Una mujer imprescindible

Hay mujeres que luchan un día y son buenas; hay otras que luchan un año y son mejores; hay otras que luchan muchos años y son muy buenas. Pero están las que luchan toda la vida y esas son imprescindibles. (Brecht, sabría perdonar el cambio de genero)

Murió Mónica Carranza, Fundadora del Comedor Los Carasucias. Nació en la pobreza, vivió la injusticia y se sobrepuso para combatir contra esos dos flagelos que conocía muy bien. Nos dejó una luchadora, una mujer buena y valiente. Que su memoria nos ilumine en la búsqueda de un país más justo y solidario.

Una mujer imprescindible

Pinturas del negro Gómez

Raúl “el negro”  Gómez es un gran artista. Tengo la suerte de contar, entre mis amigos, con algunos creadores que merecen más y mejor difusión. Modestamente voy a empezar a difundirlos en este espacio. Hace unas semanas compré dos de sus pinturas, pertenecen a una serie que se llama “Los niños gato” y ya están en una de las paredes de mi casa. Con éstos ya cuento con cinco de sus obras. Un orgullo. En este video, el Negro habla de sus trabajos.  Espero lo disfruten.

Pinturas del negro Gómez

Alegría en medio de la pelea

Feliz Navidad! Que en sus corazones nazcan cosas bellas. Que sean felices. Que no les falten los abrazos. Que puedan encontrar alegría en medio de la pelea. Les dejo este video que me mandó la dulce y talentosa Mariela Asensio, que porta en su vientre a Rocco, que abrirá junto a todos los niños del mundo una nueva luz de en el 2010. Gracias por vuestra lectura y comentarios. Gracias por la paciencia y comprensión. Mi deseo para el blog es más debate sincero y sin agresiones. Más ideas y menos descalificaciones.

Alegría en medio de la pelea

Macri: ¿es o se hace?

Preguntas. ¿Es ingenuo o soberbio? ¿No tiene suficiente experiencia o es un autista político? ¿Es víctima del gobierno nacional o es un incapaz?

Maurico Macri llegó al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en nombre de la eficiencia y la calidad de gestión. Prometió obras (diez kilómetros de subte, entre otras), diez mil viviendas (sólo hizo un diez por ciento), más y mejor educación (se sucedieron los conflictos docentes), mejores espacios públicos y seguridad (recién esta semana se lanzó la policía metropolitana después del escándalo del espionaje).

Es el hombre que votaron los porteños. El empresario que venía a adecentar el Estado y mejorar la calidad de vida de los porteños. El “transformador” que hizo “milagros” en Boca Jrs.

La esperanza blanca de la derecha republicana hace agua. Su popularidad cayó en picada. Sus socios se alejan.  De Narváez y Solá ya anunciaron que competirán dentro del PJ. Sus compañeros lo cuestionan. Gaby Michetti fue a pedirle disculpas a Bergoglio por la mala jugada de Mauricio con el matrimonio gay. Sus últimos tropiezos son reveladores. Las designaciones del Fino Palacios y de Abel Posse lo definen tanto como las salidas forzadas de ambos funcionarios. Tal vez Macri sea todo eso junto: ingenuo, soberbio, inexperto, autistas, víctima y un incapaz.

Macri: ¿es o se hace?

Un poquito de vergüenza

valenzuela

Siento vergüenza ajena. Salvo honrosas excepciones (Pino Solanas, Ricardo Alfonsín y Rubén Giustiniani) la clase política Argentina ha mostrado un grado de sumisión y colonialismo intelectual alarmante. Un sector de la dirigencia opositora celebró las declaraciones de Arturo Valenzuela, demostrando hasta qué punto pueden relegar los intereses del país a sus necesidades políticas coyunturales.

El subsecretario para asuntos hemisféricos del gobierno de Estados Unidos después de alertar sobre la supuesta inseguridad jurídica que existe en el país dijo: “noto un cambio porque en 1996 había mucho entusiasmo e intención de invertir en la Argentina”. Los grandes medios, en las plumas de sus principales columnistas políticos, acompañaron la claque sin comprender que las declaraciones de Valenzuela no sólo afectan a los temporales inquilinos de la Casa Rosada sino a todos los argentinos.

En la década añorada por Valenzuela y los empresarios norteamericanos las inversiones que llegaron al país se destinaron, como bien lo señala Claudio Zlotnik en Crítica del viernes pasado (“La ilusión del uno a uno, la añoranza del señor Valenzuela“) sólo contribuyeron a la destrucción del modelo productivo y a la enajenación del patrimonio nacional.

Como bien señaló Ricardo Alfonsín: “Que nos vengan a decir que en el 96 había un clima de confianza y de prosperidad… Los argentinos sabemos que lo que ocurrió durante esos años: fue un saqueo de los activos nacionales”.

Para abrir el debate: va la apertura de Mañana es tarde, el programa que hacemos por Radio del Plata y la nota que hicimos con Pino Solanas.

[audio:ap-pino181209.mp3|titles=Ed + Pino Solanas]

Audio gentileza Radio Del Plata (para descargarlo, hacé click derecho, y elegí “Guardar destino como”)

Un poquito de vergüenza