El ojo loco del extranjero

El título de este post es un verso de Rimbaud. Para mí sintetiza una manera de mirar, con extrañeza y pasión. Un amigo mendocino, el periodista  Julio Rudman me mandó esta serie de fotos captadas por un extanjero.

Son bellísimas, no se las pierdan. Es una manera de revivir la fiesta.

http://www.boston.com/bigpicture/2010/05/argentinas_bicentennial.html

Anuncios
El ojo loco del extranjero

La señal

Fue una señal. En eso coinciden todos los medios y casi todos los analistas. Fue una señal a la clase política, apuntan los editorialistas. Se refieren a las tres millones de personas que participaron activamente de los festejos del Bicentenario. Fue una señal del pueblo argentino, agregan reflexivos. Y mencionan la alegría popular, la ocupación de las calles, el orden y la tranquilidad con que se desarrollaron los actos. Fue un mensaje. Lo dicen los mismos que hasta hace una semana presagiaban el desastre y describían el malestar de la población. Y apuntan a coro: ¿Sabrán leerlo los dirigentes?

No hay duda que la mayoría de la población entendió con claridad que la celebración del Bicentenario le pertenecía por derecho y por historia. No hay duda que el grueso del pueblo argentino está menos dividido que sus dirigentes. Es evidente que muchos de los que fueron convocados por la Patria y los artistas populares durante estos cuatro días, se podrían poner de acuerdo en los temas trascendentes. Seguramente vecinos de distintas banderías políticas, encontrarían la manera de avanzar hacia un país más justo.

Fue una señal. Pero ¿sólo para los políticos?

¿Y los medios de comunicación que privilegian sus negocios a la información? ¿Y los periodistas que sacrifican credibilidad en función de subordinarse a intereses empresarios? Para ellos también hubo una señal.

¿Sabrán leerla?

La señal

En el Senado

Nota: Escribí este post el miércoles pasado cuando sali del Senado. Después dudé en subirlo. Incluso hice una pequeña filmación. Me sigue dando mucho pudor hablar de algo que me pasa a mí. Considero al periodismo como un oficio dónde hay que contar lo que pasa y por qué pasa lo que pasa, nunca lo que nos pasa a nosotros los periodistas. Varios amigos después de ver un informe de la televisión pública me sugirieron que debía dejar constancia de eso si es que realmente quiero aportar a una discusión profunda sobre los límites al periodismo -tanto en medios públicos como privados- en esta coyuntura. Creo que tienen razón. Y si bien es un recorte, también pego al post el informe que hizo 678.

Hoy concurrí a la comisión de Medios de Comunicación y Libertad de Prensa del Senado. Fui convocado por la difusión que tuvo el levantamiento de los programas Tres Poderes y Lado Salvaje por parte del Grupo América. Fue interesante porque ante los Senadores (María Eugenia Estenssoro, Guillermo Jenefes,  Presidente yVice respectivamente de la Comisión, y los vocales Samuel Cabanchik, Juan Carlos Marino, José María Roldán, Norma Morandini, Roxana Latorre, Mario Colazo, Nanci Parrilli y Eduardo Torres. Creo que sólo faltó Rodríguez Saá y la senadora Quintela) pude contar cómo el grupo América, un medio de comunicación privado, decidió levantar nuestros programas como castigo a la entrevista que le hiciéramos a Francisco De Narváez, uno de los dueños del canal, y referente de la oposición y por no plegarnos a la campaña desatada por el canal contra la nueva ley de medios.

Les conté a los legisladores que no tenía pensado darle difusión pública a este tema pero que la nota que me hizo VH Morales -está colgada en el blog- disparó que varios periodistas amigos y la organización Fopea se interesen en el tema. No faltó quien me dijera que dar a publicidad a este tema me traería consecuencias.

Después de pensarlo mucho, creo que tal vez sea un costo que deba pagar. Pero prefiero pensar bien. Ojalá que lo que nos pasó, sirva para abrir un debate profundo sobre  el ejercicio del periodismo en el país. Aquí les dejo unos minutos de imágenes sobre mi ingreso a la reunión.

En el Senado

Otra mirada sobre los festejos

Nota: No es la primera vez que hago esto en el blog. Cuando alguien me manda un mirada diferente a la mía, me interesa sumarla para la discusión. En este caso Aníbal, un amigo, me aporta su crónica sobre los festejos del 25 de Mayo y cuestiona mi punto de vista. Con su permiso, acá va su texto que me mandó.

Hola Rey:

Son la dos de la mañana del 22 de mayo, acabo de llegar del Paseo del Bicentenario y mientras se calienta la milanesa con papas fritas que me dejo la empleada te empiezo a escribir.

¿Por qué nuevamente a vos?

“Perche mi piace”, me surgio.

Esta bueno, pero debo ser ordenado.

A raíz del fin de semana largo,ayer tuve que trabajar mas de lo que suelo un día viernes , terminé a las 18.50.Me dirigí al equipo encendí la radio que en tu honor se clavó en del Plata y alcancé a escuchar tu entrevista a Felipe Pigna , de paso el mejor historiador argentino de la actualidad. Luego vino la exhortación que hiciste a festejar. Me cayó bien. Decidí meterme en tu blog y leí el artículo sobre la presidenta y Macri .Me reí, como me pasa el 80% de las veces estaba de acuerdo con lo que escribiste.

Encendí el televisor, estaba Cristina inaugurando el paseo, no escuche nada particular.

Conteste las llamadas telefónicas y volví a tu articulo al que agregué mis fantasías, además de lo que dices, estos imbeciles se privan de escuchar tranquilos los maravillosos dos actos de “La Boheme”, de paso es lo que estoy escuchando ahora, versión de José Carreras.

Aunque claro, si me hubieran dado a elegir a mi, “Nabuco” de Verdi era la posta. Los bohemios son simpáticos, pero el drama de los esclavos judíos era el adecuado y “Va Pensiero” es casi un himno universal de la libertad.No obstante otro tipo que la va de culto, como yo, seguro que elige “Aída” que tiene en su historia, ser la de mas caro montaje.”La Boheme” esta bien. No me gusta mezclar con “Lago de Cisnes”, tanos y rusos no suelen ir, pero es otra historia.

Volví al televisor y estaba hablando Litto Nebbia anunciando, entre otros, a mi casi amigo Antonio Birabent.

Empezó a cantar:

Dicen que viajando se fortalece el corazón

Pues andar nuevos caminos

Te hace olvidar el anterior

Ojala que esto pronto suceda,

Así podrá descansar mi pena

Hasta la próxima vez

Me pregunte ¿Qué´carajo estoy haciendo en mi coqueto departamento?

Jeans viejos, zapatillas, tomar el subte en Juramento y bajarme en 9 de julio fue casi de repente. La anunciaban a Silvina Garré colega mía y conciudadana tuya, me acerqué a la multitud me fui metiendo en medio de los saltos de la gente, tironeado, sudoroso y feliz me acomodé. Sucedió lo que tenia que ser, un gordo prepotente y gritón me aplastó con la panza me estrujó integro y pasó; cuando ya estaba lejos toqué el bolsillo lateral de mi cartera y el celular había desaparecido junto con el gordo que se agitaba a lo lejos entre la multitud.

Boludo ¡me cagaste la noche!

Silvina ya no podía hacer nada.

¿Y ahora?

Salí como pude del medio de la multitud, pensando volver a casa.

¡No! Era hacerle el juego al gordo.

Después de todo quería desembarazarme de ese celular. Fue el último regalo de mi ex mujer hace cinco años, para el día del padre y nunca lo pude poner a mi nombre.

Algo, es algo mentiroso y venia bien.

Decidí caminar hacia Belgrano a mi derecha stands de comida , casi al llegar a Rivadavia divisé la carpa de las Madres de Plaza de Mayo , me quede boquiabierto ante la ronda sin fin que corona el lugar. 50 o mas personas haciendo cola para entrar, me sumé .Siempre fui crítico desde la radio o la TV de esta organización pero era un desafío ver que pasaba in situ.

Mientras hacia la fila comencé a hablar con los de adelante y de atrás .Creo que esta de más decirte que soy bastante charleta y cuando me dan calce peor, va con mi perfil. Una pareja muy joven y dos mujeres edad media fueron mis interlocutores. Opinaron del Paseo recomendaron lugares y le conté de mi celular, pero lo más jugoso fue cuando dije:

-¿Vieron el despelote entre Cristina y Macri?-

-¿Qué despelote?-Me preguntaron.

Les conté

-Escúchame flaco, es un kilombo entre gente rica ¿A vos te invitaron al teatro o a la Rosada? ¿Por qué te calentas? Acaso ellos van a venir a pasear con nosotros .Te aseguro que ni pisan-Explicó con lógica categórica el masculino de la pareja. Las mujeres edad media asintieron con risas.

En ese momento estallaron los aplausos, Hebe de Bonafini, saludaba detrás de las vallas, acariciaba con afecto las manos que se le extendían y la gente coreaba:

“Madres de la plaza el pueblo las abraza”

Nudo en mi garganta. Pertenezco a una generación maldita y nací en una provincia igualmente maldita, decirte la lista de amigos muertos y desaparecidos seria largo.

Me impresiono Hebe, petisita, gordita, vestida con algo parecido a un jogging rojo, pañuelo blanco en la cabeza. Cara blanca lavada y surcada de arrugas con canas que se escapaban del pañuelo, era la antitesis de la mujer mediática, maquillada, soberbia y puteadora que tanto me había disgustado al verla por TV juzgando a periodistas. Por supuesto que es la misma persona o quizás el personaje.

Entramos.

Gente joven y madres en los mostradores un, clima de actividad y buena onda impresionantes. Folletería a montones información la que quisieras.Me fui acercando a un rincón donde exponían unos vitrales y esculturas de vidrio y hierro, el motivo excluyente era Evita. De una enorme rosa salía el conocido rostro y el rodete, muy feos para un admirador de Goya. Sin embargo las señoras edad media para arriba se acercaban, con devoción, tocaban con la yema de los dedos sus labios y los depositaban en las figuras. Respeto mucho respeto.

Finalmente llegué a una mesa con libros, reconozco que eso me puede, comencé a hojearlos ante la atenta mirada de un chico no mayor de 20:

-Preguntame lo que quieras-. Me sonrío.

A los pocos minutos anunciaron que eran las 22 y cerraban yo con un libro, escueto, sobrio que no me invitaba a nada.

Se acerco un señor y me pidió que me fuera, a mis espaldas escuche una voz:

-Dejalo, se ve que le gustan los libros-.

Me di vuelta, Hebe de Bonafini me miraba sonriendo. Tartamudee:

-Gracias Hebe-. (casi le digo señora)

Finalmente un tomo me llamó, mejor dicho los autores me impresionaron. Norman Briski y Tato Pavlovsky mis maestros en psicodrama en los 70.Gregorio Baremblit y Armando Bauleo mis hermanos mayores de esa época. Felipe Pigna y Eugenio Zaffaroni a quienes respeto. Un título”Un País 30 años”.

Mientras lo compraba, a escasos pasos Bonafini conversaba con una persona, ya quedaba muy poca gente. Sentí que la historia me miraba. Nunca más se daría otra oportunidad. Busque una lapicera, me acerque y pedí.

-¿Me lo firmas?-

“Con amor, Hebe” y me estampo un beso en la mejilla.

Salí boqueando.

Entre al pabellón de México imperdible.Un video maravilloso Chichén- Itzá, Uxmal, Tulum, los clavadistas de Acapulco, bailes de mascaras, las piñatas y sobre todo la vieja música de guitarras, arpas y laúdes, fueron una fiesta. Luego Republica Dominicana, y sobre todo Haití; una; habitación blanca, con mubles Luis XVI pintados de blanco y un escudo que decía “Liberté Egalité et Fraternité”

Salí e hice la cola para la carpa de Abuelas.

Lo mismo y yo el mismo charlatán que hablaba con pibes que parecían salidos de “Quebracho”.

-¿No te pareció una masa los chabones del rock?-Me preguntaron.

Omití el robo del celular y recibí una refinada información de lo que me había perdido. A mi vez: comenté.

-Que embole lo de la presidenta y Macri-

-No sabíamos que tenían este bardo .Dale contá-.

Expliqué.

-Ah por lo que decías yo entendí que Macri se le enhebró a la vieja, tanto se fichan que para mi hay onda entre ellos-.Comentó un mentón peludo.

-El Colon ¿es esa figurita nueva que hicieron?-Me preguntó un manojo de rastas.

Conté la histotoria del Colon.

-¿A quien mierda le importa una cosa tan vieja?-

Carcajada general, yo incluido.

Entramos, por suerte Estela Carloto no estaba, para una noche era suficiente. Clima de tristeza y silencio interrumpido por las preguntas de los candidatos a Quebracho.

-Vos sos un tipo grande ¿cómo dejaste que los hijos de puta de los milicos se afanaran tantos pibes? Avisa grandote, ¿no te da vergüenza?-.

La verdad que si pero no lo dije, tampoco se veía que querían una respuesta era así no mas.

Cerca de las 12 me fui al stand de Tucumán estaba cerrado pero al acercarme la Negra Sosa me estaba esperando sentada. Una figura de cera o de papel maché o del material que fuera enfrentaba otra fila de personas que esperaban sentarse al lado y sacarse una foto.

Empecé a caminar de vuelta.

Llegué a Avenida de Mayo, el Congreso iluminado me atrajo y me desvíe, pasé por el Tortoni

como tenia hambre entré, fui a hacer pis, me senté atrás, en una mesa que enfrentaba a las figuras de Borges, Gardel y Alfonsina Storni.

Hasta la 1 me quede leyendo de mi libro nuevo dos capítulos el de Pigna y Zaffaroni, verdaderas joyas de simplicidad testimonial.

Admiré el Congreso y tomando por Callao llegué a Charcas en busca de 152, no tenia plata para el taxi.Mucha pero mucha gente.

En la parada casi 20 personas esperando.

Detrás mío una voz.

-¿Papi, esto va para Belgrano?-El día que me digan nono me retiro.

-Si ¿adonde vas?-Contesté.

-Cabildo y José Hernández- .Respondió un típico habitante de mi barrio, rubio, fortachón, jeans negros, camisa blanca y campera de cuero.

-Si te lleva-.

-¿Vas para el mismo lado?-Inquirió.

-Una parada mas, me bajo en Sucre-.

-¿Vivís de Cabildo a la derecha o a la izquierda?-

Pregunta clave, lo correcto es vivir a la derecha. La izquierda no existe.

-Vivo de Cabildo a la derecha-,

-Genial, yo también.

Como diría Landrú, gente como uno.

En el tercer 152 pudimos subir.

Venia como yo del Paseo .El tema salió solo.

-Lo de la presidenta y el chongo de Macri según mi papá es una boludez argentina-. Campera de cuero afirmó.

Omití al papá y repuse.

-¿Vos qué pensas?

-Yo que sé, el miércoles rindo Historia me la llevé previa de 5 año. Me parece verdura podrida-.

-¿La Historia o el lío?

-El lío, pero hoy me escape porque quería escuchar el rock-.

Comenzamos a hablar de historia y la verdad que mi vecino tenia bastante idea. Mucho más del pasado que de la actualidad. Se bajó, yo continúe y llegué a casa.

Al dejar la cartera me acorde del celular, no me importó y si en cambio, que mi supuesta cultura se modificó bastante después de toda mi noche de festejo. Que la presidenta vaya o no al Colon es como el robo de mi celular.Una anécdota del Bicentenario.

Como siempre rumiaré antes de mandarte estas líneas, sabiendo que lo voy a hacer, quise registrarme en tu blog pero pensé que me matarías si es que esto llegara a entrar.

OK Rey entre tu idea de festejar el Bicentenario y todo lo que te conté algo tuviste que ver ¿o no?

Un abrazo para que lo uses como y cuando quieras.

Aníbal

Otra mirada sobre los festejos

Los dueños del 25 de Mayo

¿De quién es el Teatro Colón?

¿De quién es el Cabildo, la avenida 9 de Julio, el Congreso?

¿De quién es el festejo del 25 de Mayo?

Mauricio Macri y la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner se mueven como si el Colón y los festejos del 25 les pertenecieran.

Las dos actitudes revelan la cara más mezquina de la política.

Ni siquiera para esta fiesta la familia política está unida.

La especulación, el cálculo chiquito, las miserias han quedado expuestas como una señal del nuevo milenio.

La presidenta anunció que no iría a la reinauguración del gran teatro argentino por “la catarata de agravios que ha proferido (Macri) durante la última semana” y agregó: “disfrute usted tranquilo y sin presencias molestas la velada del 24 de mayo”.

El jefe del gobierno porteño lamentó la decisión y pidió dejar de lado las diferencias políticas pero no se hizo cargo de las chicanas que lanzó durante toda la semana y las alusiones al “consorte de la presidenta” al que responsabiliza de todos sus males.

En tanto, desde presidencia, se confirmó que ni el vice Julio Cobos, ni ninguno de los ex presidentes Argentinos formarán parte de los festejos.

Tampoco asisitirán los principales referentes de la oposición.

Coincidir en un acto, compartir una cena, un palco, una función de teatro, no obliga a nada. No compromete ni mimetiza. Al día siguiente se pueden volver a marcar las diferencias. Los proyectos distintos. Las propuestas confrontadas.

Pero no. Ellos creen que son los dueños de algo que sólo pertenece al pueblo argentino. Se creen dueños del 25 de Mayo y este festejo, más allá de quién salude con la mano en alto, le pertenece a cada uno de los cuarenta millones de ciudadanos chicos y grandes, hombres y mujeres, que cada día se levantan para darle pelea a la vida. Le pertenece a todos aquellos que con su esfuerzo y sacrificio hacen que la idea de Patria que lanzaron Mariano Moreno, Juan José Castelli y Manuel Belgrano tenga algún significado todavía.

El bicentenario nos encuentra más desunidos que nunca. Sin propuestas políticas a largo plazo, ni en el oficialismo ni en la oposición. Embarcados en una pelea coyuntural que nos impide ver lo realmente trascendente.

Juan Bautista Alberdi señaló que la diferencia entre un político y un estadista tenía que ver con la dimensión de sus proyectos. “Un político piensa en la próxima elección –dijo– un estadista en la próxima generación”.

Está claro que en Argentina nadie piensa en la próxima generación y casi todos en la próxima elección.

Los dueños del 25 de Mayo

Zoológico de poetas

Miércoles 19 de mayo de 2010 – 22 hs en “El Empujón del Diablo“, Ángel Carranza 1969 (entre Costa Rica y Nicaragua) Barrio de Palermo – Ciudad Autónoma de Buenos Aires – ARGENTINA

Entrada libre y gratuita – Micrófono abierto

Este miércoles:

JULIETA DESMARÁS, RODOLFO EDWARDS, REYNALDO SIETECASE, NATALIA BUKOWSKIANA + JULIO JOSE “MOCHI” LEITE, directamente desde Tierra del Fuego!

y la música de:

SANTIAGO ARAYA (una leyenda del Abasto, el alma mater musical de MALDITA GINEBRA).

Coordinación: Cony Banús, Ignacio Osorio.
Elenco estable: Chicho Decima, Nico Olmos, Valeria Counyo y Daniela Scagliola. Vendrá Flavio????
Apoyo Logístico: Martín Legorburu.
Asesoramiento Espiritual: Héctor Urruspuru.

http://www.elempujondeldiablo.com.ar/

Zoológico de poetas

Piu Avanti

No te des por vencido, ni aún vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y acomete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua, y no la implora…

Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza !

Hoy se cumple un nuevo aniversario del nacimiento del maestro, poeta y bibliotecario Pedro Bonifacio Palacios, más conocido como Almafuerte. Este texto es uno de los Siete sonetos medicinales que siguen funcionando como un fenomenal empujón anímico. Espero les sirva.

Piu Avanti