Los riesgos de cambiar la hora

“El tiempo no viene como antes”. La frase le pertenece a García Márquez y como ocurre casi siempre en este continente de maravillas, necedades, injusticias y misterio, parece una definición de la realidad.

El sábado cambiaremos la hora otra vez. El fin es noble: ahorrar energía; la polémica inevitable. En otros países hay varios usos horarios y no pasa nada, pero aquí… Como me gusta encontrar la manera de reír y pensar, aquí va “Santa Bernardina”, un original texto de Leo Masliah, leído por él mismo.

Para ahorrar energía eléctrica, las autoridades de Santa Bernardina del Monte dispusieron que a la cero hora del día veinticinco los relojes se atrasaran una hora, pasando a marcar las veintitrés horas del día veinticuatro. De este modo la gente que tuviera que levantarse a la hora siete del día veinticinco no tendría que prender ninguna luz, ya que en realidad serían las ocho y el sol estaría ya en plena actividad.

Cuando llegó el momento -la cero hora del día veinticinco- la gente de Santa Bernardina del Monte, obediente como era, atrasó sus relojes una hora. Fueron entonces -o volvieron a ser- las veintitrés horas del día veinticuatro.

Una hora después, los relojes volvían a marcar la cero hora del día veinticinco. La gente de Santa Bernardina del Monte, obediente como era, atrasó sus relojes una hora. Volvieron a ser entonces las veintitrés horas del día veinticuatro. Una hora después, los relojes volvían a marcar la cero hora del día veinticinco.

-¿Qué hago, mamá? -preguntó un joven- ¿atraso el reloj?
-Por supuesto, hijo: debemos ser respetuosos de las disposiciones de la autoridad – contestó la madre.

Todos los habitantes de Santa Bernardina del Monte obraron en consecuencia con ese precepto. Pero una hora después los relojes volvían a marcar la cero hora del día veinticinco. Nuevamente los pacíficos habitantes de Santa Bernardina del Monte atrasaron sus relojes una hora. Se pusieron entonces a esperar el transcurso de los sesenta minutos que faltaban para volver a atrasar los relojes. Pero algunos tenían sueño y se fueron a dormir, no sin antes dejar turnos establecidos de tal modo que siempre hubiera alguien despierto a la hora de atrasar el reloj.

A la mañana siguiente seguían siendo las veintitrés horas del día veinticuatro. Una hora después era la cero hora del día veinticinco, e inmediatamente después volvían a ser las veintitrés del día veinticuatro. Faltaban nueve horas para que abrieran las oficinas y los comercios. Una hora después faltaban ocho, pero en menos tiempo del que tardaba un gallo en cantar -y efectivamente había muchos gallos haciéndolo- volvían a faltar nueve.

Los habitantes de Santa Bernardina del Monte, de mantenerse este estado de cosas, habrían muerto de inanición. Sin embargo muy otra fue la causa de su muerte.

Tres días después del cambio de hora, un funcionario del gobierno central que pasaba por el pueblo interpretó la actitud de los lugareños como huelga general por tiempo indeterminado, y dio parte de ello a sus superiores. Poco después, diez mil soldados entraron con helicópteros y tanques a Santa Bernardina, aniquilando a los insurrectos.

Los relojes del pueblo, entonces, quedaron divididos en dos categorías: los que averiados por las balas, estaban clavados en una hora entre las veintitrés y las veinticuatro, y los que seguían marchando libremente, pudiendo llegar hasta más allá de la cero hora sin que nadie los tomara por las agujas para atrasarlos. De todos modos algunas horas después ellos solitos volvían a marcar las veintitrés, como si sintieran nostalgia de sus disciplinados dueños, que en paz descansen.

[audio:leo-masliah-santa-bernardina.mp3|titles=Santa Bernardina|artists=Leo Masliah]

Santa Bernardina.mp3 (para descargar el audio, hace click derecho, y elegí “Guardar destino como”)

Anuncios
Los riesgos de cambiar la hora

11 comentarios en “Los riesgos de cambiar la hora

  1. adrian dijo:

    Que bueno volver a tener noticias de LEO. Recuerdo que en el 84, fuimos una noche a uno de los primeros pub que hubo en Córdoba que se llamaba la Nueva Trova en la calle Humberto Primo. Anunciaban a un uruguayo como “muy desopilante”. El hombre llegó acompañado de un bigote, unos lentes cuadraditos y un “organito”, tomó asiento y no paró de decir cosas inteligentes hasta pasadas las tres de la mañana….recuerdo que uno de los espectadores (bien cordobés el negro) le dijo: Che yorugua tené una ache al pedo al final del apellido e· igual que un cero a la izquierda…a lo que Leo respondió con una larga teoría oriental para morirse de risa.Como decimos en Córdoba ¡¡e· un picante, Masliah….

    Me gusta

  2. gustavo dijo:

    Reinaldo muy bueno lo de Masliah,’Flavius el cantor’ otro texto buenísimo.HOracio entre en tu blog,impresionante lo de Raúl Rizzo sobre las declaraciones de Roulet en Venado Tuerto.

    Me gusta

  3. dario dijo:

    perdón por el cuelgue pero tu chica Mangel enloqueció? en los dos últimos días hablo de mantenet a su nena en una soga bañar muñecas de porcelana y sandwiches de miga. me mato de risa pero menem esta en el banquillo de los acusados y no lo menciona.

    Me gusta

  4. FeDe dijo:

    Linda historia.

    No entiendo dónde está el debate de esto….

    Si las provincias no quieren cambiar la hora, que no lo hagan. Deberíamos tener un país federal no?

    Esta tontería demuestra lo centralistas que somos de hecho, y lo dependientes que son los corruptos caudillos de las provincias de la billetera del ejecutivo central, y que no defienden los intereses de la gente que los vota.

    Fede

    Me gusta

  5. Es perfecto,ésto demuestra lo que es el tiempo!! lo que o marca y lo que significa!!
    Tenemos dos países, ahora como se hace con el horario de protección al menor en las pcias que no estan en el horario de BA. Todo pasa por alla, como hacen loscables para las películas depues de las 22hs, hora este, y el este, que bolonqui!!
    besos.Soy directora de una radio de paraná, pero igual, soy infiel, y los escucho!!aunque la infielidad no exista!

    Me gusta

  6. JorgGuashington dijo:

    para ROBERTO GUEVARON: En cubainformacion.tv hay tres documentales que desenmascaran la manipulación de ese video hecho por productores de tv basura española. Se pueden bajar para comparar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s