que sufren los consumidores sería grave.

      El segundo tema que usted menciona es el referido a no tomar una canasta fija sino tener en cuenta los cambios de calidad, y las sustituciones que la gente hace (yo agregaría aquí también las variaciones en la canasta de acuerdo a la época del año, los cambios ocasionales de lugares de compra, etc.).

      Considero que si se hace bien es un gran avance, ya que incorpora un hecho real, como es el hecho de que los consumidores en la realidad no consumen una canasta fija. Ya en mi informe del año 1985 (hecho a pedido del director del INDEC de Argentina) destiné todo un capítulo a explicar que los índices de canasta fija (tipo Laspeyres) agravan la inflación, y aconsejé reemplazar por un índice tipo Fisher (en realidad también podría ser un Tornqvist, pero la ventaja de usar Fisher es que resulta más comprensible para la gente porque puede ser explicado con palabras sencillas). Considerar las sustituciones en sí mismo no perjudica a nadie y beneficia a todos, porque no calcula una inflación menor a la que corresponde sino que publica una inflación más auténtica, por el hecho que le mencioné de que la gente en la realidad no consume una canasta fija.

      El problema es que fundamentalmente a partir de la comisión Boskin (The Boskin Comisión, USA, 1996) se tendió a prestar mucha atención a corregir los problemas que podrían causar que la medición de la inflación diera de más, pero no los que podrían causar que diera de menos, y eso es grave porque el IPC (CPI) es usado en EEUU para ajustar las pensiones, subsidios por discapacidad, etc. En esencia la comisión Boskin dijo algo así como que por errores en la medición las finanzas de EEUU estaban mal porque se había estado pagando de más durante décadas, había estado habiendo demasiada distribución del ingreso, lo que viendo la terrible desigualdad social que hay en ese país es alevoso.

      En síntesis, que las oficinas gubernamentales de estadística de EEUU (BLS), al igual que de Brasil (IBGE), están haciendo aproximadamente lo que yo sugerí en aquel informe en cuanto a estudiar la posibilidad de tener en cuenta las sustituciones y en cuanto a agregar indicadores en lugar de adulterar plutocráticamente el IPC. Lamentablemente les falta aún lo principal, que es calcular el IPC con la fórmula matemáticamente correcta para un IPC, que es la fórmula democrática.

      Ref.: 1) http://www.bls.gov/opub/focus/volume1_number15/cpi_1_15.htm

      Ricardo Patricio Natalucci
      DNI: 8.464.942
      Ex supervisor de campo del INDEC 1980-1982
      Ex supervisor de metodología y fórmulas de cálculo del IPC del INDEC 1982-1985
      Ex asesor de la Secretaría de Planificación de Presidencia de la Nación 1986-1991

      Me gusta

      1. Maria Reina dijo:

        Ricardo, muchisimas gracias por esta explicación, pues es muy didáctica, no la había visto antes y ahora entiendo (creo) lo básico, le hago otra pregunta al respecto en el proximo articulo

        Me gusta

  19. Alberto dijo:

    Reynaldo, escuché dos veces el audio y la presidente dijo dirigiéndose a sus funcionarios “Sólo hay que tenerle TEMOR a Dios… y un poquito a mí”.Y esa diferencia es sustancial porque no dijo miedo sino temor y es una sutileza que la conocen quienes fuimos a colegios parroquiales donde en los libros de catecismo estaba la frase “temor de Dios” en bastardilla y con una aclaración que decía que temor era RESPETO a Dios.No leí los comentarios y no sé si esto ya fue aclarado. Lo que no entiendo es el silencio de los que sabían esto y dejaron que el error continuara.

    Me gusta

  20. Diego dijo:

    Hay algo que no debemos soslayar. La presidenta maneja como pocos el lenguaje, los gestos, y tiene un poder de oratoria sin igual Sabe perfectamente el poder, impacto y rebote, de la frase que iba a pronunciar. La dice por cadena Nacional, en medio de una guerra mediatica, y con un amplio sector que la acusa justamente de lo que declaró en su frase. No seamos tan inocentes de pensar que fue una frase dirigida solo a sus funcionarios…si asi fuera se las hubiera dicho en privado. Tal como el escrache via cadena nacional y luego via AFIP a ese dueño de la inmobiliaria que opino negativamente de la econmía y efectos en el sector inmobiliariao, en un medio “enemigo”, ese escrache publico (por mas que fuera cierto que era un evasor) no estaba dirigido a el…sino a todos los que de alli en mas, osaran actuar como el: opinando en forma critica con nombre y apellido.
    Te sigo y sos el casi-unico que puedo leer y escuchar sin la paranoia de tratar de inferir de que bando está., soy de Rosario, y estoy leyendo la 32 pies de Elena Roger.

    Me gusta

  21. El participante que aquí firma simplemente Alberto [comentario 22] sostiene que escuchó dos veces el audio y que la presidenta (o presidente) utilizó la palabra “temor” y no “miedo”, y explica el significado que se le da en catecismo a la expresión “temor de Dios” como “respeto”.

    La observación en sí es interesante, pero más allá de la diferencia de significado, resulta asombroso ver como un periodista radial se jacta de tener rigor y precisión y ni siquiera escucha el audio de la presidenta, es decir el material sobre el que está editorializando. En efecto, Reynaldo Sietecase escribió aquí que la presidenta dijo “Sólo hay que tenerle miedo a Dios… y un poquito a mí”, y Sietecase lo puso así, entre comillas, lo que debería significar que es textual.

    Buscando confirmar la observación de quien firma Alberto encontré un artículo del diario Clarín, en el cual en el texto está citada la frase correctamente, pero en el título está modificada [1]

    Parece ser entonces que Reynaldo Sietecase –el que acusa a sus colegas de falta de rigor y precisión, y que aconseja a los demás leer críticamente la información-, edtorializa sin haber siquiera oído aquello de que está hablando, y se ha limitado a leer -y creer-, un título de Clarín.

    Ref.: 1) http://www.clarin.com/politica/titulo_0_769723071.html

    Ricardo Patricio Natalucci
    DNI: 8.464.942

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s