Adiós al campeón de la noche

Murió Mario Trejo. Maestro y amigo. Enorme escritor y brillante intelectual. Una especie de Muhamad Alí de la literatura, como lo definió un periodista. Sentiremos la falta de su palabra luminosa y su pensamiento crítico todos sus queridos y todos sus lectores. Alguna vez me pregunté ¿Por qué uno de los mejores poetas argentinos era casi invisible para los medios de comunicación? ¿Por qué una obra poética que por calidad, profundidad y compromiso, sólo era comparable con la de Juan Gelman, no logra la atención de las grandes editoriales? ¿Por qué los suplementos literarios, ocupados en los libritos de los amigos, no desplegaban los poemas de Trejo? Es posible que ahora lo hagan. Esto está entre las grandes paradojas de la Argentina más ingrata.
El hombre que filmó con Bernardo Bertolucci (fue convocado por el director italiano hace un par de años para participar en el homenaje que le hicieron en el Festival de Venecia), que compuso tangos memorables con Piazzolla (Los pájaros perdidos tiene una veintena de versiones), se apagó esta noche, pero como las estrella la luz de su poesía seguirá brillando. “Me doy por vencido./ La religión la mafia/ la política y el fútbol/ el ejército y la moda/ mueven más gente que yo./ Son millones o pocos/ pero totalmente decididos/ al todo por el todo./ Yo sólo tengo que ver/ con las pequeñas multitudes/ de un cine de trasnoche/ con la soledad de los jugadores/ que ofician una partida de ajedrez/ con la tibieza de algunas mujeres…” (“De puño y letra”).  Alguna vez nos enseñó que “la palabra es un bisturí en el cuerpo amado” y que ser escritor de verdad suele implicar un proceso doloroso. Versos suyos se citan de memoria sin saber de su autor: “De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo/ de la derecha cuando es diestra/ de la izquierda cuando es siniestra” o “La mejor manera de esperar es ir al encuentro” o “El coño es una herida absurda” o “La vida es un pasaje de ida solamente/ sálvese quien quiera”. Deja un libro imprescindible: El uso de la palabra, y un inédito deslumbrante: Ley debida y deja su voz resonando en nuestras cabezas y corazones. Isidoro Blaistein se preguntó en una de sus anticonferencias: “¿Por qué los poetas son los espías de Dios y no el poeta es el espía de Dios? Simplemente porque Dios es el más grande de los poetas”. Si es así, estará discutiendo ahora mismo con Mario Trejo sobre poesía. Tendrá que acostumbrarse, Mario no pierde fácilmente una discusión.

 

Nota: En nombre de Fernanda, la mujer de Mario, y de sus amigos. Gracias a los médicos y enfermeros del Guemes. Gracias a Diego Rodríguez de Bienestar en Casa y, en especial, a Carlos Belastegui y a Yeni, a Sujei. Al doctor Rojo del PAMI.

Anuncios
Adiós al campeón de la noche

23 comentarios en “Adiós al campeón de la noche

  1. Querido Reynaldo, muchas gracias, De pronto es como si uno caminase, otra vez, a su lado… Otra vez,sus historias, las que contaba, las que sabía, las que compartimos cuando todo era tan joven,,, tan inmortal,,, Bueno la obra, con más o menos difusión, es eternidad (y aunque no, es necesario que sí). Ya nos encontraremos.

    Me gusta

  2. sergio rigazio dijo:

    Rey, venimos perdiendo por goleada, “anyway” (como le gustaba a Mario que dijera) seguiremos dando testimonio de este INMENSO SER POETICO que tuvimos la fortuna de conocer de cerca. Te mando un abrazón desde Junín/s

    Me gusta

  3. Bill de Caledonia dijo:

    Reynaldo,
    El otro día cuando hablabas con Aníbal Fernández en la radio, entendí que lo de Trejo no venía bien. Pero su poesía como las historias dibujadas de Caloi no morirán nunca. Arazos!

    Me gusta

  4. Cristina Domenech dijo:

    Gracias Rey, Mario, el querido olvidado. Pero más presente que nada en este mundo. Supo todo, hizo todo, vivió todo. Ojalá pudiera irme así, olvidada, marginada, pero con una obra que pudiera publicar al menos un verso parecido a su enormidad. Chau Trejo. Me quedo con el último abrazo que nos dimos entre lágrimas.

    Me gusta

  5. graciela Sietecase dijo:

    Que pena un amigo querido, gracias por todos sus piropos, y su simpatía y amor a nuestra familia y a vos Rey. Te mando mi amor y mi pésame su esposa.

    Me gusta

  6. sil gianibelli dijo:

    Rey : “el poder poético es tuyo lo sabés” / tenían que aparecer los tres : rigazio , sietecase , schuster / habrá que conocer junín / habrá que volver al bukowsky / chicos me emocionan / sé que sin vos,Rey, ninguno de nosotros hubiera tenido la huella inborrable / nos vamos a esperar y nos vemos en el encuentro / “besos y abrazos en grandes pedazos” (mt)

    Me gusta

  7. Carlos Zampatti dijo:

    Hola Rey.

    Hace unos meses estuviste en Ushuaia dando una charla sobre medios de comunicación. Yo era uno de los pocos, ¡poquísimos!, auditores tuyos, debido a una malísima (o inexistente) difusión de parte de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Tierra del Fuego. No sé si recordás, pero al final de la charla yo me acerqué a vos para pedirte disculpas por la escasa participación: es que tuve vergüenza. Ajena, claro. Aunque por ser parte de esta comunidad, por más que nada tengo que ver con quien te había convocado, la sentí como propia.

    El motivo de la presente, además de felicitarte por tu trayectoria, que vengo siguiendo desde Día D, aun con los vaivenes que la insularidad fueguina permite, es para decirte que quisiera enviarte una novela que escribí. Con mucho esfuerzo, económico sobre todo, la he publicado en una editorial que se especializa en bibliografía patagónica.

    Sé que aparte de buen escritor (he leído tus policiales), te atrae la novela negra. Y justamente éste es el motivo por el cual quisiera que le eches una mirada, ya que es una novela de género, un policial negro, que transcurre en Ushuaia, vinculando en forma de ficción, una serie de asesinatos reales que nunca tuvieron debida aclaración.

    No trato de que intercedas ante nadie para su publicación, ni nada que se le parezca, ya que fue publicada, y lo que trato de enviarte es el fruto de ese esfuerzo. Simplemente quisiera la opinión de una persona que conozca del tema, la que, además, admiro.

    Por lo anterior, te pido que me remitas una dirección postal donde enviarte el libro.

    Desde ya, muchas gracias por prestar atención a este mensaje.

    Carlos Zampatti
    Ushuaia

    Me gusta

  8. Patricio Torne dijo:

    Rey:de pura casualidad, curioseando en los muros de algunos poetas amigos, me encuentro con esto, y me entero de tu amistad y evidente cariño por Mario, ese iluminado que vos describís tan bien en el video de tu participación de “La poesía en la escuela”. Tengo un maravilloso recuerdo de una visita de fin de semana hace unos 10 o 12 años a San Luis a la casa de otro Grande, el poeta y traductor Mario Jofré, quién me llama para celebrar la visita de Trejo, y yo me fuí de aquí, desde Villa Mercedes y nos pasamos una jornada maravillosa entre vino, whisky, anécdotas y lecturas varias. Algo innolvidable para mi. Tener a esos hermosos viejos frente a mi , y al alcance de todos los abrazos. Recuerdo, también, cuando fuí invitado al congreso de Rosario y él me pasaba a buscar y nos íbamos de bares, y sólo una grande como él podía acompañarnos: Marosa Digiorgio. Guardo el “Radar” donde hablaron como correspondía de Mario, hace un año más o menos, con respeto y amorosas palabras. Ahora nos quedan sus textos y, como no puede ocultarse, mucha tristeza. Te mando un gran abrazo. Patricio TORNE -Villa Mercedes- (San Luis)

    Me gusta

  9. Viviana dijo:

    Rey, a Mario Trejo lo conocí gracias a tu No hay tiempo que perder. Me propongo comprar en cuanto pueda alguna edición de su poesía. De Isidoro Blaisten tengo El Mago al que cada tanto releo y creo que también es uno de los olvidados de los tantos que escriben en nuestro país.
    Gracias por acercarnos a las palabras.

    Me gusta

  10. Eduardo dijo:

    SE VAN DESENMASCARANDO LOS OCULTAMIENTOS

    EN EL TEMA NUCLEAR

    Ayer se conoció el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Nº 77173 que ratifica una multa por 1 millón de pesos contra la Comisión de Energía Atómica, CNEA, que deberá pagar al Departamento General de Irrigación de la provincia de Mendoza pues se comprobaron los altos niveles de uranio en cauces de agua, debido a los residuos dejados por la minería. En verdad la multa fue aplicada hace diez largos años, pero la CNEA recurrió a la Corte para anularla. Sin embargo, los peritajes realizados hasta 2010, siguieron detectando la contaminación radiactiva y el Tribunal dejó firme la sanción, alegando que no se había cumplido con la remediación de los pasivos ambientales comprometida en la Declaración de Impacto Ambiental.

    En Malargüe, típica ciudad mendocina, durante décadas se depositaron los residuos nucleares de las minas cercanas Huemul y Sierra Pintada. En Huemul aún se conserva una ciudadela construída ad hoc por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), pero esa población, hoy fantasma, no figura ningún registro. La boca de la mina está cegada con grandes rocas. Pilas de residuos de la minería del uranio se amontonan como colinas alrededor, como si un dia, el último en irse, apagó la luz.

    A diez cuadras de la plaza central de Malargüe se acumularon los residuos radiactivos de baja y media actividad, durante años. El pasivo ambiental se sumó a los otros que la CNEA confesó, luego de años e insistencia, y que quedaron bajo la órbita del PRAMU (Proyecto de Restitucion Ambiental de la Mineria del Uranio). A Malargue y Huemul se adicionan Córdoba Capital y Los Gigantes; Tonco en Salta; Pichiñán en el Chubut, Los Colorados en La Rioja y La Estela en San Luis. Sus propios folletos enlistan los sitios en los cuales tuvieron actividad y se fueron luego, sin decir agua va.

    En visita que hube hecho a Malargue, el ingeniero Juan Diaz, uno de los responsables de la ejecución, confesó que en estas décadas apenas han transportado el 15% de la enorme meseta de residuos nucleares que domina la ciudad, hacia un sistema apilado de piedra y arcilla que supuestamente debe resistir inundaciones, vientos y sismos. 15% en 14 años. En un siglo con buen viento, terminarían la cosa?

    Pero en 2002 la Policía del Agua de Irrigación salió a monitorear los cauces cercanos al emplazamiento, analizando las muestras en la División Laboratorio de Química del Departamento Regional Cuyo de la CNEA y en la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria de la Universidad Nacional de Cuyo y hasta en un laboratorio privado de San Rafael. Dos de ellas “evidenciaron un elevado nivel de Uranio”. La Policía del Agua de Irrigación intimó a CNEA que realice “las acciones necesarias tendientes a dar a los residuos (las colas de mineral acumulado en Malargüe) su gestión final, para evitar la afectación del recurso hídrico y el medio ambiente en general”, calificando la situación como “de gravedad en virtud de que se está produciendo la contaminación de las Napas Freáticas del Lugar, las cuales tienen un impacto directo sobre los cauces superficiales aledaños”.
    La CNEA, como es habitual, objetó las muestras. Pero la Corte ratificó la sanción por considerar que se puso en peligro los cursos de agua.

    Cita textualmente el sitio mdzol.com: “Lo sancionado no fue la situación de contaminación de la freática que escurre por debajo del ex CFM, de larga data, sino un hecho concreto de difusión de la freática hacia los cauces públicos, que no fue detectado sino hasta el 2002, por efecto del sistema de monitoreo anexo a las obras de remediación aprobadas por la DIA, y que apareció como violatorio de los deberes asumidos por la CNEA”, describe el ministro de la Corte, Dr Jorge Nanclares. Incluso sugieren que lo que pasó puede ser motivo de una denuncia penal.

    Ante tanto desmanejo, negación de resultados y ocultamiento, senadores, diputados y concejales de los departamentos de General Alvear, Malargüe y San Rafael de la UCR rechazan poner en riesgo a sus distritos con la reapertura de la mina de uranio en Sierra Pintada, habiendo, como hay, tanto peligro. La iniciativa aspira que la CNEA se responsabilice de los pasivos ambientales que dejó en la mina: “Dada la intención del Gobierno nacional y provincial por la reapertura de Sierra Pintada, plasmada tanto en la página web de la CNEA así como en diferentes medios de comunicación, consideramos imprescindible proceder a la remediación total de los sitios, toda vez que han sido detallados ampliamente los perjuicios ambientales que podría acarrear la falta de implementación de dicha remediación”, declaran.

    Argentina se caracteriza por no llevar datos epidemiológicos de males que no sean los más visibilizados como el cólera o el dengue. En el tema nuclear, no hay datos oficiales que permitan relevar el mapeo de efectos en la salud de las aplicaciones de la energía nuclear en el país. Las afirmaciones de inocuidad carecen de sustento ya que no hay datos epidemiológicos que las sostengan. Malargüe no escapa a la regla. Tampoco hay allí ningún tipo de seguimiento sistemático y profesional de las dolencias en la población desde su convivencia con el material radiactivo.

    SEGUN PASAN LOS AÑOS… ¿Y EZEIZA?

    Como en la canción “Las cosas esenciales tienen valor según pasan los años…”. Una pericia oficial preliminar reveló que el Centro Atómico de Ezeiza, podría ser un “centro de contaminación regional” de radiación en las aguas subterráneas. Este resultado, desde luego, fue rechazado por la CNEA en la causa judicial que se tramita ante la Justicia federal de Lomas de Zamora, y que tiene antecedentes de hace más de una década.

    El informe del perito geólogo confirmaba que el Centro Atómico de Ezeiza había operado sin controles del gobierno, señalando “las aguas subterráneas están contaminadas con uranio en una superficie de 2500 hectáreas. Había uranio natural e incluso uranio enriquecido, este último solo producido por actividades humanas. El valor más alto de uranio hallado en la zona (56 ug/L = microgramos por litro) supera en casi tres veces el estándar de 20 ug/L. También hay un pico de radiactividad (actividad Alfa total) y de uranio en el llamado Campo 5, donde se descargaban antiguamente residuos radiactivos”. El informe agrega que el 74% de los pozos muestreados tiene agua no potable.

    Desde que inció allí sus actividades, en el año 1957, la CNEA conocía a través de sus propios informes internos que descargar residuos radiactivos líquidos al subsuelo y a las aguas subterráneas era sumamente peligroso, pese a lo cual utilizó desaprensivamente tres trincheras para hacerlo.

    Nos preguntamos junto al ministro de la Corte, Dr Jorge Nanclares, ¿se han violado los artículos 200 y 207 del Código Penal?. Nadie dice nada?

    Entretanto, millones de habitantes del conurbano, en los municipios de La Matanza, Ezeiza y Esteban Echeverría beben agua sospechada de contener elementos radiactivos. La CNEA sigue negando y apelando, tal como hizo en Malargüe, adonde, al fin, se le condena. ¿Cuándo se le condenará por esto? ¿Cuándo las víctimas se cuenten por miles?

    Lic. Silvana Buján

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s