Carlinhos

Hoy murió mi amigo Carlos Silva Miranda. Un hombre generoso y bueno. Un intelectual honesto. Hace veinticinco años me recibió en su casa de Río de Janeiro. LLovía a mares. Hasta allí llegué con el poeta Zé Cordeiro. Los tres trabamos una amistad indestructible. Logramos burlar la distancia con amor y solidaridad. Es sabido: lo mejor de la poesía son los amigos. Estoy muy triste. Es posible que algunos otros amigos se enteren de su deceso por esta nota.  Él tambien ejerció el periodismo y tenía un blog de literatura (http://www.versoreverso.com) . Entendería estas líneas en internet. Su mujer Angela y sus hijos: Gabriel e Yuri acompañarán sus restos hacia su lugar final de descanso en Salvador, Bahía, dónde nació. Espero que ellos y el resto de su familia, sepan tolerar este poema que surgió de la pena.  Axé.

Vou-me embora

Los poetas vuelan

por lo menos

algunos poetas vuelan

Carlos Miranda

mi amigo

vuela

Egoísta

pretendo retenerlo

Tomarlo de la mano

Aferrarlo a la tierra

Se burla del intento

De un salto se acerca

a Manuel Bandeira

a Drummond de Andrade

a Vinicius

Los poetas vuelan

por lo menos algunos

Los que tiene de aire la ilusión

Los que saben reir y pensar

Los domadores de anfibios

Carlos Miranda vuela

Se va

Y a mí me duele el corazón

la piel

la dentadura

saber de su destreza

de su apasionada levedad

de su infinita tristeza

Nos faltaban caipirinhas

que beber

Abrazos que cruzar

Sambas por descubrir

Libros que disfrutar

Bahiano de Serrinha

Marxista a lo Garrincha

Como Xango celoso

de justicia y verdad

estaba en guerra

Carlos Miranda vuela

mi amigo vuela

atraviesa el cielo azul

de Río de Janeiro

liviano como el polen

saluda con la mano en alto y dice

“Vou-me embora pra Pasárgada,

Lá sou amigo do Rei

Vou-me embora pra Pasárgada

Aqui eu não sou feliz “”.

” “ya me voy para Pasárgada/ Allá soy amigo del rey/ ya me voy para Pasárgada/ Aquí yo no soy feliz” (Versos de un poema de Manuel Bandeira)

Carlinhos

Maldita Corte

La composición de la Corte Suprema de Argentina, la calidad jurídica de sus miembros, su independencia del Poder Político, era hasta hace unos días incuestionable. Bastó que el Alto Tribunal emitiera un fallo confirmando la vigencia de la ley de Medios y descartando el amparo presentado por el diputado Enrique Thomas (Peronismo Federal), para que los cortesanos pasaran de probos a vendidos; de juristas notables e independientes a genuflexos.

Varios dirigentes de la oposición, entre los que se destaca el senador Luis Juez, ahora dudan de la Corte. Y lo dice con humor y vehemencia. Juez nada dijo del amparo aprobado por jueces vinculados con la última dictadura militar. La suspensión de la ley fue aprobada, en una actitud sin precedentes jurídicos, por una jueza: Olga Pura de Arrabal, en primera instancia, y por dos camaristas de Mendoza. No es casualidad que el planteo haya sido presentado en esa provincia, es en ese territorio dónde el poder del grupo mediático conformado por Daniel Vila, José Luis Manzano y Francisco De Narváez tiene una influencia decisiva en la justicia.

El despropósito judicial –suspender la vigencia de la ley 26.522, aprobada por amplia mayoría en el Congreso y en una votación seguida en directo por la televisión– fue reparado por el tribunal con el voto de la totalidad de sus miembros: 7 a 0. El fallo de los cortesanos, que no remite al fondo de la ley sino a su vigencia (era jurídicamente imposible un voto en contrario sino se quería habilitar el gobierno de los jueces y las corporaciones económicas), convirtió en maldita a la Corte.

Pasa algo parecido a los piquetes, hay buenos y hay malos piquetes, depende a quién perjudican. La Corte Suprema es prestigiosa si sus fallos se ajustan a las necesidades políticas del establishment. La hipocresía y el servilismo atraviesan a la clase política, no reparan en colores políticos ni en ideologías. Como escribió Discépolo: “la panza es reina/ y el dinero Dios”.

Maldita Corte

Un batallón de delanteros

Siempre le pedimos esto a la Selección Argentina: que ataque. Lo está haciendo con cinco delanteros. Hace años que no se ve algo así en ningún seleccionado del mundo. El esquema es parecido al del mundial 94.

No sé cómo nos irá pero hace tiempo que un equipo nacional no apostaba al ataque tan abiertamente. Es verdad que de la mitad para abajo es otro cuento. Se ven las grietas. Pero por lo menos la banda de Diego -sí banda, para los que machacan con que Maradona no puede armar un “equipo”- tiene hambre y arriesga. A mi gusta eso. Es una definición de estilo. Así vale la pena. Y así creo que se puede. Les sugiero esta buena nota que José Samano publicó hoy en el diario El País de Madrid.

Messi no solo tiene talento, es la suma de muchos talentos. El fútbol no tiene misterios para él, que domina todos los registros: regatea, golea, acelera, frena, amaga, patea… Y mucho más. Este genio puede jugar de lo que quiera, donde quiera y cuando quiera. Su repertorio es infinito porque el fútbol es su cuna, siempre lo fue. Fuera del escenario tiene un aire marciano; sobre la hierba procesa todo, es enciclopédico. Es lo más maradoniano que se haya conocido.

Maradona desprecia tanto el centro del campo que solo jugó con Mascherano

Frente a Corea del Sur, a Maradona, que ahora es académico en el banquillo, le dio por situar a La Pulga unos pasos por delante de Mascherano, el dique en el medio campo, un futbolista sabio para ejercer de guardaespaldas y con botas de sierra en cada disputa. El centro del campo es un terreno que Maradona desprecia tanto que su capitán, Mascherano, es el único medio, el único ancla. Para el popular y populista seleccionador albiceleste, el juego tiene dos áreas y entre una y otra, el Sáhara. Descartado Verón, titular en el estreno argentino ante Nigeria, la bicampeona se desplegó con cuatro defensas, Mascherano con la escoba, Messi de faro y el pelotón de asalto: Maxi, Tévez, Higuaín y Di María. Así se alineaban los equipos de hace medio siglo, cuando las delanteras se recitaban de carrerilla: Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gainza; Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas y Gento; Basora, Kubala, César, Moreno y Manchón… No hay selección en el planeta con la nómina de delanteros que tiene Argentina, que mantiene incluso a la sombra a Diego Milito y Agüero. Por ello, Maradona ha decidido desafiar a la ortodoxia reinante. Interesante experimento. Habrá que ver si se descara igual cuando le lleguen los ochomiles a partir de octavos de final. Corea del Sur fue una tachuela.

Argentina juega poco, es un equipo noqueador. Si ante Nigeria se enrocó en numerosas ocasiones de gol, frente a los asiáticos aumentó su productividad y, aun así, se quedó corta. Le falta la diana de Messi, pero La Pulga está en otras faenas. Más alejado del área que de costumbre, el argentino hizo de Xavi. Fue el socio de Mascherano en la salida del juego, el pateador de las jugadas con la pelota detenida y el asistente final de todos. En cada gol tuvo protagonismo. Lanzó la falta que hizo tiritar a Park Chu-Young, que goleó en la dirección equivocada sin que nadie le distrajera. De Messi partió el centro de Maxi para el primer tanto de Higuaín. De Messi fue el soberbio eslalon que, primero, desvió el meta Jung con el pie, luego escupió el poste derecho y El Pipita sopló el segundo tanto. De Messi fue el pase de palanca por encima de una nube de coreanos para que El Kun, explosivo y muy fresco en el tramo que jugó al final, citara a Higuaín con la gloria. Messi, Messi, Messi…

A la fiesta goleadora del delantero madridista, a punto estuvo de sumarse su socio barcelonista, que dejó una vaselina a un milímetro del gol. Higuaín ya es el pichichi del Mundial; Messi el mayor encanto. Los dos llegaron bajo sospecha a la selección y en su caseta siempre se han sentido algo perturbados. No forman parte del núcleo duro que lideran gente como Heinze.

Argentina no responde igual en las dos áreas. Cerca de Romero, su guardameta, hay grietas. Los centrales son lentos y se enredan con facilidad. Le ocurrió a Demichelis en el último segundo del primer tiempo. Se hizo un nudo con la pelota y se la birló Lee Chung-Yong. Corea no había tenido dictado alguno en el encuentro. Es un equipo tan animoso como ingenuo. Con todo, con 2-1, Yeom Ki- Hun estuvo a un paso de angustiar a Argentina. Tras una vertiginosa jugada asiática, Yeom se vio ante Romero. La jugada exigía un remate con la derecha; con la zurda el ángulo se acortaba. Yeom eligió mal. Un respiro para Maradona y su grupo. No hubo más noticias de los coreanos.

La salida de Agüero multiplicó la amenaza albiceleste. El paisaje estaba despejado hacia la meta surcoreana, pero en esta Argentina partida por el medio el principio y el fin del gol son los delanteros. Algunos, como Agüero, y por supuesto Messi, se bastan. Uno y otro pusieron el broche al partido, con Messi en cuclillas, extenuado tras su trinitario papel como director de juego, enganche y delantero. Solo le falta el gol. Cualquier día se empachará. Quizá cuando la exigencia sea mayor. Golpe a golpe avanza firme Argentina. Maradona toca la corneta; Messi, el violín y lo que le pidan.

Un batallón de delanteros

Hasta pronto, José

Murió José Saramago. Un enorme escritor, un tipo comprometido con la causa del hombre, un luchador contra la injusticia y la estupidez. La vida y la profesión me permitireron conocerlo. En el año 2004, en el marco del Congreso de la Lengua, le hice una entrevista pública en un teatro de la ciudad de Rosario. Había una multitud dentro y fuera de la sala. Hubo que entrealo con un grupo de custodios, la gente lo vivaba como un rock star. Yo estaba muy nervioso por el compromiso. La admiración que le tengo nublaba mi serenidad. Cuando nos encontramos y me presentaron, advertido de mi incertidumbre, me abrazo y me dijo: “tranquilo, preguntá lo que quieras saber. Es una charla”. Fue una noche increíble. Su sabiduría, su compromiso, su generosidad deslumbraron a todos. Después, junto a su encantadora mujer: Pirlar del Río. Fuimos a cenar a un restorant a la vera del Paraná. Y se extendió la charla mientras el Premio Nobel celebraba la sabrosura de los bastoncitos de Surubí, “uno de los platos más exquisitos que probé en América”. Ya no estara su palabra para señalar la injusticia, para fustigar a los poderosos de la tierra, para advertir sobre el destino del planeta. Queda su Literatura, su Evangelio, sus Ensayos, sus historias. Aquella noche habló de sus abuelos analfabetos y contó como ellos, sin instrucción pero con cultura lo educaron. Para evocarlo, entonces, que mejor que escucharlo hablando de su abuelo, el hombre que antes de morir se despidió de sus árboles.

La entrevista fue realizada por Juan Ramón Lucas

Hasta pronto, José

Sietecase es un mentiroso, según Vila, Manzano y FDN

Las autoridades de América TV emitieron un comunicado dando su versión sobre el levantamiento de los programas Tres Poderes y Lado Salvaje. Me tratan de mentiroso. Hay un viejo dicho que apunta: “cree el ladrón que todos son de su condición”. En este caso creen los mentirosos que todos son mentirosos. Yo apuesto al test de credibilidad, la gente y mis colegas dirán quién miente. Van aquí mis respuestas en negrita.

Comunicado de América TV:

Frente a los comentarios realizados por el periodista Reynaldo Sietecase, asegurando que la finalización de los programas Tres Poderes y Lado Salvaje constituyeron un acto de censura, se hace necesario contar la verdad para evitar que una versión maliciosa confunda a la opinión pública.

No es cierto como sostiene Reynaldo Sietecase que Tres Poderes dejo de emitirse tras un reportaje que se hiciera al Diputado Nacional Francisco de Narváez. Luego de la nota de referencia el programa continuó ininterrumpidamente durante seis meses hasta la finalización del contrato.

Después de la entrevista a Francisco De Narváez, uno de los dueños del canal América y a la vez principal candidato de la oposición, el programa no fue levantado es verdad. Fue cortado en su finalización (yo creí, entonces, la explicación oficial que apuntó a un problema en el pase de un programa a otro. Todavía lo creo pero soy conciente que el corte no tuvo antecedentes en la historia de la televisión argentina), unas semanas después Tres Podres fue pasado del horario central del domingo a la noche (21 hs) a los lunes a las 22,45. Fue el primer castigo. Luego redujeron el plantel de productores y periodistas a un tercio (empezamos con nueve y terminamos con tres). Y finalmente levantaron el programa a fines de noviembre, el contrato finalizaba el 31 de diciembre.

Asi mismo,  Lado Salvaje se emitió con normalidad por la señal de noticias América 24,  tambien hasta el vencimiento de su contrato.

El castigo continuó con el levantamiento de Lado Salvaje, el programa que hacíamos desde hacía cinco años. La producción del ciclo estaba a cargo de una productora. Vinieron y nos dijeron que de un mes para otro que la tarifa que pagábamos se duplicaba, lo que hacía inviable al programa. En general para fin de año y durante el verano las tarifas se reducen para que los programas, ante la lógica baja de publicidad, puedan seguir en el aire. Acá nos hacían todo lo contrario. Preguntamos a los colegas que tenían programas en la señal y a ningún programa le aumentaban la tarifa como nos hacían a nosotros. Cuando lo planteamos nos dijeron que si no podíamos pagar ese importe, teníamos que irnos.

Como se ve en ningún caso hubo una situación de censura o una réplica empresarial por haber ejercido el periodismo en libertad.

En los medios de comunicación los programas nacen, se desarrollan y también terminan. Sietecase debería saberlo y falta a la verdad al acusar a un medio de censor, cuando solo se trata de la finalización de un ciclo .

America TV.

Uy parece que se olvidaron. También levantaron mi columna radial en LT8 de Rosario, columna que hacía desde 1998. Cuando todavía Vila-Manzano no habían comprado esa radio y la mitad de los medios de mi ciudad natal. Esto ocurrió en forma simultánea con los levantamientos de los programas de tele como para que no quedaran dudas de que se trataba de un castigo. Un amigo periodista dice que debería hablar de persecusión más que de censura. ¿No sé? En un momento normal las otras radios de Rosario me hubiesen llamado al instante al enterarse de mi desvinculación. Nadie me llamó. Hay quien me dice que nunca más volveré a trabajar en Rosario. “Si te peleás con Vila no existís”, aseguran.Veremos.

Pero volviendo al tema central. Lo cierto es que nunca hubo explicación oficial del Canal, de hecho, una vez nos citaron a los tres a una reunión, fue en los primeros días de diciembre pasado, y después de una hora de esperar en una oficina no vino nadie (el gerente Román Lejtman nos había dicho que vendría Daniel Vila para explicar los levantamientos). Fuentes informales cercanas a la conducción de América además de cuestionar la nota a FDN, censuraban que no nos sumáramos a la campaña del canal contra la ley de medios. Nosotros teníamos, como ya conté, posiciones diferentes ante la noram enviada por el Poder Ejecutivo pero no estábamos dispuestos al brulote. Habíamos acordado con Lejtman defender la credibilidad del programa y propiciar el debate de la ley sin manifestar nuestras opiniones personales. Recuerden que eran los momentos en que América ponía un contador de minutos al aire y Vila comparaba al gobierno K con la dictadura de Videla. Nada tienen que ver los vencimientos de contratos. No violamos la línea editorial del medio, fuimos víctimas de la “locura” y la irresponsabilidad de las autoridades del canal. Es más creo que además de nosotros mismos, son ellos los más perjudicados. Me refiero a los productos periodísticos del Canal. En su guerra contra el gobierno sacrificaron la credibilidad.

Yo sólo soy un periodista. Lo único que tengo es mi nombre.  Me someteré al veredicto de la gente y a la opinión de los colegas. Confio en que más temprano que tarde, la verdad se impone.

Sietecase es un mentiroso, según Vila, Manzano y FDN

La clonación de Dios

Nota: Guillermo Alfieri y un amigo común, se prendieron en una discusión apasionante sobre el fútbol que juega el seleccinado de Diego Maradona. Guille, periodista al fin, decidió publicar esta nota en Tiempo Argentino. También me la mandó por email. Yo comparto su fe en el equipo del “gordo”. Quiero que gane argentina, que salgamos campeones, y -como Pablo- jugando bien. La nota me resultó muy buena porque respeta las demoledoras críticas de Pablo pero abre la puerta a la esperanza. Aquí va, que la disfruten.

“¿Pero qué quiere hacer el tipo? ¿Una clonación? ¿Justo él, que le hicieron creer que es Dios, va a intentar lo que la ciencia viene buscando desde hace siglos?”.

La voz de Pablo se leía exasperada en el e-mail.

Pablo es un rosarino en Londres y un bielsista urbi et orbi. Amante del fútbol lírico, detesta – y no es una palabra azarosa, realmente los detesta- a Bilardo y a Mourinho. Tampoco podría ser menottista porque Menotti esta asociado a Rosario Central y Pablo es leproso de cuna y alma. Con Maradona es bipolar: ama al jugador y repudia al DT. O para ser más precisos: amó el juego del jugador y lo irrita el juego del DT, al que juzga, cuando está en un día amable, mezquino y conservador.

Ya desde las eliminatorias, y en especial desde el partido final con Uruguay, quedó enojado y amenaza con que va a hinchar por el tiki-tiki de España o por el noseque de Chile.

Mis mails son, desde entonces, palomas mensajeras con gorro, bandera y vincha albiceleste, portadoras de una fe más enjundiosa que la que realmente tengo, en busca de contagio.

En el último correo, el que motivó su respuesta exasperada, le contaba que como sucede antes de cada Mundial la televisión repite hasta el hartazgo los partidos de Mundiales anteriores. Y que indefenso ante esa infantería de la nostalgia, me rendí manso para ver, otra vez – y completos-, los históricos partidos de Argentina contra Inglaterra y Alemania en el ’86.  Pero rápidamente la línea del tiempo comenzó a desdibujarse de un modo borgeano. Ayer era hoy y mañana.

“Tenes que volver a ver esos dos partidos – le escribí enseguida a Pablo-. Es el mejor modo de entender qué quiere hacer Maradona. Quizá no en la primera rueda, cuando rivales conservadores y mediocres  le permitan o lo obliguen a ciertas audacias, pero si para instancias más decisivas. La Selección del ’86 es la célula madre.”

Pueden haber cambiado muchas cosas con el fútbol superprofesionalizado pero el instante supremo sigue siendo el mismo que en el potrero. Ese ritual de “la pisadita” o el “pan y queso” cuando el líder de cada equipo elige a quien quiere de su lado, y en esa elección personalizada comienza ya a definirse el estilo del conjunto. Por esta vez, pasemos de largo la discusión sobre el huevo y la gallina, si un DT elige los jugadores según el esquema que tiene en mente o elige ese esquema según los jugadores que dispone.

Con solo dos excepciones (Quiso pero no pudo tener a Riquelme; pudo pero no quiso llevar a Zanetti) el pan y queso de Maradona y las ideas tácticas que esbozó antes del debut, permiten un juego de espejos con el campeón del ’86. Línea por línea:

*  Una defensa con dos centrales más sólidos que sutiles, de buen juego aéreo en ambas áreas. Cualquier parecido del Tata Brown y Oscar Ruggeri con la dupla Demichelis-Samuel, y aún con la variante Burdisso, ¿será pura coincidencia?

* Un tercer marcador central que se mueve como lateral y, eventualmente, stopper. Se llamaba Cucciufo y sus equivalencias son hoy Heinze- Otamendi.

*  Un lateral de buen ida y vuelta, capaz de cerrar la defensa o de sumarse al mediocampo, capaz incluso de un desborde en terreno rival: ayer el vasco Olarticoechea, hoy Jonás Gutiérrez-Clemente Rodríguez

* Sin la barba ruda del Checho Batista, Javier Mascherano es el cinco caudillesco plantado delante de la defensa.

*  Una rueda de auxilio en el ala derecha del mediocampo. Maxi Rodríguez o Jonás, si ocupa a esa posición, ya habrán repasado los movimientos ochentosos del Gringo Giusti.

* Una primera aduana en el circuito de juego, un distribuidor con capacidad de manejar tiempos. Así el  negro Enrique como la Bruja Verón.

* Un livianito capaz de volar hacia delante, asociarse en paredes ofensivas, pero también siempre listo para dar una mano atrás cuando el contrario aprieta. Di Maria puede ser Burruchaga. E incluso Carlos Tevez podría jugar ese rol.

* Un delantero de punta-punta, como fue Valdano hace seis mundiales, como serán Higuain o Milito hoy.

* Y el as de espadas, el de la 10 en la espalda, pero libre para inventar en cualquier rincón de la cancha. El de la M. Maradona DT necesita que el jugador que fue reencarne en Leo Messi.

Como estrategia de seducción, fue un fracaso. “La clonación futbolistica no es más que otro delirio místico”, siguió enojándose Pablo, quizá sin advertir la paradoja de un Dios entregado a un arte, el de la clonación, condenado por la Iglesia. O quizá dando por entendido que hablamos de un Dios pagano, un “Dios sucio”, contaminado, según beatificó Eduardo Galeano a Maradona.

Tengo otro mail, a medio escribir, pero todavía no me animo.

Le subo la apuesta a Pablo y le digo que si Dios es Dios, por pagano que sea, no puede limitarse a una copia, Ni siquiera a una copia perfecta. Que en el instante indicado agregará toques mágicos, especiales, que harán la diferencia, para que su creación sea única y original. Y que ya no discutamos, que total falta tan poco, casi nada,  para saber si este mundial nos sale  Pato o Dolly, Oveja o gallareta.

La clonación de Dios

El cinismo de Francisco

El 7 de junio de 2009 cayó en domingo. En el programa 3 Poderes del canal América se nos pidió una entrevista a Francisco De Narváez, uno de los dueños del canal, y principal candidato de la oposición en la pcia de Buenos Aires. Entonces le planteamos a las autoridades América que la única manera de entrevistarlo -dada su condición de socio de socio de Daniel Vila y José Luis Manzano en el canal- era hacer una entrevista rigurosa. Era la mejor manera de despajar dudas: no habría un trato especial por su condición. Caso contrario era mejor no hacerla. El canal tenía otros programas dónde podrían hacer la nota. Nos dieron el ok.

Tal vez en ese momento pensaron que sería bueno para el candidato someterse a una entrevista así.  Finalmente la nota se hizo. Esto determinó que el programa fuese cambiado de día y horario, como primer castigo.

Luego vino una historia que ya conté varias veces: no nos sumamos a la guerra lanzada por el canal contra la ley de Medios. También lo avisamos: “debemos preservar la credibilidad del programa, como sabemos que la norma afecta al canal, sólo haremos debates sobre la ley, sin emitir opinión personal”. Pero a las autoridades de América no les alcanzó.

Eran los días en que Vila decía que la ley equiparaba al gobierno de CFK con la dictadura de Videla.  Aunque en ningún momento vulneramos la línea editorial del medio, América decidió el levantamiento de 3 Poderes, un mes antes de terminar el contrato, también cesaron las emisiones de Lado Salvaje (América 24) y levantaron mi columna radial en LT8 que llevaba doce años en el aire (la radio es del grupo desde hace unos diez).

De Narváez quiere ser presidente -si lo deja la Corte Suprema- o gobernador. Seguramente para defender la libertad de prensa. Y si lo dudan los invito a leer las declaraciones de don Francisco a cadena 3, publicadas por Clarín.

“El kirchnerismo trata de callar al periodismo”

El diputado por el Peronismo Federal, Francisco de Narváez, salió ayer a cuestionar duramente al Gobierno por su embestida contra los medios. “El kirchnerismo avanzará sobre los medios de comunicación con o sin ley”, disparó.

“Lo que intentan hacer es silenciar la libertad de expresión, que no se pueda decir la verdad que uno tiene. Este periodismo no es light, sino silenciado, en base al poder que mal ejerce el kirchnerismo, tratando de callar al periodista que hacen el verdadero periodismo, el periodismo que debe ser incómodo para la clase política. Le tengo mucho cuidado a esta norma, es una ley que está judicializada”, puntualizó De Narváez.

En diálogo con Cadena 3, también cuestionó las iniciativas de Cristina Fernández de Kirchner contra los medios y las asoció con su “ambición de poder”. Ante eso, sostuvo, “lo que hay que hacer el año que viene es redoblar el esfuerzo, con una condición: la construcción, y abandonar las peleas que no le suman nada a la gente, no sólo a los políticos sino a todos los arcos sociales”.

Por otra parte, se refirió a los anuncios que el Gobierno realizó sobre el otorgamiento de un millón de decodificadores en sectores bajos para que puedan ver la Copa del Mundo. De Narváez afirmó: “La gente los va a vender. Camino permanentemente la provincia de Buenos Aires. Estuve en Lomas de Zamora y preguntaba si habían recibido el decodificador y qué harían con él, y me decían que los venderían. Esa gente no quiere un codificador, quiere trabajar. Los argentinos saben que este Gobierno ha utilizado el poder para humillarlos. Confío más en los más necesitados que en los menos. La dignidad de la familia humilde argentina es mayor”.

De Narváez dijo que, para ganarle al kirchnerismo, la oposición tiene que consensuar proyectos. “Podemos ir juntos pero no revueltos —indicó—. No nos podemos unir para ganarle sólo a los Kirchner, tiene que salir de un proyecto y debemos ponernos en claro qué vamos a hacer con la inseguridad y con el empleo”.

El cinismo de Francisco