Felices Fiestas

Gracias por utilizar este escenario para intercambiar ideas y pensamientos. Les deseo lo mejor para el 2011. En especial les deseo deseos. Ese gran motor para las realizaciones. Les dejo un cuento de Navidad del gran Luis Landriscina.

Anuncios
Felices Fiestas

68 comentarios en “Felices Fiestas

  1. silverio dijo:

    Felíz Navidad Rey, muy bueno el reportaje que te realizó VHM, aunque si la derecha es tan temible y la izquierda no K tan boba, te veo un poco focalizado. Igual es un gusto escucharte siempre

    Me gusta

    1. Gracias, ojo igual no creo que a la derecha del gobierno esté la pared. Critico a la izquierda “siniestra”, la que piensa que “cuánto peor, mejor” y a la derecha “diestra” que trata de cosechar en la inestabilidad y los conflictos, pero también al gobierno por su incapacidad para resolver. Los hechos y las palabras, mi última nota en Z apuntaba a eso. Saludos

      Me gusta

      1. Bill de Caledonia dijo:

        Rey,

        Como bien dice Eduardo, vemos con distinto lente los acontecimientos sociales de estos últimos días, y en general, la política del kirchnerismo en ese contexto.

        Yo me sumo a esa tésis que muy bien acercaste junto a Víctor Hugo el viernes pasado: el gobierno no debe darle alimento a una derecha diestra y a una izquierda siniestra que están al acecho y que los separa nada, como no los separaba nada en 1946 y en 1955.

        Como vengo sosteniendo hace tiempo, creo que algunas posiciones maximalistas de izquierda (algunas de buena leche, otras, claramente no) le hacen el juego a lo peor de la derecha que intenta y lucha a diario por restaurar el ORDEN institucional liberal.

        Sugiero leer el reportaje a Feinmann en Tiempo de hoy y esta -para mí- brillante editorial de Hernán Brienza:

        http://www.elargentino.com/nota-119882-Apuntes-para-la-militancia-II.html

        Me gusta

      2. Eduardo dijo:

        Solicito de ambos, me clarifiquen a quien le hace el juego el gobierno, teniendo en cuenta que es quien detenta los resortes de la táctica y la estrategia del Estado, incluidos todos los aparatos, represivos, educativos, comunicacionales, económicos y políticos. Frente a esta parafernalia de poder, los partiditos de la “izquierda siniestra” son erigidos por el kirchnerismo y su periferia de simpatizantes vergonzantes, como los míticos héroes guerreros de Leonidas frente a la plétora armada de Jerjes.
        No es un rol que le quepa al gobierno, el de la víctima, yo diría que abandonemos la desgastada perversión de trocar a la víctima en victimario y viceversa.

        Me gusta

      3. Bill de Caledonia dijo:

        Eduardo, pretender clarificarte sería faltarte el respeto. Simplemente opino desde una mirada opuesta a la tuya, a la que respeto y mucho. Frente a una posición maximalista, lo que tradicionalmente ofreció el peronismo fue reformismo en dosis de -por momentos- desesperante gradualismo. El kirchnerismo es su expresión en este siglo.

        Kirchner volvió a hacer marchar juntos a la Sociedad Rural, Carrió, Alderete, Vilma Ripol, Solanas, Macri, el duhaldismo, la UCR en plano (Cobos incluido), el socialismo de Binner y Giustiniani, los medios de Comunicación con Clarín a la cabeza, Mariano Grondona, Rosendo Fraga, Mirtha Legrand y todo Barrio Norte reunido en el Monumento a los Españoles. Recuerdos de la Unión Democrática (1946) y la Revolución Fusiladora (1955).

        En 2011, hay dos opciones: todo eso junto (o más o menos juntito) o el Kirchnerismo. Lo demás, son discusiones de café. Abrazo en las antípodas, pero abrazo al fín.

        Me gusta

      4. Eduardo dijo:

        Bill, te agradezco los conceptos, lo que vos decis es real en la superestructura política, pero en el llano, donde se desenvuelva la vida, allí no estan solo esos contendientes, vive todo ese cúmulo de contradicciones que la inacción o la acción contraria del gobierno a esos intereses, promueven el accionar de los partidos que pretenden sumar a su lucha a los trabajadores, con todo derecho, en su estrategia anti-capitalista. Es arena de otro costal, si lo hacen bien o mal, pero las tensiones las provocan las acciones o inacciones gubernamentales, cada uno después hará lo que tenga que hacer con ellas. Colocar al gobierno como una carmelita descalza azotada por los malvados de diestra y siniestra es al menos descomedido.
        El gobierno es el primer actor, hasta te diría el director de la obra, no se le peude echar la culpa al acomodador de lo que pasa en la obra.

        PD lo que vos llamas izquierda del 46 al 55, era el estalinista PC, que, a no quejarse, hoy figura en las filas del kirchnerismo, y bien que lo hace, son artistas en el arte de traicionar a los trabajadores.
        No te pierdas el art de el perro en P12, un compendio de perversidades des-informativas, te tiro una, para Verbitzky, en esa hora, la de los disturbios, la estación estaba repleta de “obreros” enojados por el corte. Si en Argentina encontrás 10 obreros juntos en una esquina, llamame que me pongo a orar en la basílica de Lujan, esa es la más chiquita. Abrazo

        Me gusta

      5. AguanteJauretche dijo:

        Caro Eduardo:

        “Solicito de ambos, me clarifiquen a quien le hace el juego el gobierno, teniendo en cuenta que es quien detenta los resortes de la táctica y la estrategia del Estado, incluidos todos los aparatos, represivos, educativos, comunicacionales, económicos y políticos.”

        ¿Acaso Usted sugiere que Cristina tiene la culpa de haber ganado las elecciones presidenciales, cosa que, ¡ay!, la izquierda del 2 por 4 (por ciento de los votos) nunca ha ganado en nuestro país?

        ¿No es algo o muy soberbio pedirle a este gobierno que “haga la revolución”?

        Ni éste ni el anterior gobierno se han planteado semejante tarea.

        Pero en todos los comentarios que Usted hace acerca del gobierno de Cristina sobrevuela el fastidio de que ella no lleva a cabo las medidas que postulan los dirigentes con los que Usted simpatiza, si es que Usted simpatiza con algún dirigente de algún partidillo político de este país.

        Hay cierto nihilismo al incorformarse con este gobierno sólo porque no hace lo que la izquierda quiere que haga, y repito, cierta soberbia, porque esa izquierda nunca ganó una elección ni para gobernar el consorcio del edificio donde alguno de sus dirigentes vive, de modo que es muy fácil pararse arriba del cajón de cerveza a remozar el postulado del Mayo Francés.

        Ya que nunca vamos a gobernar, pidamos lo imposible.

        O, también, ciertos gerontes representantes de esa izquierda -¡ay, la única!- incitan a sus -poquísimos- seguidores a cortar las vías del Roca -cuando la razón del conflicto prácticamente está solucionada- y después mandan a 20 ó 30 monos a la Estación “a romper todo” -o peor, se dejan infiltrar para que la derecha sepa que van a cortar las vías y mande a 20 ó 30 monos “a romper todo”.-

        Ya se lo dije hace un par de años, este gobierno Es Peronista, muy parecido -o lo más parecido en 40 años- al Peronismo Fundacional.

        Pedirle a éste o a cualquier otro gobierno -pero mucho menos a éste- que haga la revolución en una sociedad conservadora como ésta, y desde un espacio político que en toda su historia a lo sumo pudo meter 2 ó 3 diputados y nunca gobernó ni una sociedad de fomento, y que cuando funda un partido político lo hace sólo para dividirse en 2 partidos políticos, que a su vez se divide en 4 partidos políticos, y así hasta la enésima raíz cuadrada, para mí es la soberbia a la enésima potencia.

        Y Japicrismas, pardiez!, que voy a seguir viendo mis partidos de fútbol americano por internet, porque la no aplicación de la ley de medios me impide que Fox Sports -que detenta la exclusividad de los partidos de los domingos por la tarde, los pase por la tele como se debe.

        Me gusta

      6. Eduardo dijo:

        Todo bien Aguante, que no haga la revolución, nadie tiene esas expectativas excepto algún volantieri nuevo y joven militante fruto de la parca, pero que se banque el que a su izquierda no existe el vacío, ese es su karma.
        Ganar las elecciones no les concede la razón, si así fuese el mundo estaría en maravillosa forma,y queda claro que no lo está.
        El gobierno es re bueno y la izquierda re perversa, pobre gobiernito, angurriento, se mandó al buche 1634 muertos, pobrecito!

        Me gusta

      7. AguanteJauretche dijo:

        Caro Eduardo:

        Salvo en lo testimonial, con dirigentes sólo discursivos y con menos que 0,0001 vocación de poder, afirmo y reafirmo que a la izquierda del kirchnerismo existe una ínfima parte de la nada.

        Saben que no pueden ganar ni tan siquiera una elección interna entre sus 500 ó 600 afiliados.

        Si van a una elección interna, la declaran desierta.

        Por eso, y me cito,

        “Ya que no podemos gobernar, pidamos lo imposible.”

        Y en cuanto a bancarnos que nos corran por la izquierda, si nos corren de ese modo, seremos por siempre los representantes genuinos de los votantes de izquierda a la hora de las elecciones presidenciales.

        Es un poco loco que Usted, Caro Eduardo, con su bagaje intelectual y su habitual profusión argumentativa, caiga en semejante chicana, que tal vez se deba a que toda su profusión argumentativa hace agua cuando se le pregunta por la -inexistente- vocación de poder de la que todos los dirigentes de la izquierda enteléquica hacen gala.

        Mal que le pese a Usted, la elección del año que viene es una clásica dicotomía entre lo peor de la derecha en años -de una berretez intelectual alarmante, muy lejos de un Sarmiento o de un Mitre- y nosotros El Hecho Maldito que le sucedió a la izquierda.

        Usted sabrá a quién votará, yo de lo mío estoy seguro.

        ¿Y Usted?

        Me gusta

      8. Eduardo dijo:

        Estimado Aguante, le contesto solo esto: Ud desconoce la vocación de poder de la izquierda y hasta yo podría acompañarlo, ahora…., me queda clarísimo que ud votando a Cristina no es que no la tiene sino que la rechaza, ud no solo la rechaza sino que se la concede a su enemigo. Ud sabrá!

        Me gusta

      9. Bill de Caledonia dijo:

        Eduardo, está bueno que blanquearas como tu enemigo al kirchnerismo. Humildemente, creo que están cometiendo el mismo error que en 1955. Vos sabrás!

        Me gusta

      10. Eduardo dijo:

        El kirchnerismo no es “mi” enemigo, es el enemigo de los trabajadores, de los humillados y ofendidos, explotados y vilipendiados y si tenes alguna duda preguntale a Felix Díaz si fue recibido por el Gobierno, tal vez son una comunidad disolvente y golpista, no se, pregúntenle a Horacio González. Ahhh, lo que pasa es que el gobierno es socio político de Gildo Infrans, disculpen mi desliz!

        Me gusta

      11. Bill de Caledonia dijo:

        Quedate tranquilo Eduardo, el Kirchnerismo ya tendrá su juicio de Nuremberg y podrás aplaudir a cuatro manos. Seguramente a Horacio González solo le darán perpetua, pero al menos, pagará su complicidad con este genocidio.

        Me gusta

      12. Eduardo dijo:

        Bill, no me contestaste si el gobierno popular atendió a Félix Díaz que hace dos semanas que acampa en la capital a la espera de una audiencia por el muerto que llevan a cuestas.

        Me gusta

      13. Eduardo dijo:

        Derecho a Réplica – a colación de mi comentario 1.1.1.3

        EL PARTIDO OBRERO RESPONDE A LAS FALSEDADES Y DIFAMACIONES DEL “PERIODISTA” HORACIO VERBITSKY

        Ante las tergiversaciones y difamaciones del “periodista” Horacio Verbitsky, publicadas en Página 12 de ayer, el Partido Obrero manifiesta:

        1.-Verbitsky miente al afirmar que el conflicto se reduce a “los trabajadores de los baños”. El grupo de despedidos no reincorporados involucra a varias tercerizadas y a la propia UGOFE, donde revistan varios de los despedidos. Pero Verbitsky omite que, desde que se dictó la resolución ministerial, las tercerizadas concretaron decenas de nuevos despidos: entre ellos 15 en la empresa Herzo, 20 en Mazza Tec Tres; 5 socorristas (personal de enfermería); 5 de la empresa MAPRA. Finalmente, en lo que respecta al personal de los baños, Verbitsky se hace eco de la versión “empresarial” de que “pueden vivir de las propinas”(sic). Sugerimos que el diario Página 12 haga lo propio con la remuneración de su principal columnista.

        2.-Verbitsky miente al afirmar que, según el compromiso oficial, “el lunes 20 el Ministerio firmaría la resolución por la cual a partir del 1 de enero” se concretaría el pase a planta permanente del millar de trabajadores tercerizados. No: el acta estipulaba que el 20 todos estarían ya en planta permanente. Pero el primero de este mismo mes, todos deberían cobrar, según la resolución, la categoría más baja del convenio ferroviario. Ello no ocurrió: sólo dos tercerizadas (Aumont y Confer, que representan una parte ínfima del total de trabajadores) pagaron un vale en negro por esa diferencia. Respecto de los exámenes preocupacionales citados por Verbitsky, el acuerdo establecía que fueran posteriores al ingreso y no su condición. La razón es clara: si los compañeros son aptos trabajando precarizados, también lo son para el puesto de trabajo estable. El “preocupacional”, en cambio, fue colocado como un factor de filtro y, principalmente, de manipulación o discriminación por parte de los personeros de la burocracia sindical, quienes exigen a toda costa preservar su dictadura sobre los trabajadores del ferrocarril. En torno de este punto, al escriba oficial se le ha escapado lo más importante: a quien quiera escucharlos, los dirigentes de la UF y de la Fraternidad se han manifestado públicamente contra ese pase a planta. En el día de hoy, el dirigente Maturano, de la Fraternidad, volvió a insistir en que ese personal podría ser equiparado, pero nunca integrado a la planta ferroviaria. Este planteo ya ha ganado adeptos en el propio gabinete nacional: el ministro Alak acaba de decir que los reclamos que motorizaron el corte de vías del Roca son “imposibles de cumplir”. Verbitsky finge ignorar todo esto y da como un hecho la incorporación del millar de tercerizados. Por lo tanto, Verbitsky miente, también, al afirmar que el corte fue protagonizado por tercerizados de “otros ferrocarriles” y no del Roca. Sus falsificaciones apuntan a desautorizar la medida de fuerza de los tercerizados, y cuestionar su representatividad.

        3.-Es completamente falso que Néstor Pitrola haya participado de negociación alguna en el Ministerio de Trabajo, como afirma el venal periodista del gobierno. Más falso aún es que Pitrola sea “empleado de la Legislatura”, como afirma Verbitsky. Pitrola fue asesor de Jorge Altamira cuando éste fue legislador, entre 2000 y 2003. A diferencia del mundo que frecuenta Verbitsky, donde los asesores y escribas se perpetúan en el estipendio oficial de todos los gobiernos de turno, Pitrola y todo el equipo del PO dejaron la Legislatura en 2003, junto a Altamira.

        4.-Verbitsky no se priva de involucrar al PO en los incidentes en Constitución y hasta a Pitrola en persona, quien se habría “levantado de la negociación” en el Ministerio (de la que nunca participó) para que “minutos después” comenzaran los disturbios en la terminal del Roca. En la volteada, Verbitsky atribuye el final de la negociación a la “intransigencia” del PO o de los tercerizados -y en este punto vuelve a encubrir el papel del gobierno y de la patota. El periodista sabe muy bien que las negociaciones fueron interrumpidas por Tomada, incluso cuando él mismo ya se había comprometido a un acuerdo. El veto a ese acuerdo fue impuesto por Pedraza y Maturano.

        En cambio, el mismo “periodista”, que presume de exhaustivo o riguroso, exime a la burocracia sindical y sus barrabravas a sueldo de toda sospecha en los hechos de Constitución, aun cuando ya han circulado fotografías que los identifican. El periodista sólo “relativiza” su acusación al PO para afirmar, a renglón siguiente, que “en general (sic) el Partido “obrero” reivindica sus acciones”. O sea que “duda” con el único propósito de equiparar al PO con un comando foquista. Pero el PO no se adjudica ni deja de adjudicarse nada. Nuestra actuación es pública, de cara a los trabajadores y a toda la opinión popular. Nuestro apoyo a las decisiones soberanas de las asambleas de ferroviarios tercerizados no constituye secreto alguno. Verbitsky mide a todos con su propia vara y trayectoria, que pasó de la conspiración foquista en los 70, a la que practica hoy junto a los servicios de inteligencia del Estado.

        5.-Las acusaciones al PO por parte de Verbitsky, a su vez presidente del CELS, remiten a una cuestión de enorme gravedad: la actuación de ese organismo como querellante en la causa por el crimen de Mariano Ferreyra. Al equiparar al PO con una banda, Verbitsky hace propio el principal argumento de los defensores de los patoteros detenidos, a saber: que Mariano fue asesinado en un “enfrentamiento”. Es llamativo que en la misma columna semanal donde menciona –sólo al pasar- que hay “siete dirigentes y activistas de la UF detenidos” (por el crimen de Mariano), no diga una palabra de la cuestión crucial de la semana: el pedido de excarcelación que los abogados de esa patota acaban de formular. En la audiencia donde se consideró ese pedido, los abogados del CELS no se pronunciaron sobre la excarcelación. En nombre del garantismo, el CELS acompaña al gobierno nacional en su capitulación ante la patota de Pedraza, que es la que boicotea una salida al conflicto ferroviario y la que está conspirando, todo el tiempo, por la libertad de sus siete detenidos. El CELS debe repudiar los términos del ataque de Verbitsky al PO. De lo contrario, está inhabilitado para actuar como querellante en el crimen de Mariano Ferreyra.

        6.- ¿A dónde apunta Verbitsky con este rejunte de falsificaciones? En primer lugar, estamos ante una convocatoria a la criminalización del PO y de la lucha de los tercerizados. La columna de Verbitsky ha oficiado como acta de detención de Hospital y Merino, militantes del PO y de Causa Ferroviaria, apresados en la tarde de ese mismo domingo 26. En segundo lugar, Verbitsky quiere encubrir la complicidad oficial con la patota -y la de él mismo- para con el pedido de excarcelación formulado por los Pedraza y sus defensores. Pero existe un motivo final y de fondo: Verbitsky necesita contener a los propios partidarios del kirchnerismo, que van descubriendo los compromisos de fondo que unen a su gobierno con la patota sindical. Mal que le pese al redactor oficial, la lucha contra la tercerización y contra la impunidad se abrirá camino.

        Comisión Ejecutiva del Partido Obrero

        27 de diciembre de 2011

        (el texto se redacto ayer, día en que se publicó la nota)

        Me gusta

      14. Lagrimas_Negras dijo:

        Eduardo me ganaste de mano, hace un ratito me lo mandaron por e-mail y entré para pegarlo ! gracias por difundirlo. Anoche ví una entrevista a Pitrola donde justamente se refirió a este tema !
        Nada para agregar. N A D A !!! lástima que todo cae en bolsillo roto, a esos post tuyos, los de este contenido la única que responde (tal vez la única q los lee) soy yo, me siento solita y desamparada ¡
        Felix Díaz, en el post de Garré hace unos días hice el mismo planteo que hiciste vos recién sólo q estaba muy dormida y puse Felix Luna, fué recibido oportunamente por Randazzo y sólo tuvo palabras de cumplido, y creo q ayer lo recibió el viceministro del interior, pero CFK No y NO y NO. Es increíble como hay celeridad y predisposición para recibir a Maradona, a Patronelli, a las Leonas, a los artistas internacionales q visitan el país y no a un hermano nuestro que representa una comunidad.

        Puedo corregirte? son 2 los tobas muertos luego del enfrentamiento (googlea y verás), este segundo señor era uno de los internados en grave estado y lamentablemente falleció a fines de noviembre.

        un saludo

        Me gusta

      15. Bill de Caledonia dijo:

        Eduardo, la pregunta que hacés no tiene nivel. La respuesta está en todos los diarios de hoy. Si lo que querés saber, es qué me parece, entonces me estás faltando el respeto. ¿Qué me va a parecer? MAL. Como me parecen mal Jaime, el Indec, el indoamericano, algunos gobernadores e intendentes del conurbano, y mucha de la “tibieza” con la que el gobierno encara problemas sociales muy serios.

        ¿Qué me estás queriendo decir? ¿Qué todos los ciudadanos que apoyamos este gobierno somos chorros, asesinos y explotadores de los humanos? Estás meando fuera del tarro.

        ¿Ya tenés decidido a qué partido votar el año próximo? ¿Ya sabés si votarías en un eventual ballotage y eventualmente por cuál de los candidatos que seguro estarán en danza? Porque pararse fuera del sistema y todos los días agarrar un tema para criticar es muy fácil. ¿Qué puedo decirte si para Vos es lo mismo Carrió, Cristina, Macri, Duhalde o Alfonsín?

        Me encantaría que este gobierno se apropie de Metrogas, Edesur, Edenor, YPF, los ferrocarriles, las rutas y recupere todo lo que se robaron desde Martínez de Hoz para acá; o si querés, de Rivadavia para acá.

        Soy un conformista, me alegra haber recuperado al menos las AFJP, el correo, Aerolíneas, Aysa, y contar hoy con la AUH.

        Soy la mierda oficialista, pero no como mierda y no dejo de cuestionar el asesinato de un toba, de un pibe militante, o de un boliviano que reclama por una vida -algo- más digna.

        ¿Te preguntaste si combatir al capitalismo no costaría muchas vidas? ¿Serían muertes justificadas por una causa justa? ¿O la manera de tener menos capitalismo salvaje y más igualdad son distintas formas de gradualismo al estilo K o de Chávez, Lula, Evo, Correa o Mujica?

        Cuando tengas ganas podés contarnos para qué lado rumbea tu voto de 2011. Abrazo,

        Me gusta

      16. Eduardo dijo:

        Porque te enojas Bill? no te quise decir nada más que lo que te dije, yo ne me ando con vueltas. Te planteo el caso de un indigente apaleado enfrentado a la violencia oficial, despreciado por la máxima jerarquía gubernamental, es bueno como ejemplo de a que intereses sirven, es un caso perfecto de muestra de la dirección de la política del gobierno, dos semanas tirado en una calle junto a sus compañeros y arrastrando dos muertos (no uno, según LN). Porque ni siquiera una audiencia formal? porque se rompería la sociedad con el crápula Infrans, y eso que significaría? significaría que se pone en riesgo algo de las elecciones del 2011, y eso que significaría? que se prioriza cualquier política y no los DDHH de los vivos, que es verdad nunca fue política de ese gobierno, (1634 muertos)
        No voy a entrar en la manipulación de la ley del balotage menemista, ley reduccionista que solo atina a reforzar poderes relativos y transformarlos en absolutos, aquí y en el mundo donde se aplique, que gobiernen con los porcentajes reales que les toque y no inventando masividades que no les son propias, no voy a votar a punta de pistola virtual.
        Toda mi vida me negué a ser arrastrado como un borrego, a mis 62 no voy a claudicar por una ley pedorra, no iré a la segunda vuelta y san se acabó, en la primera votaré, si nada pasa en el ámbito de la política nacional, posiblemente al PTS u otro partido antisistema, no milito en ninguno ahora, pero algo así haré.
        Si no te conteste fue porque no lo tenía pensado, las elecciones, respecto a mi voto no es algo que me quite el sueño, si respecto del ajeno en su conjunto, determinante si los hay, nos encajaron a Menen, imaginate.
        Tomate una cerveza fría, no te quise ofender, para hacerlo hay otras armas más contundentes, además vos no te lo merecés. Un abrazo

        Me gusta

      17. Bill de Caledonia dijo:

        Eduardo, tranquilo que no estoy ofendido ni enojado. Es el calor del debate. Todos tenemos armas para ofender más al que piensa distinto, no sos el único. Vos tampoco te merecés una ofensa de mi parte. La cerveza la dejo por si algún día nos la tomamos juntos. Abrazo,

        Me gusta

      18. AguanteJauretche dijo:

        Caro Eduardo:

        “Toda mi vida me negué a ser arrastrado como un borrego, a mis 62 no voy a claudicar por una ley pedorra, no iré a la segunda vuelta y san se acabó, en la primera votaré, si nada pasa en el ámbito de la política nacional, posiblemente al PTS u otro partido antisistema, no milito en ninguno ahora, pero algo así haré.”

        Usted me hace acordar aquella publicidad de Bieckert diciendo “No te unas al rebaño”, sugieriendo su cerveza antes de la Quilmes.

        También confiesa que votará en primera vuelta al Grandioso PTS del 1,5 % de los votos, y que en segunda vuelta no irá a votar.

        Confirma mi anterior observación.

        Con el mayor de los respetos, su comentario rezuma una soberbia galopante, refugiado en un nihilismo romántico, que no hace más que reafirmar la observación de nuestro anfitrión, que a Usted le molestara tanto.

        Pareciera que para Usted, como para el PTS y el Partido “obrero”, “cuanto peor, tanto mejor”, porque en un sistema democrático la premisa para cualquier cambio es participar en los comicios, y en lo posible ganarlos, y cuando no se gana, trabajar para cambiar la opinión de los votantes.

        Pero Usted confiesa que cuelga la toalla, vota en primera vuelta a alguien que nunca ganará ni un pisa pisuela, y después se refugia en su ostracismo que sólo viola participando en este blog, con su aire de superado superador superadísimo.

        Me encantó su humildad.

        El peronismo y su continuador, el kirchnerismo, es una mierda mierdota mierdísima, pero como ni Usted, ni los políticos con los que Usted simpatiza no pueden ganarle, pues entonces no les importa si gana las elecciones o si las gana Malcri, que seguramente “acelerará los tiempos históricos”, aunque nuestro pueblo viva mucho peor que este gobierno.

        Muy solidario y comprensivo lo suyo.

        ¡Felicidades!

        Me gusta

      19. Eduardo dijo:

        Estimado Aguante! no soy yo quien para criticar su gusto por la Quilmes y mucho menos si le gustan las playas del centro de Mar del Plata.
        Ni veo a Tinelli ni voto a ganador, eso se lo dejo a quienes prefieren sentirse mas seguros entre muchos, que probando sus capacidades entre pocos frente muchos.
        Respecto a “cuanto peor, tanto mejor”, no sabe lo que me alegra que entre el anfitrión y Ud. ya no queden más que algunas pequeñas diferencias y acuerden en lo fundamental, pegar a diestras y a siniestras para acomodarse en el siempre amable punto medio que como tal, siempre lo definen los extremos.
        Respecto a la toalla, báñese tranquilo amigo que no la he tirado, me alcanza con haber sido el espermatozoide que ganó la carrera por fecundar el especialísimo ovulo de mi madre, disculpe la soberbia, por lo que no necesito probar todos los días que soy un ganador, puedo darme el lujo de perder un pisa pisuela, aunque siento mucho el sufrimiento que percibo le produce a Ud el ser un perdedor de pisa pisuela, no me quiero imaginar como se debe de tomar de los pelos si en una elección votara a perdedor. Recuerdo ahora, que en el 2008 se guardó a cuarteles de invierno por unos meses, pero vio, el tiempo lo cura todo.
        Ud dice que le encanto mi humildad, debe ser la suya que pudo ver la mía cuando no la poseo, de todas maneras se lo agradezco, es Ud muy generoso.
        Me gustan las personas que hace autocrítica, de todas formas no me parece que deba calificar de esa manera a su fuerza política, se podría hacer lo mismo, sin usar ese lenguaje escatológico.
        Mire, yo soy tan solidario y comprensivo como Ud, lo que nos diferencia no son ni nuestro amor al pueblo ni nuestro sentido solidario hacia él, es con que herramienta se logra esa estrategia, se que hace alrededor de 65 años que lo esta intentando y sin desfallecer, que ha tenido altibajos muy dolorosos, yo también he tenido los míos no se vaya a creer, en el fondo lo que nos hermana es la estrategia, lo que nos diferencia es la táctica, si ud lo logra con su fórmula le prometo acompañarlo, si no, si es a la inversa prométame que estará a nuestro lado. Le dejo para el nuevo año, un soberbio abrazo.

        Me gusta

      20. AguanteJauretche dijo:

        Caro Eduardo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

        Como Usted bien dice, nos diferencia la táctica.

        Pero deberá Usted reconocer que la táctica que yo he elegido ha dado algunos -yo diría muchísimos- buenos resultados.

        Yo pienso que en nuestro país el único instrumento político transformador de las desigualdades socioeconómicas es el peronismo.

        Y, así como Usted esperó durante tanto tiempo la revolución, yo esperé durante toda mi vida el resurgimiento del Peronismo Fundacional.

        Y ahora que ha resurgido aunque más no sea de manera germinal, dejemé regar la plantita y cuidarla de las asechanzas de las alimañas y las malas hierbas, entre las que están, ¡ay!, los dirigentes de los partidos políticos con los que Usted simpatiza.

        Aún recuerdo a Vilma Ripoll de la mano de Luciano Miguens marchando contra el gobierno, y a sus seguidores vendiendo remeras con la inscripción: “Hasta La Victoria, Oh Campo”.

        Más temprano que tarde he aprendido que en la vida no existen fracasos, sólo hay resultados, de manera que si con mi paupérrima ironía lo he ofendido a Usted, le ruego tenga a bien aceptar mis disculpas.

        Y el fin de año me halla enfrascado en cambios profundos en lo personal y profesional.

        Me hallo embarcado en la reforma integral de mi casa, con todos los trastornos que ello lleva, a punto tal que envolví una bolsa de cemento con luces y ése es mi árbol de navidad.

        Así que Caro Eduardo!!!!!!!!!!, aquí estoy, con la convicción de que el año que se avecina será aún mejor que éste, convicción que se transforma en el deseo que para Usted también lo sea…

        Felicidades!!!!!!

        Me gusta

      21. Eduardo dijo:

        Estimado Aguante!a Vilma la recuerdo igual que Ud., lo que me tendrá que reconocer es que nos hemos encontrado Ud y yo, tomando la misma regadera en el mismo momento y varias veces para regar la misma plantita.
        No al cuete el partido en el que militaba se partió en treinta pedazos, uno de ellos el de Vilma, a diferencia del de Uds, que tuvieron su Vilma pero se travistieron y siguieron adelante con la escisión solo del que terminó siendo el grupo de los 8. Es la historia de la humanidad amigo, saltar la silla con la que nos invitan a parar.
        Lo nuestro, gajes del oficio de la tertulia que unas veces es amable y otras sube la temperatura, mi solidaridad para con su momento “constructivo”, he pasado por ello, después es hermoso gozarlo una vez terminado. Espero y le deseo como a todos, un año mejor, pero fundamentalmente para los que están infinitamente en peores condiciones que nuestra veleta, para ser suave, clase media. Un abrazo y espero verlo en marzo

        Me gusta

    1. Lagrimas_Negras dijo:

      Reynaldo gracias por compartirlo! si está muy bueno. Si sos creyente te deseo feliz navidad !! y también a quienes han dejado saludos extensivos en el foro, magda, silverio, mariano T, mariano D, Eduardo y aquiles_m muchas gracias por el tiempo compartido, es un placer leerlos.

      Me gusta

    2. Jackeline dijo:

      Muchas felicidades para todos, y sobre todo que tengamos buena onda para bancarnos un 2011 que no va a ser fácil, año de elecciones, va a ser bravo!!!!… pero pongamosle onda!!!… Esperemos sea un año de alegrías y no tristeza, de amor y no odios, de compromiso y respeto por las ideas diferentes…. un gran abrazo a todos!!!!

      Me gusta

  2. Eduardo dijo:

    Felicidades Rey!
    Tu comentario se parece al de la Sra. de barrio norte, mucho estereotipo y demasiado intento de síntesis te hacen repetir los cliches de Chiche, bah a esta altura es ya la típica macarteada de adjudicar a “la izquierda siniestra” -vaya inocente manera de adjetivarla- la consigna de cuanto peor mejor, también una frase de los kirchneristas, y mejor no recordar lo que significó en la dictadura. Recordás cuando incendiaron la estación del Sarmiento, primero fueron los del PO y después Pino, tu comentario es un embudo que termina en el gobierno de los Kirchner como la opción más razonable, tenes todo el derecho, pero argumenta mejor porque la reiteración de este cliche te resta credibilidad de analista-
    ¿Te parece enloquecido el argumento de Ramal de que haya sido la patota de Pedraza, o es que te resulta inconveniente porque deja a los del PO como luchadores por la justicia y al gobierno como cómplice de la tercerización?
    Como lo dije en otro comentario, que a Bill le pareció injusto, el gobierno alienta la tercerización de la represión en manos de las patotas, no soy yo solo el que lo dice, la CORREPI en su informe es lapidaria: 1634 muertos en la era del kirchnerismo.
    Pego el informe político sobre el Indoamericano qu, con sus más y con sus menos, comparto, aunque temeroso de que me acuses de que yo también adhiero a la política de cuanto peor mejor.

    “SOLDATI, LA REPRESIóN Y EL NUEVO MINISTERIO DE SEGURIDAD.

    CORREPI
    2010-12-13 18:26:00

    En los planos de la ciudad, el terreno de Cruz y Escalada aparece señalado como “Parque Indoamericano”. Pero no es Plaza Francia ni el Parque 3 de Febrero. Es un enorme basural, lleno de escombros y maleza.

    Ahí se instalaron, hace una semana, centenares de familias sin techo. Cuando la miseria aprieta y la desocupación avanza, cualquier lugar sirve, por inhóspito que sea, para colgar unas mantas y salir de la calle, o del hacinamiento en una pieza de la villa, a no menos de 700 pesos por mes.

    El operativo de desalojo del martes, ordenado por una jueza de la ciudad, mostró una aceitada división de tareas entre las fuerzas de la Nación y de la Ciudad. El reparto del trabajo se hizo de acuerdo a los recursos de cada uno. La metropolitana no tiene, todavía, grupos de choque, como la guardia de infantería o la montada. Por eso, fue la federal la que entró a la toma en la primera línea de combate. Las balas que mataron a Bernardo Salgueiro y Rosemary Churapuña fueron federales.

    Vimos, así, que, cuando se trata de defender intereses comunes de la burguesía, como la propiedad privada y los negocios inmobiliarios, sus sectores enfrentados dejan de lado, momentáneamente, sus disputas internas y se unen para agredir al enemigo que también es común: la clase trabajadora.

    Al día siguiente, mientras el activo militante se congregaba en el predio para apoyar la toma y repudiar los asesinatos, las familias regresaron al parque. Fracasado el desalojo encargado a los uniformados, empezó la segunda etapa del operativo. Supuestos “vecinos honorables” –es decir, propietarios- de los barrios linderos coparon los medios, reclamando su derecho al “espacio público” al grito de “fuera bolivianos y peruanos”. Pronto se los identificó como la mano de obra habitual de cualquier gobierno cuando tiene que tercerizar la represión: eran barras bravas y patotas de Sutecba, el sindicato burocrático liderado por Amadeo Genta y Patricio Datarmini. Como en Barracas el 20 de octubre, la zona fue liberada, por ambas policías, para garantizar la impunidad del nuevo ataque. Otros dos muertos y decenas de heridos aumentaron la cuenta, con el indudable beneficio, para los gobiernos nacional y de la ciudad, de los funcionales titulares de los diarios: “Vecinos contra ocupas!
    ”; “Justicia por mano propia”; “Guerra entre pobres”.

    Mientras sus grupos armados parapoliciales masacraban en Soldati, el kirchnerismo y el macrismo volvieron a su interna y se cruzaron todo tipo de acusaciones. Los oportunistas de siempre, reclamaron que el gobierno nacional actúe como “mediador” en el conflicto que insisten en atribuir sólo a la ciudad, resignados, como están, a ser furgón de cola del “gobierno de los DDHH”. Aníbal Fernández, feliz de la vida, anunció por Twitter su rol “pacificador”. Unas horas después, anunció el envío de tropas de gendarmería y prefectura al barrio, de nuevo, para “pacificarlo”, para lo cual ambas fuerza cuentan con experiencia acumulada, por ejemplo, en Las Heras y en el conflictopesquero de Mar del Plata.

    La cuarta víctima fatal fue ejecutada al mismo tiempo que la presidenta, por cadena nacional, celebraba el Día de los Derechos Humanos y el fin de su tercer año de gobierno. Un año que termina con un muerto por día con el gatillo fácil y la tortura, y 10 asesinados en la represión a la protesta.

    A mediados de los ’90, cuando la represión menemista no lograba acallar las protestas estudiantiles, de los jubilados ni las constantes movilizaciones antirrepresivas, el presidente Menem anunció la creación de la “Secretaría de Seguridad”. Con la excusa del atentado a la AMIA, dictó el decreto n° 1193/94 que concentró en un mismo puño el mando directo de todas las fuerzas federales.

    El gobierno de la Alianza UCR-Frepaso pasó la secretaría de Seguridad al ministerio del Interior, y desde ahí dirigió los operativos criminales del puente de Corrientes y del 19 y 20 de diciembre de 2001.

    En 2002, después del Puente Pueyrredón, el presidente Eduardo Duhalde la unificó con Justicia y DDHH, dándole rango ministerial bajo su hombre fuerte, Juan José Álvarez. Kirchner primero mantuvo el esquema, luego la devolvió a interior, al mando de Aníbal Fernández, y finalmente la secretaría de Seguridad regresó a Justicia, aunque su verdadero jefe siguió siendo el hoy jefe de gabinete.

    Ahora, en el día de los DDHH, flanqueada por Hebe Pastor de Bonafini y Estela Barnes de Carlotto, símbolos nacionales de la claudicación y el travestismo político, Cristina Fernández anunció la conversión de la secretaría de Seguridad en ministerio autónomo. Puso al mando a la actual ministra de defensa, Nilda Garré, la misma del contrabando de partes de FAL, la misma que obedientemente mantiene tropas argentinas en Haití, para hacer el trabajo sucio al imperialismo.

    Como Menem en los ’90, De la Rúa de 1999 a 2001, o Duhalde en 2002, el kirchnerismo muestra de nuevo, en los hechos, a quién defiende, y contra quién, aunque, al mismo tiempo, dispute con el macrismo la caja de la ciudad. La prioridad de ambos, es armarse para reprimir al pueblo trabajador. La nuestra, mientras velamos a nuestros muertos, es organizarnos para resistir, contra unos, y contra otros.

    Me gusta

    1. Bill de Caledonia dijo:

      La prioridad del kirchnerismo es armarse para reprimir al pueblo trabajador. Me parece un disparate y un cliché que resta seriedad al análisis sobre un grave problema argentino al que el kirchnerismo no supo, no pudo o -dándote la derecha, al momento- no quiso solucionar. Quizás no sea posible guerrear todo el tiempo contra todos al unísono. Quizás no sea tan fácil hacerlo ni explicarlo. Quizás se resuelva a partir de ahora o luego de las elecciones. Espero por esa posibilidad.

      Me gusta

    2. Lagrimas_Negras dijo:

      Eduardo feliz navidad atrasado, te mandaste el pechito o matmbrito de cerdo como el año pasado? :), la tipita de esas cosas no se olvida eh !

      Dentro de los dirigentes actuales que más me gustan, sin llegar a comulgar con muchas cosas del PO pero en una etapa de mi vida estuve muy cerca de un dirigente del PO y de ahí me quedó cierta “simpatía”, Marcelo Ramal es un tipo que me parece muy valioso para la escena política, trabaja para que todas las decisiones sean democráticas, tiene conducta, es un cuadro, y es honesto … con eso en este escenario político actual tan pedorro y decadente ya hace que rinda mi reconocimiento.
      Aquí va el último documento, está interesante. Ahhhhh y antes quiero hacer un homenaje recordatorio a Mariano Ferreyra, a la señora que quedó con seria discapacidad, a los tobas, a Julio López, a los del Indoamericano y a todas las víctimas del poder !

      PODIGITAL 1160 (digital) 16/12/2010 Políticas

      EL PARTIDO OBRERO DENUNCIA A JOSE PEDRAZA

      “Una extorsión para mantener las tercerizaciones y conseguir la impunidad”

      1. La escalada del gobierno contra los tercerizados, y su ataque al Partido Obrero, apuntan a encubrir a los verdaderos responsables de este conflicto: nos referimos a Antonio Luna, subsecretario de Transporte Ferroviario, José Pedraza, y Omar Maturana, de las cúpulas de la UF y la Fraternidad. Hace cuarenta días, una RESOLUCION del ministerio de trabajo disponía la reincorporación de 217 trabajadores, tercerizados y de la concesionaria UGOFE; en segundo lugar, establecía el pase a la planta permanente del ferrocarril de los 1500 tercerizados del Roca; y, finalmente, y hasta que se produjera ese pase a planta, la equiparación salarial de los tercerizados según el escalafón más bajo del convenio ferroviario. El Ministerio difundió a la prensa esta resolución, con el nombre y apellid! o de todos los trabajadores involucrados. Esa resolución no fue cumplida: un centenar de despedidos aún no han sido reincorporados, con el agravante de que cesantearon en el interín a tantos tercerizados como los que fueron reintegrados a sus tareas. La promesa del pase a planta, que debía sustanciarse al 20 de diciembre no ha ocurrido, y el cobro de convenio a partir del 1º de diciembre tampoco.

      2.-Durante todo este tiempo, la secretaría de transporte no puso un peso para que pudiera sustanciarse ese acuerdo. Las razones las dio, en la tarde de ayer, Omar Maturana, de La Fraternidad, cuando aseguró ante el periodista Zlotowajda que “ningún tercerizado pasará jamás a planta permanente”, ya que “los puestos de trabajo los deciden los sindicatos, 80% la Unión Ferroviaria y 20% la Fraternidad”. De ese modo, la burocracia sindical se asegura el ingreso de elementos afines, que permitan seguir ejerciendo su dictadura contra los trabajadores del ferrocarril. ¡Christian Favale, detenido por el crimen de Mariano Ferreyra, es uno de sus “postulantes”! Mientras tanto, los propios dirigentes de la UF son empresarios de las tercerizadas, lucrando con la miseria salarial y la precarización laboral de quienes reclaman su pase a planta. Por estos dos motivos, pero no sólo por ellos, Pedraza y Maturana han colocado un veto al ingreso de los tercerizados.

      3.-En la tarde de ayer, los representantes de los despedidos y el ministro Tomada habían llegado a un compromiso, que permitía el levantamiento de la medida (se trataba de un pago de dos mil pesos a los despedidos, a modo de paliativo hasta que se resolvieran las cuestiones de fondo). Pero sorpresivamente, el ministro se desdijo. Las razones son claras: Pedraza y Maturana le habían bajado el pulgar a ese compromiso. Sugestivamente, comenzaban los desmanes en Constitución. La matriz de esos desmanes excede, por mucho, a los “pasajeros indignados”: está la mano inconfundible de José Pedraza y la patota sindical.

      4.-Con sus constantes provocaciones y extorsiones, Pedraza y los suyos apuntan más lejos: están exigiendo la libertad de los siete dirigentes y patoteros detenidos por el crimen de Mariano Ferreyra. Ocurre que el hilo conductor de la causa y de sus cargos apunta, inexorablemente, a José Pedraza y Juan Carlos Fernández. Pedraza necesita liberar a la patota para poder bajarse, él mismo, del banquillo de los acusados. Al pudrir el acuerdo con los tercerizados y montar el escenario provocador de Constitución, la burocracia sindical ha enviado su mensaje extorsivo al gobierno y a la Justicia. Detrás de su objetivo de impunidad, Pedraza tiene virtualmente secuestrado al gabinete nacional.

      5.-El Partido Obrero convoca a todo el pueblo argentino a defender la lucha de los tercerizados: su victoria es crucial para terminar con la lacra de la precarización laboral. Reclamamos que NO se excarcele a la patota sindical que mató a Mariano, para que se pueda avanzar en el juicio castigo y cárcel a José Pedraza y todos los responsables políticos e intelectuales del crimen de Barracas.

      Néstor Pitrola, Marcelo Ramal

      pd: un saludo !

      Me gusta

  3. Bill de Caledonia dijo:

    Eduardo, ambos sabemos que las dos expresiones de “izquierda” representativas (PC y Socialismo) durante el primer peronismo, le hicieron el juego a la oligarquía de siempre. Hoy, la izquierda anti-k está mucho más fraccionada, pero en esencia es la misma situación. Estuve cerca de la gente del PC en la plaza, la noche que murió Kirchner, eran 20 personas, no se representan ni a ellos mismos. El kirchnerismo es la izquierda nacional de Cooke, Fernández Arregui, J.A. Ramos y Puiggros, más el pensamiento nacional y popular de Forja, junto al aparato peronista de siempre. Enfrente, está lo peor de la política argentina desde 1930 para acá. En 2011 hay que ponerse de un lado o del otro, lamentablemente es así. Ojalá hubiera opciones superadoras, más combativas y con convicción de poder. No las hay.

    Me gusta

    1. Eduardo dijo:

      Ahora entiendo, de allí viene el remanido tema de “hacerle el juego a la derecha” El colorado Ramos fue un conspicuo compañero de rutas del menemismo más recalcitrante por lo que se le pagó con una embajada en México, lo del archivo es cada día más cierto, muy pocos lo resisten. Abrazo

      Me gusta

      1. Bill de Caledonia dijo:

        Eso sí que atrasa -al menos- 20 años, no? En ese sentido América ha mejorado sustancialmente, gracias a Kirchner, Lula, Chávez y el resto de los presidentes americanos. Abrazo,

        Me gusta

  4. AguanteJauretche dijo:

    Caro Amante Del Glifosato:

    Parece que uno de los efectos colaterales del Noble Producto que Usted manipula habitualmente cuando contamin, perdón, fumiga, es el de producir una sensible baja en la compresión de textos.

    De lo que habla el Compañero Bill es de la responsabilidad de ese raro conglomerado cuasi enteléquico autotitulado Izquierda, Izquierda Nacional, Centroizquierda -y se aceptan sugerencias semánticas- ante el surgimiento del Peronismo en los años 40 del pasado siglo y del resurgimiento en el 2003 con la llegada de Nestornauta al poder y la continuidad de Cristina en la actualidad.

    Ya parece redundante lo que digo, pero para la Izquierda Argentina el Peronismo fue, es y será un Hecho Maldito, porque le quitó razón de ser, ya que gran parte de los postulados que la gauche criolla pregonaba, fue el Peronismo los llevó a cabo.

    Y en la actualidad, los tipos están calientes porque se les acaba el negocito del kiosko de participar en elecciones para sacar a lo sumo el 3 ó 4 %, y a veces meter un concejal, y con los astros alineados un diputado.

    Es muy elocuente este videíto de Pitrola durante la campaña por la Presidencia en el 2007:

    Ahí dice que el gobierno de Cristina preparaba tarifazos para cuando asumiera, todo un análisis político que se parece bastante a la visión en la que incurre Nuestro Caro Amigo Eduardo muchas veces.

    Una lástima, porque una cosa es correr a este gobierno por izquierda, y otra muy distinta es pedirle algo que nunca va a llevar cabo ni aunque quisiera, porque esta sociedad conservadora nunca se lo va a permitir.

    Me gusta

    1. mecagoenjaureche: No se porque primero me agrede y después me da la razón, la redención para la izquierda, según usted, es que se hagan peronistas y canten la marchita.
      Todo el que este afuera de ese colectivo es desechable

      Me gusta

  5. BULLY dijo:

    Bill y Eduardo,

    Les copio una nota de Página12 de hoy escrita por Horacio González que creo contribuye el debate que están sosteniendo. Es un poco larga, pero no quise cortarle párrafos para que no perdiera sustancia.

    La razón golpista

    Por Horacio González *
    En la década del ’30, Curzio Malaparte escribió un libro ingenioso pero abusivo: Técnica del golpe de Estado. Estudiaba de un modo atrevido la captura de los dispositivos de gobierno por parte de un pequeño núcleo de especialistas. El golpe de Estado era en esencia un hecho de naturaleza técnica. Malaparte (evidentemente, un seudónimo mordaz) tomaba a León Trotsky como uno de sus variados modelos. Pero en su largo periplo hacia el exilio mexicano, el sutil revolucionario ruso lee ese libro y rechaza sus premisas. La revolución, conjetura con razón, no es cuestión de un pequeño puñado de técnicos, sino de clases sociales y relaciones de clase.

    En la misma época, casi en el mismo año, un joven militar argentino ávido de eventos conmocionantes, el mayor Perón, escribe su opúsculo titulado “Lo que yo vi de la preparación y la ejecución de la revolución de 1930”. Era una atractiva crónica. Su tema dominante consistía en reflexiones sobre la organización del suceso golpista. Abundan en el escrito las quejas por la falta de método en las deliberaciones de los conjurados y sólo al pasar hay referencias a la “cuestión propagandística”, precisamente algunos artículos de Lugones en La nueva república. Sin embargo, el clima de este interesante escrito es “metodológico”, pasando por alto todo lo relativo al estado de desazón colectiva que se transitaba en esos días postreros del gobierno de Yrigoyen. En este punto, es de recordarse la vasta campaña de desprestigio de Yrigoyen que venía siendo practicada por el diario Crítica.

    Quien se sienta revolucionario dudosamente acepte el mote de golpista. En el escrito de Perón se hace precisamente esta distinción. Las notas ideológicas que prestigiaban a la revolución, por encima de los tecnicismos de los “especialistas del golpe”, hacían poco recomendable al golpista, tanto como aceptable al revolucionario. En su formidable Historia de la Revolución Rusa, Trotsky describe esos acontecimientos como surgidos de una conciencia trascendente, un tanto demiúrgica pero laica, propia de un inconsciente colectivo, idea de época que sin duda él toma del psicoanálisis y del surrealismo, que tanto le interesaran para sus propias reflexiones críticas. Se entiende que Trotsky impugnara la tesis “tecnicista” de Malaparte, quien tampoco abandona el análisis de las cuestiones atinentes al sentimiento general de “caos y desgobierno”, algo que también se propone generar el procedimiento golpista.

    Si pudiéramos trazar una genealogía de las relaciones entre el golpista y el revolucionario, el primero ha triunfado plenamente sobre la melancólica figura del segundo. Es el patético resultado de la supervivencia de las instituciones políticas clásicas que subsisten trabajosamente en la era de las imágenes e iconos fabricados con tecnologías comunicacionales masivas. Los golpismos son seductores; la revolución es una nostalgia. Los medios de comunicación que operan con escenas primordiales de miedo y esperanza crean disciplinas de masivas, el “theatrum mundi” de la palabra popular desnuda, hablando de espasmos o catástrofes. La televisión convirtió en una factoría de fábulas universales a las grandes perturbaciones, como desastres a gran escala, salvatajes inesperados, dramas con premios y castigos, ascensos y caídas sumergidos en lenguajes evangélicos, confesiones de pornógrafos redimidos, pastorales moralistas fascinadas por lo obsceno al que sin embargo parecen condenar y fachadas sicalípticas usadas para lanzar moralinas asfixiantes. En estos lenguajes se nutre ahora la razón golpista.

    Marx ya había señalado a Napoleón III como alguien que precisaba “un golpe todos los días”. Esta era la situación a mediados del siglo XIX. Pero un siglo después, a mediados del XX, todavía los estudiosos de los grandes procesos de movilización revolucionaria, como Carl Schmitt, consideraban que la lectura –como acto de fusión conceptual en la conciencia política– era lo más importante de la época. “La lectura que hace Lenin de Clausewitz es el acontecimiento fundamental del siglo”, llegó a escribir. Pero eso fue antes de que la cultura ideológica, las culturas políticas del libro, fueran extinguiéndose lentamente.

    Este es un problema para los gobiernos provenientes de la tradición popular-nacional clásica, como el actual en la Argentina, que piensan en forma relativamente autónoma la representación popular, disputándosela parcialmente a las corporaciones. Algunas de ellas son propietarias de los medios de producción comunicacionales. En buena medida esta situación, entonces no enteramente percibida, comenzó a agudizarse en tiempos de Alfonsín. Y estos gobiernos, al practicar aunque sea tímidos reformismos, descubren como reacción el resurgir de la razón golpista, que ahora opera con utensilios simbólicos nuevos muy diferentes de los del tiempo de Trotsky, Malaparte y Perón. Y estos gobiernos, al descubrirla, arrojan su advertencia sobre los operadores del golpe, los conspiradores, acaso sin percibir que los neogolpismos son estructuras permanentes más allá de que existan personas o grupos que ejerzan acciones conspirativas o piensen en los términos de esa antiquísima manera de ser de lo político. El golpismo está estructurado como un lenguaje interno de la época, como una semiología que antes que voltear instituciones, las deja como un pellejo vacío.

    Los gobiernos realmente populares son frágiles en relación con las reformas que encaran (tal el de Chávez, el de Evo, el de Cristina, el de Correa) que, sin embargo, no satisfacen a los partidos provenientes de las antiguas herencias de izquierda, e incluso a variadas configuraciones de la izquierdas nacionales del período anterior, que ahora han asumido partes de la discursividad republicana, menos en su esencia histórica que al gusto de la mediocracia hegemónica. Observemos que aunque los gobiernos mencionados se rodean también de medios de comunicación favorables, en muchos casos no desdeñables, penden siempre de un hilo. Sus variadas deficiencias originarias y constitutivas, explicadas por el plasma que les da sostén, en figuras y hábitos surgidos de antiguas utopías nacional-democráticas ya carcomidas, se prestan a las críticas moldeadas en el venerable figurín antiburgués y antiimperialista, mientras que no implica buena defensa de ellos el decir que “hay que tragar un sapo todos los días”. Esto es, nunca cumplirán con los requisitos premoldeados de las izquierdas arquetípicas, pero al mismo tiempo se hace incómodo verlos defendidos por pragmatistas asimismo anacrónicos, sobrevivientes de viejas épocas.

    Estos gobiernos están acechados por viejas y nuevas derechas y también son condenados dura y simultáneamente por un ramillete significativo de izquierdas de todo cuño. Estas son encrucijadas que generan un punto de entrecruzamiento de todas esas fuerzas, lo que no es nuevo en la historia, pero ahora adquiere una significación trágica al poner en antesalas neogolpistas de derrumbe y desgaste a gobiernos democrático-sociales. Son acusados de no mantener el mismo “monopolio legítimo de la violencia” que las corporaciones llaman a horadar a diario. Se trata de una circularidad en la que las derechas se autoconvocan para custodiar la democracia justamente cuando ésta adquiere la nota suprema de autocontener a sus fuerzas represivas. La teoría política no ha llegado aún a identificar los nuevos síndromes de las corporaciones, es decir, su capacidad de actuar en situaciones paradojales: discurso de orden y deseo de desorden a un tiempo, como nueva productividad de sentidos múltiples. Para ello pueden incluso invocar las causas más justas, las que aún no han sido atendidas por errores y desidias de los frágiles gobiernos populares.

    Sólo un pensamiento tan crucial como el de Rosa Luxemburgo logró percibir que podían pensarse en un mismo gesto político la acumulación capitalista y las tesis del colapso del régimen social real. Pero éstas tendrían dramática vigencia muchas décadas después, y no precisamente al servicio de las prometidas revoluciones sociales, sino de la operatividad de pulsiones múltiples de las corporaciones, que mantienen la reproducción existencial del sistema pensando y actuando bajo las condiciones del colapso y sus consecuencias conservadoras. Se habla de conspiraciones. Otros las niegan. Pero lo que existe son estructuras ocasionales y permanentes de desgaste, que anudan en decisivos lugares compartidos, a intereses y discursos contrapuestos. En estos términos, nadie conspira (salvo las conciencias menudas) pero la época entera tiene una significación conspiracional, pues sin que necesariamente se perfilen causalidades secretas, la producción de hechos surge de fuentes de atracción generadas por partes centrales de la lengua mediática que no han sido afectadas sustancialmente por las críticas que por primera vez han tomado carnadura política.

    Estas fuentes de atracción son porciones infinitas de imágenes, portadoras de comportamientos vaciadas de su sentido originario, que utilizan el sentido de la promesa con signo reaccionario y con oscuras premoniciones que interpretan acabadamente la cámara oscura, indecible para los términos habituales de la política, con que los ambientes corporativos comunicacionales piensan la época. Lo hacen en nombre del Orden, cuyo fundamento es la producción y el control del desorden. No del conflicto, que es la objetividad de las verdaderas democracias. Sólo estudiando acabadamente la compleja evolución de la doctora Carrió podrá establecerse en qué se convierte el viejo arte político cuando ya actúa enteramente confiscado por la razón golpista. Esta se convertiría en destino inevitable del lenguaje político.
    Activos dirigentes de las izquierdas argentinas hablan ahora como si no conocieran esta historia (la historia de este problema desde el punto de vista de las propias izquierdas mundiales), omitiendo la reflexión necesaria sobre las nuevas condiciones del ejercicio de la política en sociedades sometidas a complejos discursos de dominación material y simbólica, diciendo que no les pertenecen los decisivos efectos que causan sus acciones. Acciones con sentido intrínsecamente justo pueden tener consecuencias carentes de sentido justiciero. Asimismo, los gobiernos populares que no amplíen el abanico de sus reflexiones sobre la consistencia general del sentido de justicia social se privan de explorar su anunciada capacidad transformadora. La historia marcha por su lado áspero, deficiente. Vieja consigna que consigue ser aleccionadora cuando la vida política escapa en su conjunto de la razón golpista, convertida ahora en un pensamiento diseminado en amplios públicos sociales, tanto como en épocas anteriores parecía haberse extendido la razón democrática. A ésta, los gobiernos populares deben llamar a defenderla como los peces deben defender el agua.
    * Sociólogo, director de la Biblioteca Nacional.

    Me gusta

    1. Eduardo dijo:

      La inteligencia de Horacio González (HG) es evidentemente un arma peligrosa, si a Trotzky lo trata de sutil revolucionario, parangonándolo, lo trataría a él de sutil propagandista. Deberíamos de leer de HG lo que no ha escrito, eso le daría otro marco a sus pinceladas.
      El Napoleón del que HG hace hablar a Marx, fue la musa por la que Carlitos fundó el concepto de bonapartismo como el personaje histórico que asume la suma del poder en los hechos, no necesariamente en lo institucional, autoritario y que necesitaba “un golpe todos los días”, demás está decir que ese golpe diario lo daba desde el poder de Francia y no desde el llano o desde el monopolio de la violencia. En este juego de semejanzas que propongo ¿quien ha sido nuestro Bonaparte ejerciendo un gobierno bonapartista? Bien, han acertado!
      Hace un parangón fácil y lineal de los gobiernos del bloque progre del cono sur, como si fuesen lo mismo y los denomina “realmente populares”, endilgándoles una fragilidad que oculta, es producto de no ser realmente populares sino tibios, pusilánimes por reformistas y todo reformismo acarrea pasado ominoso con deseos futuro distinto, es la ley que se cobra el decir que es posible enderezar la banana.
      HG deja entrever que el asunto es cuestión de voluntad política y no de condicionamientos de la realidad política y social. El proceso político post 2001 está absolutamente condicionado, diría determinado por la caída de De la Rua y si alguien lo sabía lucidamente era Néstor Kirchner. Todas las decisiones que le dieron la impronta a su gobierno fueron direccionadas por el hecho histórico de tres días de vacío de poder. Si algo espanta a la burguesía y sus lacayos, es el vació y la pérdida de hegemonía.
      HG admite en el gobierno, una subjetividad cuya génesis originaria brota de modelos “carcomidos” surgidos de antiguas utopías nacional-democráticas y le concede al gobierno la supuesta bonomía de decir que “hay que tragar un sapo todos los días”, como si se vieran en la necesidad política de tomar decisiones en contra de “lo popular”, no queridas por este gobierno de izquierda.
      “Estos gobiernos”, dice HG como si fuesen lo que no son, gobiernos populares, son acechados por viejas y nuevas derechas, una de tres citas sobre derechas mientras llueven acomplejadamente citas sobre “las izquierdas” críticas al sistema y/o gobierno, Digo acomplejadas porque el síndrome de no ser de izquierda consume al régimen, su tara ontológica no es “el bienvenido” ataque por derecha, es determinantemente la concreción de que a su izquierda no existe el vació y que para colmo de males esos fantasmas abrevan en las aguas que el gobierno deja pudrirse, no por vocación sino por servir a los interese opuestos.
      En una prosa envidiable, HG florea mandobles hacia cuanto contradiga el decir y/o el hacer del bastón mayor del ejecutivo, pero se queja de que las izquierdas no se quieren apropiar de los efectos que provocan sus acciones, como si en el espacio origen del génesis, cuando era la oscuridad, Lucifer fuese su único habitante, negándole a Dios el rol que deberíra cumplir.
      En una muestra de desconocimiento dialéctico primario, que por supuesto HG no posee, endilga a las izquierdas un poder determinante, insólito en su relación de fuerzas.
      En la publicación de HG, abunda una dialéctica primitiva de una sola mano, si le preocupa la andanada de la derecha es al solo efecto de justificar el esfuerzo en acotar las argumentaciones izquierdistas contrarias al gobierno “nacional y popular”.
      Pide que estos gobiernos populares, llamen a defender “la razón democrática” en contra de la razón golpista que campea estas épocas, haciendo que ignora la nula jerarquía en que su bonapartismo gubernativo, ha escalafonado a la supuesta razón democrática.
      HG sabe, que el gobierno sabe que el golpe de las derechas depende en mucho del accionar de las izquierdas, que profundizan el desgaste de su hegemonía contrastando la promesa con la realidad, pero eso es una ficción, porque la frustración esta en las masas que no comen vidrio, la estrategia de coyuntura de los partidos de izquierda es el organizar ese caos, organizar es alinear en sus filas y preparar “el asalto”, es el oficio eterno de los partidos con vocación de poder revolucionario, otra cosa es para que lo usan, si para la revolución o son ganados por la “reacción democrática”.
      HG hace como si el gobierno fuese de madera, inmóvil y víctima de las fuerzas disolventes, cuando en realidad el que puede lo más, puede lo menos, el resto reorganiza los pedazos que el accionar gubernativo bonapartista va dejando, en su imposibilidad de sintetizar las contradicciones que su barco capitalista deja sin resolución, es en esa brecha donde medra el deseo revolucionario.
      En pleno gobierno de Kerensky, previo a la segunda revolución en un año, la de octubre, o noviembre según el calendario en que abrevemos, en la duma se le reían a Lenin cuando hablaba de revolución, dos meses después con un partido organizado bajo las consignas acertadas, estalló Octubre. Nadie habla hoy de una posibilidad semejante, pero sí que se pueda dar algunas de las premisas necesarias, solo una y el fascismo reverdece, porque la revolución es una avenida de dos manos, por eso es mejor que triunfe a que salga derrotada, en este último caso nos las veremos fieras, como se las vieron en la Europa contra-revolucionaria del 30, post procesos revolucionarios.
      Una frase de Clausewitz que enamoró a Lenin y que se podría extrapolar perfectamente a la lucha de clases que, entre paréntesis, no la inventamos nosotros sino la actividad de histórica explotación del hombre por el hombre:
      “La guerra no deriva necesariamente del hecho de la invasión sino del
      hecho de la defensa que el invadido opone al invasor y que genera la
      guerra. El conquistador, como siempre lo ha afirmado Bonaparte de sí
      mismo, es amigo de la paz, entraría de buena voluntad a nuestra casa sin
      efusión de sangre: pero nosotros que no podemos admitirlo, estamos
      obligados a querer la guerra y por lo tanto a prepararnos para ella”.
      La expresión de Lenin al margen del párrafo: “¡ Ah, Ah, espiritual ! ”
      Que el gobierno se haga cargo de lo que le corresponda y que Horacio González no lo disculpe en forma el vergonzante.

      PD el discurso de Rey hoy en el programa, fue vergonzoso, volver a repetir que la izquierda siniestra busca cuanto peor mejor y que si hay un muerto ¡mucho mejor! Que cada día agregue mayor “siniestralidad” colmó el vaso de a quien complace este discurso, a que intereses sirve!

      Me gusta

      1. Carolina dijo:

        Hola Eduardo,

        La inteligencia o el intento de pensar la realidad con la formación, las ideas, las herramientas y el bagage que trae cada persona creo yo no deberíamos calificarlos como un arma peligrosa o propagandística salvo que les endilguemos mala fe o intereses ocultos, cosa que no percibo en Horacio Gonzalez.

        Lo que me interesó mas del articulo de HG y de muchos intelectuales que están apareciendo cada vez mas en los medios es que analizan la realidad desde una ideología propia pero también desde un punto de vista mas pragmático que es necesario, creo yo, en el análisis político si se pretende con la política hacer cambios significativos y no solo proclamas que mantienen el status quo y en nada mejoran la situación general del país y especialmente de los sectores siempre postergados.

        No se me escapa que hay una crítica a la izquierda que puede ser injusta porque finalmente, tienen sus propias ideas y programas y aspiran a realizarlos. Para ello necesitan los votos pero este es otro tema. Me parece que la crítica principal de HG es hacia a los sectores mas reaccionarios que usan demagógicamente el discurso del orden y la ley para captar votos, meter miedo y como remedio mágico a todos lo males del país, sin entrar en las causas y las soluciones reales a los problemas sociales. En este sentido y en el mejor de las casos parecen mas comentaristas de la realidad que personas que aspiran a gobernar. Aquí también critica a la izquierda por no hacerse cargo de ser funcional a estos intereses al contribuir al desgaste y la desestabilización de gobiernos democráticos. Hay mucha gente de izquierda que se ha planteado este tema y entre los políticos son precisamente quienes tienen responsabilidad de gobierno como Sabatella y Binner. Reconocen lo bueno, critican lo malo y proponen otras ideas pero no salen a destruir todo o a desestabilizar al gobierno. También HG critica al propio gobierno por no ampliar mas el sentido de la justicia social y su capacidad transformadora.

        Decis que la verdadera fragilidad de los gobiernos del cono sur es que no van a fondo con las reformas porque están condicionados por la realidad política y social. Esto es asi pero no coincido en que esto sea una fragilidad, es simplemente como vos decis la realidad. Los gobiernos no llegan con poderes absolutos, efectivamente, tienen condicionamientos, tienen que trabajar con lo que reciben y tienen que atender intereses que son diversos. Me parece que lo que hay que ver es que es lo que hacen con lo que reciben y si han tomado las decisiones en función del interés general. Ahí veamos el antes y después, que hicieron con la educación, la pobreza, el empleo, la economía, el desarrollo, el medio ambiente, etc.

        La revolución rusa se dio en un tiempo histórico y en un contexto social y político que como vos bien decís nadie hoy puede hablar de una posibilidad semejante. Sin embargo y corregime si me equivoco creo que insistís en que una revolución sería la única solución para terminar con el sistema capitalista al que condenas como intrínsicamente malo. No veo como un país hoy puede optar por otro sistema económico sin caerse del mapa y entrar muy rápido en la pobreza generalizada. Una economía de mercado puede funcionar muy bien junto con un Estado fuerte que regule o provea directamente los servicios públicos, que atienda el desempleo, la pobreza y las necesidades sociales, que tenga un sistema impositivo progresivo, que distribuya bien la riqueza, que haya sindicatos que defiendan los interesas de los trabajadores, que fomente el crédito, el desarrollo y el crecimiento económico de todo el país, que cuide los recursos naturales, etc.

        No escucho el programa de Reynaldo porque a esa hora no puedo asi que no se a que se refería con la izquierda siniestra pero hay un sector de la izquierda que aun aspira a tomar el poder por medio de la revolución violenta.

        Me gusta

      2. Eduardo dijo:

        Hola Caro, todo bien si vos crees que el capitalismo periférico puede realizar la felicidad del pueblo, seguilos votando, como yo no solo no lo creo sino que además estoy en contra de la explotación del hombre por el hombre, no me banco que se hable de él como de lo único posible. Soy enemigo asérrimo del conformismo. Abrazo y Feliz año 2011

        Me gusta

      3. Eduardo dijo:

        Hola Caro!
        Tu frase: “La inteligencia o el intento de pensar la realidad con la formación, las ideas, las herramientas y el bagage que trae cada persona creo yo no deberíamos calificarlos como un arma peligrosa o propagandística salvo que les endilguemos mala fe o intereses ocultos, cosa que no percibo en Horacio Gonzalez.”

        Mi frase: “La inteligencia de Horacio González (HG) es evidentemente un arma peligrosa, si a Trotzky lo trata de sutil revolucionario, parangonándolo, lo trataría a él de sutil propagandista. Deberíamos de leer de HG lo que no ha escrito, eso le daría otro marco a sus pinceladas.”
        ¿Desde que prejuicio vos podes afirmar que lo mio no fue un halago a Horacio Gonzalez? estimada Carolina, fue la mio una licencia literaria. Lo de propagandista no conlleva el prejuicio que veo vos acarreas sobre el término, yo lo he sido por años en mis épocas de militancia política y hoy mismo en la sindical, la mala fe o intereses ocultos, es una percepción acertada la tuya el no encontrarlos en HG, pero es absolutamente equivocada la idea de que son características constitutivas de un propagandista.
        Quien puede discutir la legitimidad de hacer propaganda de alguna idea política y quien puede discutir que alguien parangone la inteligencia discursiva con “un arma peligrosa”, pero por inteligente, por escurridiza, por difícil de contraponer como adversario.
        Tu frase: “Decis que la verdadera fragilidad de los gobiernos del cono sur es que no van a fondo con las reformas porque están condicionados por la realidad política y social. Esto es asi pero no coincido en que esto sea una fragilidad, es simplemente como vos decis la realidad”
        Mi frase: “endilgándoles una fragilidad que oculta, es producto de no ser realmente populares sino tibios, pusilánimes por reformistas y todo reformismo acarrea pasado ominoso con deseos futuro distinto, es la ley que se cobra el decir que es posible enderezar la banana.
        HG deja entrever que el asunto es cuestión de voluntad política y no de condicionamientos de la realidad política y social.”
        Me reafirmo, es la realidad que no quieren cambiar el problema por el cual no se toman decisiones políticas a fondo, esa fragilidad no es producto del accionar de los reaccionarios, a los que HG critica en un 8% en toda su nota mientras se toma un 70% del comentario a pegarle a la izquierda, ni del accionar del troskaje, es producto de que cualquiera lo puede correr por donde sea porque las medias tintas no dejan conformes ni a Tirios ni a Troyanos y ambos se ven con posibilidades de hacer voltear el fiel hacia su platillo, y esto no lo inventaron los Kirchner ni los Evo, ni los Chaves, la historia de las luchas obreras dejaron tomos enteros de los que quisieron hacer pasar gato por liebre.
        Tu frase: “tienen que trabajar con lo que reciben y tienen que atender intereses que son diversos. Me parece que lo que hay que ver es que es lo que hacen con lo que reciben y si han tomado las decisiones en función del interés general. Ahí veamos el antes y después, que hicieron con la educación, la pobreza, el empleo, la economía, el desarrollo, el medio ambiente, etc.”
        Pues bien, en una sociedad capitalista hay dos intereses contrapuestos, vos los llamas interese diversos, como la sociedad de explotación es eso, un ordenamiento de injusticias y de derechos conculcados, y El Estado es la super-estructura que regentea que ello siga así. Lo que vos llamas el interés general, va a estar siempre supeditado a los intereses de los explotadores, los ricos, los poseedores.
        En EEUU, el país mas rico de la tierra, el que posee la aspiradora de divisas más poderosa, el ejercito más poderosos, la moneda más poderosa de la historia humana, maneja todos los organismos internacionales que aplican sus políticas, es el país más endeudado del sistema mundial, roba y asesina para mantenerse como ninguna potencia lo ha hecho jamás, exporta al resto del mundo su inflación y su déficit fiscal, ese país, posee 50 millones de pobres. ¿Tengo que explicarte, en Argentina sin todas esas ventajas, lo que van a hacer con la educación, la pobreza, el empleo, la economía, el desarrollo, el medio ambiente, etc.?
        Tu frase: “No veo como un país hoy puede optar por otro sistema económico sin caerse del mapa y entrar muy rápido en la pobreza generalizada. Una economía de mercado puede funcionar muy bien junto con un Estado fuerte que regule o provea directamente los servicios públicos, que atienda el desempleo, la pobreza y las necesidades sociales, que tenga un sistema impositivo progresivo, que distribuya bien la riqueza, que haya sindicatos que defiendan los interesas de los trabajadores, que fomente el crédito, el desarrollo y el crecimiento económico de todo el país, que cuide los recursos naturales, etc.”
        ¿No eras vos la que no quería la explotación del hombre por el hombre? pues en el sistema capitalista, el del mercado, la base es la explotación y el robo del trabajo ajeno, ya lo dije El Estado fuerte lo va a ser para los intereses que no son los de las mayorías, ya te explique lo que es EEUU. No hay sistema impositivo progresivo, los impuestos los terminan pagando siempre los mismos, los que están en la fila de abajo en el dormitorio del gallinero.
        Temes a revoluciones violentas? ¿cuanta violencia llevamos manteniendo el sistema capitalista, desde el 76 hasta acá ya llevamos más de 35.000. Un abrazo

        Me gusta

  6. Bill de Caledonia dijo:

    Difícilmente haya habaido hombre más político en su tiempo que Jesús. Creo que le estamos haciendo un buen homenaje, aún quiénes no somos católicos ni profesamos religión alguna.

    Respecto al debate que tantos pelos hizo erizar Reynaldo con su “izquierda siniestra”, yo vuelvo a una vieja y muy conocida reflexión de Cooke: “El Peronismo es el hecho maldito del país burgués”. Para la izquierda combativa y más lúcida de este país que podemos representar en la voz de Milcíades Peña, el peronismo llegó para evitar la revolución socialista, inminente en un escenario de posguerra y plena guerra fría. Para la derecha más garca fue lo que ya sabemos: llenarle de “negros” Mar del Plata y de obreros que se mojaban las patas en la fuente de plaza central de la mismísima “reina” del plata (¡un horror!).

    Lo cierto es que la izquierda -en lo que iba a ser su época- justo se quedó sin pueblo y con tribunas vacías. Nunca se lo pudo perdonar al peronismo. Se quedaron hablándole al aire de la revolución permanente, de Trotsky y del Capital de Marx. Mientras, el peronismo construía policlínicos, hoteles sindicales, hogares de ancianos, ciudades infantiles, escuelas de enfermeras, trenes sanitarios y talleres de enseñanzas técnicas a lo largo y a lo ancho de todo el país.

    En el ’55, izquierda y derecha festejaron juntos las bombas en Plaza de Mayo, la matanza de José León Suárez, los fusilamientos de Valle y sus camaradas, el robo del cadáver de Evita y los 18 años de proscripción del principal partido político de este país. Verdaderamente: Derecha diestra e izquierda siniestra. Unas monadas democráticas y republicanas.

    Hoy, no solo no tienen pueblo al que hablarle, tampoco tienen grandes cuadros políticos ni pensadores a la altura de sus “ideas”. Vilma Ripol, Alderete, Castels y Pitrola van del brazo –hacia el monumento a los españoles- con Biolcatti, Llambías y Macri. Como en el ’45. Como en el ’55.

    Yo entiendo que da bronca militar sin pueblo. No ser comprendidos. Que tipos de la cultura y el pensamiento nacional se vayan de esos espacios y se vuelquen a un apoyo más o menos explícito al modelo de gradualismo del peronismo, hoy representado en el kirchnerismo.

    Vuelvo a lamentar no haber votado a Kirchner en 2003, pero voté a Cristina y la volveré a votar el año próximo (por si no había quedado lo suficientemente claro…). Evidentemente muchos de los que participan en este blog aún no han decidido su voto, y es lógico, aún no están claro los candidatos…, y faltan muchos meses…

    Puedo criticar mucho de esta gestión, pero tengo memoria, se de dónde y de quiénes venimos. Y me siento más acompañado si camino junto a Horacio González, Juan Pablo Feinmann, Rubén Dri, Ricardo Forster, Adrián Paenza, Lino Barañao o Eduardo Blaustein.

    Son elecciones, podemos acertar o equivocarnos –qué más subjetivo que eso-, por eso siempre es bueno el debate, disentir con quienes piensan distinto, pensar, reflexionar, leer, escuchar, elegir. En 2011 todo eso seguirá estando en juego, como nunca antes. Supongo que Jesús estaría a gusto de que así sea.

    Me gusta

    1. BULLY dijo:

      Bill,

      Te faltó un comentario para hacer justicia a Milcíades. En el 55 Milcíades junto con otros dirigentes de su grupo fue a los sindicatos a buscar armas y levantar a los trabajadores para defender a Perón. El tipo la tenía clara, fue un duro crítico de Perón y del peronismo, pero sabía que lo que venía era mucho peor para la clase que él defendía. No se equivocó y a las pruebas me remito.

      Aunque a Eduardo no le guste, por ahora, lo que puede reemplazar al kirchnerismo es lo que él mismo combate. Estamos en una situación similar, yo no veo a una fuerza que pueda ser gobierno en el 2011 para mejorar la propuesta kirchnerista.

      Ojalá para el 2015 haya un espacio que represente los valores que Eduardo levanta y podamos todos votarlos sin dudar.

      Me gusta

      1. Bill de Caledonia dijo:

        Bully, perfecta la aclaración. Peña fue una cabeza de las brillantes, y combatió al peronismo hasta que supo lo que se venía. Fue un ejemplo de izquierda combativa. Hoy, muchos debieran imitar su lucidez y no hacerle el juego a Biolcatti, Magnetto y Macri. Como dice Aliverti, hay una izquierda lúcida como la de Peña, y otra que se va a masturbar al programa de Mariano Grondona (perdón si la expresión no es del todo fina): Ripol, Solanas, Pitrola, Castels, y siguen las firmas…

        Como bien decís, ojalá en 2015 haya una alternativa superadora del kirchnerismo. El país la necesita.

        Me gusta

    2. Haberse opuesto a Peron en su momento no significa haber aplaudido los fusilamientos o el bombardeo a Plaza de Mayo, así como haber apoyado a Peron no significa necesariamente haber aplaudido la carcel de los opositores, las clausuras de diarios o las torturas en la penitenciaría.
      Ya en otro comentario deslizaste que la única manera de ser respetable en la Argentina es ser peronista, ahora lo hacés más explícito.
      Cómo apoyar un grupo con ese sectarismo, al que se le agrega la verticalidad, sin ser peronista de nacimiento? A título de qué comerse esos sapos que cada tanto se tragan acríticamente?
      Respeto tu pensamiento, pero me parece mal que tenés que ser más amplio. un esfuercito en ese sentido te vendría bien.
      así como hay grupos de izquierda y derecha que estan en el peronismo, hay grupos de izquierda y derecha que nunca se van a hacer peronistas, podrán votarlos de vez en cuando, pero nada más.

      Me gusta

      1. AguanteJauretche dijo:

        Caro Amante Del Glifosato:

        Ya se lo dije, pero se lo recuerdo:

        Si mañana Cristina decide bajar las retenciones a 0 %, y cuando lo hace, dice que esa medida la t oma porque es lo que habría querido Perón, Usted es el primero en la cola para obtener el carné de afiliación.

        De modo que no insista con lo de las lealtades, justamente Usted, que no dudó en unirse tanto a Vilma Ripoll cuanto Luciano Miguens para lograr su cometido.

        Ya todos sabemos que Usted visita éste y otros blogs simplemente para protestar porque no le bajan las retenciones.

        Usted está aquí por la biyuya, no por otra cosa.

        No le alcanza con la que gana, que es la que más ganó en toda su vida, sino que pretende que el pueblo argentino no tenga participación en sus ganancias extraordinarias.

        Me gusta

      2. Bill de Caledonia dijo:

        El vértigo de un debate bloguero y la pasión que le ponemos en los breves tiempos que le dedicamos, seguramente haga que todo salga más lineal de lo que deseáramos. No obstante, creo que el peronismo dividió aguas en los ’50 y tocó tantos intereses establecidos (casi desde la Colonia) que hubo poco lugar para los grises. También hay que decirlo, en parte por muchos excesos del régimen en cuanto a restricciones de libertades políticas y a un propoagandismo exacerbado. Podrá decirse que fueron sus sistemas de defensa frente a los ataques del status-quo de entonces, y será esto opinable. Cité a Milcíades Peña como un pensador crítico de izquierda de la época con ideas y convicciones. Hoy podría hablar de Beatriz Sarlo, como representante de un espacio liberal lejano al kirchnerismo.

        Quizás el debate con Eduardo de estos días fue generando posicionamientos más inflexibles de parte de ambos, pero venimos de lugares distintos y buscamos soluciones diferentes en forma y/o el modo de llevarlas a cabo. Yo acepto una derecha parada bien en frente del kirchnerismo (con mejores o peores modales), lo que me hace ruido es que para la izquierda más radical o anti-sistema sea lo mismo Macri que Cristina o De la Rúa que Kirchner. Hasta se usan frases de Mariano Grondona o Mirtha Legrand en nombre de la izquierda, como “el gobierno no defiende los DDHH de los vios”, cuando enjuiciar a los genocidas es -a la vez- proteger a los hijos apropiados y sus familias, todos ellos vivos y con heridas que difícilmente cicatricen algún día. Creo que esas miradas y planteos son funcionales a los que quieren volver a las AFJP, al parate de los juicios a responsables de la dictadura o a volver a poner la política económica en manos de las corporaciones de siempre.

        Volviendo a DDHH de antes y ahora, obviamente es una cagada no poder desactivar todos los aparatos represivos y asesinos del Estado o para-estatales que aún persisten, por suerte, en muy insignificante escala. Pero la única forma es no bajar la guardia ante el llamado mediático y tilingo de buena parte de nuestra sociedad cuando pide bala para bolivianos, piqueteros y cualquier protesta social o sindical que vaya dando vueltas por la ciudad.

        Me gusta

  7. silverio dijo:

    Para Rey 1.1
    Rey, ayer María O `Donell decía que el gobierno se olvida por completo de su parte de culpa, por lo menos en lo de Constitución, con argumentos que cuajaron de maravilla en mi honestista corazón. Se olvida por un lado que nombró y aguantó cuando ya era evidente lo corrupto que era a un funcionario como Jaime, quien manejó durante años las concesiones, y por el otro, tiene su parte de culpa con la corporación sindical, creo que son dos, la unión ferroviaria y la fraternidad, que también tienen sus negociados, otra vez la corrupción, que explotan a tercerizados. En vez de reconocer el problema y empezar a solucionarlo, se escapan por la tangente de que lo armó duhalde y barrionuevo, ¡junto con el PO!, duhalde y el gobierno, uno puso al otro, después se pelearon por el poder, pero son lo mismo. barrionuevo y la cgt, son lo mismo, o a barrionuevo lo podemos identificar con el PO? Y mucho tiene que ver con la corrupción, un funcionario gubernamental corrupto, empresas corruptas, sindicalistas corruptos y explotadores de tercerizados. La vieja y ahora sub-valuada corrupción, algún activista se habrá infiltrado, pero muchos de los que rompieron todos son gente podrida de viajar como vacas en los trenes de la empresas que tienen la concesión gracias a que coimearon a jaime, y los que cortaron las vias son tercerizados explotados por las empresas de los sindicalistas, que son tratados como trabajadores de segunda (se entiende? los sindicalsitas de la cgt, la columna vertebral de este gobierno, no solo tiene empresas fantasmas que lograron ser contratadas, Dios sabe con que “métodos” consiguieron el contrato, sino a su vez, esas empresas son recontra-negreros con sus empleados). O volvimos a la pizza con champan?, como se venden autos y la gente se puede tomar vacaciones, nos cae simpática la corrupción? Yo dejaría de enroscadas teorías conspirativas que cierran menos que los balances de gaston pauls, es bastante claro lo que pasa.

    Me gusta

  8. Carolina dijo:

    Hola Eduardo,

    A tu post 7.3.1.1

    Yo también rechazo la explotación del hombre por el hombre. Tampoco creo que ningún sistema económico es perfecto ni mucho menos que pueda realizar la felicidad del hombre. Al fin y al cabo son construcciones teóricas que hay que ver como funcionan en la práctica.

    Creo que el capitalismo, en su versión pura es muy malo por ser extremadamente cruel y el marxismo, también en su versión pura, aunque loable no es realizable por partir de premisas utópicas. Hoy todos los países tienen economías de mercado. Se diferencian en el rol que le dan al Estado. Aquí es donde creo yo esta hoy la discusión y donde surgen las diferencias políticas, las concepciones filosóficas y hasta humanas y en consecuencia también las distintas propuestas políticas de la centroizquierda y la centroderecha.

    Esto no significa que en el futuro habrá otros sistemas económicos, espero mejores, y que el capitalismo quedará perimido. Seguramente va a ser así.

    Un abrazo y Feliz 2011 para vos también.

    Me gusta

  9. Piccola dijo:

    BILL (28/12) 1.1.2 y 10: si me permites, suscribo de punta a punta tus dos comentarios, excelentes. Sólo bromeaba en mi respuesta a Aquiles. Si algo caracteriza a este blog, es la libertad para expresarnos y vos lo haces siempre con gran claridad.
    Un abrazo

    Me gusta

  10. Piccola dijo:

    EDUARDO: no quiero dejar pasar lo que siento sin decírtelo. Tengo una gran admiración por vos debido a tu formación, la información que manejas y tu cabeza a mil. Pero, a veces no te entiendo. Cuando me siento maravillada por algunos posteos, aparecen otros que me desconciertan, porque en mi opinión, no encajan con tu pasado militante, tu formación política y tu espíritu libertario.
    Un abrazo.

    Me gusta

  11. Carolina dijo:

    Hola Eduardo,

    A tu post 7.3.1.2

    Es clara tu aclaración sobre tu licencia literaria sobre los dichos de Horacio Gonzalez.

    No coincido en que este gobierno no tenga voluntad de hacer cambios. Creo que hicieron cosas importantes, muchas mas de las que esperaba. Yo no soy peronista y sinceramente pensé que los Kirchner iban a ser mas de lo mismo. Sin embargo tengo que reconocerles que miraron hacia dentro del país, trabajaron fuerte en temas muy importantes y siempre postergados y no se dejaron condicionar por intereses sectarios internos y externos. Te menciono algunos temas: corte con el FMI, renegociación de la deuda externa, estatización de los fondos jubilatorios, ley de medios, ley de matrimonio igualitario, asignación universal por hijo atada a la escolaridad, incorporación de 2.4 millones de jubilados al sistema, derogación de los indultos, respaldo a las causas por violación de los derechos humanos, estabilización de las cuentas públicas, crecimiento de la economía año tras año, aumento el presupuesto en educación, repatriación de científicos, acumulación de reservas en el Banco Central, baja de la pobreza y el desempleo, aumento de salarios. Hay cosas que no se hicieron bien o que no se fue a fondo pero habiendo visto lo que hicieron los gobiernos anteriores, veo cambios sustanciales. Se puede mejorar y corregir mucho mas pero los Kirchner han demostrado que no hay vacas sagradas y que se puede.

    Si interpretamos la historia y las relaciones sociales a partir del marxismo, si, el capitalismo es un sistema de explotación. Yo creo que estamos en otra etapa histórica donde el capitalismo como lo entendió y lo vivió Marx no existe. Me traes el ejemplo de EEUU. Fijate que con la última crisis financiera, este país salio a rescatar a los Bancos quienes fueron precisamente los que causaron la crisis y le hicieron pagar la cuenta a los contribuyentes. Si fueran capitalistas en serio, tendrían que haber dejado quebrar a los Bancos y a todas las empresas que salieron rescatar.

    Es cierto también que EEUU es el país mas rico del mundo y que son capaces de hacer cualquier cosa en función de sus intereses pero no coincido con tu razonamiento que dado que EEUU es todo esto y tiene todo este poder entonces la Argentina no tiene ninguna chance. No me resigno. Nuestro país bien gobernado tiene todos los recursos para salir adelante y para que todos podamos vivir mucho mejor. El tema es que tenemos que hacernos cargo como lo hicieron muchos otros países que salieron adelante e incluso tienen niveles de bienestar y equidad mejores que los de EEUU como varios países europeos y todos los escandinavos.

    Creer que una economía de mercado puede funcionar muy bien junto con un Estado fuerte que regule o provea directamente los servicios públicos, que atienda el desempleo, la pobreza y las necesidades sociales, que tenga un sistema impositivo progresivo, que distribuya bien la riqueza, que haya sindicatos que defiendan los interesas de los trabajadores, que fomente el crédito, el desarrollo y el crecimiento económico de todo el país, que cuide los recursos naturales, etc. no tiene nada que ver con la explotación del hombre por el hombre. Al contrario, es crear las condiciones para que todos tengamos las mismas oportunidades.

    Coincido que en la Argentina y la región las dictaduras coartaron todas las libertades e intentaron implantar un capitalismo feroz que nos dejó miles de muertos pero esta no es la situación actual. No temo ni veo factible una revolución violenta porque no vivimos en un regimen de opresión y sin libertades. Estamos en una democracia que seguro debe ser mejorada pero creo que este es el camino.

    Un abrazo

    Me gusta

  12. Piccola dijo:

    HOLA EDUARDO: lo que voy a decir es obvio. Cuando uno reproduce un artículo como lo hiciste el 26/12 (3) implica que lo comparte. Entre otras cosas, el mismo dice que el “kirchnerismo es enemigo de los trabajadores”, por favor! los hechos prueban todo lo contrario. Decir que Estela y Hebe son símbolos de claudicación y travestismo político es inaceptable, a menos que se demuestre con qué otro gobierno han estado tan identificadas. Claudicar es declinar,renunciar, ceder. Han hecho eso las madres y abuelas con este gobierno? o es al revés?
    Cuando digo que no te entiendo, es porque todo lo que has venido expresando (desde que leo tus posteos) colisiona con ese reporte de Correpi. Entre otras cosas, tu enfático comentario a la muerte del genocida Massera.Espero haber precisado algo y así contestar a tu pedido (14.1) No me extiendo más x que estoy escasa de tiempo.
    Un abrazo y Muy feliz Año 2011 con tu Beatrice y demás familiares.

    Me gusta

    1. aquiles m dijo:

      Es que Hebe y Estela, son dos CEO, del millonario negocio de los “derechos humanos”…
      Dos señora que se han hecho muuuy adineradas…
      Con las sangre de los muertos, naturalmente.
      O miento?

      Me gusta

    2. Eduardo dijo:

      Piccola! lo que citas como obvio, es relativo.De todas maneras te diré que éste en lineas generales lo comparto.
      Decís que el kirchnerismo no es el enemigo de los trabajadores sino todo lo contrario pero no te te explayas en “lo contrario”. Creo que la frase es esta: “Vimos, así, que, cuando se trata de defender intereses comunes de la burguesía, como la propiedad privada y los negocios inmobiliarios, sus sectores enfrentados dejan de lado, momentáneamente, sus disputas internas y se unen para agredir al enemigo que también es común: la clase trabajadora.” como se ve es exactamente a la inversa, la nota expresa que la clase trabajadora es la enemiga de ambos, parece igual pero no lo es.
      Yo pegue esto en el comentario 7.3 y parece que me adelante al intercambio contigo:
      “Una frase de Clausewitz que enamoró a Lenin y que se podría extrapolar perfectamente a la lucha de clases que, entre paréntesis, no la inventamos nosotros sino la actividad de histórica explotación del hombre por el hombre:
      “La guerra no deriva necesariamente del hecho de la invasión sino del
      hecho de la defensa que el invadido opone al invasor y que genera la
      guerra. El conquistador, como siempre lo ha afirmado Bonaparte de sí
      mismo, es amigo de la paz, entraría de buena voluntad a nuestra casa sin
      efusión de sangre: pero nosotros que no podemos admitirlo, estamos
      obligados a querer la guerra y por lo tanto a prepararnos para ella”.”
      Nunca vas a entender porque esta frase de Clausewitz se puede aplicar a la lucha de clases que no otra cosa, es la disputa entre el poder y los laburnates, sino no tenes la mirada desde una sociedad de clases.
      Aceptar que vivimos en una sociedad de clases, es aceptar la disputa entre ellas, mal que te pese, y esa disputa puede ser de varias maneras, desde la lucha por el salario por un lado, la inflación por el otro, un piquete o toma de fábrica, hasta un enfrentamiento de los cuerpos, o enfrentamiento armado. En general se acepta que somos una sociedad de clases, pero muy livianamente porque se piensa desde la estabilidad, desde la homeostasis, sin embargo ese virtuosismo social no es tal ya que el enfrentamiento crítico es casi estructural en nuestra sociedad. En el confronte citado, los explotados están por un lado y los patrones (su representante es el gobierno cualquiera sea) por el otro, en ese sentido son enemigos, enemigos en la lucha e clases y por más que el enemigo venga vestido con la bata de cama y el gorro con el pompón, es el enemigo!
      Un caso paradigmático de esa figura fue el conflicto en el Casino flotante. Como se dirimían intereses directamente vinculados a los Kirchner, quedaron pegados deshonrosamente a la represión más brutal, a la tortura y el submarino seco por parte de la Prefectura hacia los trabajadores. Queda claro que no sucedió eso porque eran amigos ¿no?
      Respecto a lo de Hebe y Estela, sí, han hecho eso, han claudicado, fundamentalmente Hebe y por más que nos duela, porque lo importante no son nuestros dolores o nuestras frustraciones sino los hechos, las demostraciones palmarias, especialmente de Hebe.
      Vivía poniendo su pañuelo y los de sus compañeras y su organización en cuanta pelea y/o violación a los DDHH requiriera su presencia, a partir de los Kirchner, desapareció de todo lugar que soliera frecuentar, abandonó todo principio de honestidad intelectual y se entregó con armas y bagajes a los halagos que el poder derramaba sobre ellas, todo ello mediado por la política de DDHH del gobierno ya conocida, política que debería ser tomada como una obligación del estado y no como un favor que hay que pagar renunciando a todos los principios enarbolados durante 30 años. Un solo ejemplo, habiendo decenas, cuando desaparecieron a Jorge Julio López, ni se tomo el tiempo para averiguar nada, al mejor estilo Hebe, estilo que siempre defendimos por la dirección que tenía, ese mismo estilo tomo en el caso, la dirección inversa y como era el primer desaparecido en “democracia” y era el gobierno de los Kirchner, salió a hacer lo que hicieron mil veces con ella, a acusar a la víctima, a sembrar una sombra de duda sobre un héroe, sobre un tipo al que habría que levantarle un monumento a la hombría de bien, a la dignidad, a la humildad, a la valentía, cualidades todas ellas que le costaron la vida. La acusación de Hebe a ese HOMBRE, asombró a todo el arco de las organizaciones de DDHH y los que creímos en ella como un coloso de los mejores principios. Pero los hechos son los hechos y no debemos esconder la tierra bajo la alfombra, esta sociedad de negadores debe darse por aleccionada, reconocer el dolor y enfrentarlo con hidalguía. Sí, claudicó, declinó, renunció y cedió.
      Ya he hecho hace tiempo alusión al renuncio de Hebe en otro comentario, si lo encuentro te lo vuelvo a postear.
      No creo haber cambiado mi forma de pensar, de contradicciones no estoy exento, pero sobre cosa tan gruesa no creo tenerlas.
      Si no mirás al otro desde una posición cercana a la de ese otro, es posible que calibres mal tu apreciación, mil veces rehago mis comentarios pensando como me interpretará ese otro a quien va dirigido, hay que ser un excelso escritor para dejar en forma realista una imagen perfecta de lo que pensamos y somos. Espero haber sido lo suficientemente contundente como para me comprendas. Feliz año Piccola, un fuerte abrazo, y gracias por la delicadeza de recordar a Bearice.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s