Cobos presidente

–Yo votaría a Cobos.
–Pero ¿usted lo conoce?
–No, pero lo votaría por lo que hizo.
–¿A quien votó en las últimas elecciones?
–A Cristina.
Eso me dijo un taxista esta semana: “Yo lo votaría a Cobos” y agregó: “el tipo se la jugó y paró el quilombo con el campo”. Curioso, el tachero ya había votado por Cobos una vez pero ni se acordaba.

No hago ningún descubrimiento: Argentina es un país generoso. Generoso y frívolo. Generoso y leve. No es raro que la política nacional alterne episodios dramáticos con momentos de insoportable levedad. En apenas un par de días, un personaje ignoto puede devenir en ídolo popular. Basta recordar lo que pasó con Juan Carlos Blumberg a partir del brutal asesinato de su hijo. Claro que con la misma velocidad se puede emprender el camino inverso. De la cima a la nada, no hay nada de distancia decía mi abuela.

Con esa método de ascenso sin escalas, Cobos pasó de desconocido a héroe civil. Lo de “casi desconocido” no tiene ánimo de ofensa. Hace unos meses, la gente que trabaja junto a Eduardo Duhalde mandó a hacer una encuesta sobre dirigentes nacionales. Ante la consulta: ¿Quién es el vicepresidente?, el 45% de los convocados respondió: Daniel Scioli. Dicen que algo de eso le dijo el ex presidente a Cobos cuando hablaron por teléfono días antes de la votación clave en el Senado: “o seguís siendo un desconocido o empezás a existir”.

Todas estas consideraciones van más allá del voto del vicepresidente. Lo pidió él mismo: la historia lo juzgará. Mientras tanto se cansará de recibir elogios de unos y las diatribas de otros. Julio Cleto Cobos no da cabalmente el rol de Judas que le quiere imponer el oficialismo pero, a su vez, está lejos del maquillaje sanmartiniano que le regalaron en su Mendoza natal.

De pronto Cleto Cobos es un fenómeno. Hay un toro, el primero que llegó a la Exposición de la Sociedad Rural, que se llama Cleto. La mayoría de los Medios de Comunicación lo levantan hasta el cielo; liberales, conservadores y progres lo reivindican; los radicales, que lo expulsaron, ahora ven en él la gran esperanza de la reconstrucción; lo elogiaron Duhalde y Raúl Alfonsín. Por este diario nos enteramos que el apodo Cleto viene del griego y que quiere decir “ilustre y elegido para el combate”. Ni que su mamá hubiera sabido de las retenciones móviles y de los problemas que el nene le iba a ocasionar a su compañera de fórmula. Incluso nos recuerdan que existió un Papa llamado así: San Cleto.

¿No será mucho?

Aquellos que lo defenestran por traidor son los mismos que aplaudieron su llegada a la Concertación plural. Son los que quieren escapar de su propia inoperancia política. El Partido Justicialista no logró que sus propios legisladores avalaran un norma que venía mal parida y que ya se comió a dos ministros claves.

Ahora son legión –aunque siempre refugiados en el anonimato– los oficialistas que confiesan: “esto fue una locura, dilapidamos capital político por un simple aumento de impuestos” y agregan: “Lo que pasa es que a Néstor no se lo puede contradecir”. ¿Cómo? ¿No era éste el comienzo de la revolución social?

Y aquellos que endiosan a Cobos, en especial desde el llamado progresismo –que entre Luciano Miguens de un lado y Guillermo Moreno del otro, ya no se sabe dónde queda– deberían recordar que hace menos de un año Cleto plantó a sus correligionarios para subirse al tren santacruceño. Y lo hizo sin objeciones. Y eso que Néstor ya era Kirchner. Con lo bueno y lo malo. Con la nueva Corte Suprema de Justicia y con la política de Derechos Humanos pero también con los superpoderes, el manotazo al Indec y la modificación del Consejo de la Magistratura.

Entre el fuego cruzado, Cobos hizo la suya. Tuvo una buena idea para destrabar el conflicto: sugerir el parlamento como ámbito para discutir y generar consenso. Tal vez se extralimitó convocando a los gobernadores a discutir el tema, pero ya estaba lanzado. Era por entonces, el héroe accidental de esta historia. Cuando el gobierno que integra, desde octubre pasado, primero lo ignoró y luego lo maltrató públicamente, comenzó a jugar su propio partido.

Respondió al pedido de cientos de diputados, intendentes y concejales radicales del interior del país. Escuchó a su familia y a sus amigos –mal que le pese a muchos, un factor decisivo en la votación y sino que le pregunten a la mamá del senador Emilio Rached de Santiago del Estero– y se preparó para lo peor. Cuando todavía no sabía que lo peor podía ser lo mejor para él. Antes le pidió a San Expedito no tener que desempatar pero el santo de las causas urgentes estaba ocupado en otros menesteres de mayor importancia. Y, finalmente, le tocó la sortija que cambió su vida para siempre.

Ahora, después de su vuelta triunfal por Mendoza, le pidió una audiencia a la Presidenta de la Nación. De ese encuentro o mejor de su eventual realización, dependerá su continuidad en el gobierno.

Algo parece seguro: el taxista lo podrá volver a votar.

(Publicado en Crítica el 24/07/2008)

Anuncios
Cobos presidente

3 comentarios en “Cobos presidente

  1. marcelo dijo:

    Rey: por qué pensar en votar a Cobos es frívolo? Y cuando votaron a Cristina, no fue una frivolidad? Quién escuchó una opinión de la Sra. de Kirchner durante la campaña?Qué propuesta hizo? Eso no fue frivolidad acaso???

    Me gusta

  2. de eduardo rodriguez solana dijo:

    HE LEIDO TU ARTCIULO DE Critica QUE TERMINA” … EL HUMOR ES BUENO EN POLITICA”
    CON LA UTORIDAD DE HABER SIDO DISCIPULO DE DANTE PANZERI Y DE ENZO ARDIGO ME ATREVO A DECIRTE QUE TE HAS EQUIVOCADO EN GRANDE, EL HUMOR ES MALO EN POLITICA, PORQUE MIENTRAS ALGUNOS POLITICOS HACIAN HUMOR POR TELEVICION EN MAR DEL PLAGTA ACRIBILLABAN A BALAZASO A UN TAXIASTA Y ESE QUE ESTAB BUSCANDO VOTOS CON EL HUMOR DEBIA HABER ESTADO PROYECTANDO SU PROYECTO DE LEY DE SEGURIDAD.-+ HA…….. POR SI TU JUVENTUD NOTE PERMITE SABERLO DANTE PANZERI ERA EL DIRECTOR DEL GRAFICO CUANDO ERA LA UNICA REVISTA DEPORIVA Y ENZO ARDIGO FUE UNO DE LOS MEJORES COMENTARISTAS DE FUTBOL, DIRECTOR DE RIODALANDIA Y DIRECTOR DEL FESTIVAL DEL CINE EN 1959
    ESPERO QUE TU “INDEPENDECIA” PERIODISTA TE DE LA SUFICIENTE VALENTIA DE LEER ESTE MAIL EN TU PROGRAMA GIGANTE DEL DOMINGO
    DR. RODRIGUEZ SOLANA
    MAR DEL PLATA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s